Servir

“¿Qué deseas que haga por ti?”

Jesús demostró en cada cosa que hizo, cada acción que llevó a cabo, cada persona que encontró, cada conversación que tuvo, que Él nos tenía en mente. Si bien pudo haber exigido que los demás se inclinaran a servirle y suplir todas Sus necesidades, fue Él quien se arrodilló junto a los humildes, se acercó a los marginados, se sentó con los pecadores y lavó los pies de los demás.

Me encanta la pregunta que Jesús formula en Marcos 10. Aparece dos veces a pocos versículos de diferencia: «¿Qué deseas que haga por ti?» (Marcos 10:36.51). En ambas situaciones, alguien estaba pidiendo algo de Jesús, pero así como cada motivo era diferente, de la misma manera lo fue la respuesta de Jesús.

La primera vez que Jesús hizo esta pregunta, dos de Sus discípulos le estaban pidiendo que les concediera una posición de honor, autoridad, reconocimiento y poder. Pero Jesús sabía que el motivo de sus corazones era egoísta, una motivación tipo: “¿qué ventaja tengo en esto?”. Estaban buscando cómo la vida del reino podría beneficiarlos y Jesús se apresuró a llamarlos y corregirlos. Les recordó que hay una gran responsabilidad que viene con la autoridad: no ser exaltado, sino darlo todo.

La segunda vez que Jesús respondió a esta pregunta, fue a un hombre ciego que clamaba por misericordia y sanidad. Esta vez, en lugar de reprender la solicitud de ayuda del hombre, Jesús se detuvo, respondió con compasión y sanó al hombre, liberándolo de una vida de oscuridad literal. Jesús reveló que Su corazón siempre está inclinado a responder a nuestros gritos de ayuda y para traer restauración y sanidad. Jesús se acerca a nosotras cuando a Él clamamos.

Me pregunto si llegamos a escuchar a Jesús haciendo esta pregunta porque Él quiere que sepamos que siempre podemos acudir a Él con nuestras peticiones, nuestras necesidades, nuestras preocupaciones. Su postura hacia nosotras es la de un siervo que se inclina para escuchar, no la de un gobernante que lucha por ejercer control y dominio sin ninguna preocupación o deseo de conectarse con nosotras. Él tiene el mejor interés en el corazón cuando pregunta: “¿Qué deseas que haga por ti?”

A veces presentamos nuestras peticiones ante Dios y se alinean con Su voluntad, Su corazón y Su Palabra, y sabemos que Él se deleita en ver una fe audaz en acción. Pero cuando pedimos motivadas por nuestro egoísmo, o incluso cuando no somos conscientes de las implicaciones de lo que hemos pedido, Él nos recuerda que hay una manera diferente, una mejor manera de vivir. Dios quiere que vengamos como somos, ya sea que lo hagamos bien o necesitemos ayuda, corrección, rescate o sanidad. Él se encuentra con nosotras donde sea que estemos en el camino de la fe, pero nos ama demasiado para dejarnos como somos.

Marcos 10:45 dice: «Porque ni aun el Hijo del Hombre vino para ser servido, sino para servir, y para dar Su vida en rescate por muchos».

Aunque pudo haberlo hecho, Jesús no vino a exigir ni a controlar. Se humilló y adoptó la postura de un siervo en cada interacción que tuvo con los demás. Todo lo que Jesús hace por nosotras es motivado por el amor y la gracia para elevarnos a la vida verdadera. Incluso hasta el punto de morir en la cruz, de dar Su vida en rescate por nuestra salvación. Jesús siempre se está entregando a nosotras. Y quiere enseñarnos a seguir su ejemplo.

La maravillosa verdad es que, antes de que pudiéramos siquiera pensar o saber qué decir si Jesús nos preguntara: “¿Qué deseas que haga por ti?”, Él entregó Su vida para que pudiéramos tener vida eterna, libertad, sanidad, restauración, esperanza, perdón y una revelación de Su amor. Antes de que supiéramos que lo necesitábamos, Jesús dio Su vida por nosotras. El más grande de todos, el más grande Siervo de todos … Nuestro Señor y Salvador, Jesucristo.

Andrea

Andrea Howey es una artista de letras a mano en Dallas, Texas. Ella comenzó a escribir a mano las Escrituras y las palabras de aliento durante una temporada de pérdida y Dios comenzó a usarlo como un medio para ministrar aliento a las personas de todo el mundo a través de las redes sociales. Hoy en día, continúa creando palabras y artículos escritos a mano para su negocio, así como trabajos de freelance para ministerios, autores y otros proyectos, todo con el objetivo de alentar a las personas de corazón, fortalecer a las personas en la fe y, sobre todo, llevar a las personas a Jesús. Puedes ver sus hermosos diseños en andreahowey.com y conectarte con ella en Instagram.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .