Nunca más una extraña.

Al menos una vez por semana, un pequeño con el ceño fruncido me mira a los ojos y me dice: “tú no eres mi mejor amiga”. Al hombrecito no le gusta cuando no se sale con la suya, y comunica su disgusto en voz alta. Yo siempre me inclino y le estampo un besote húmedo en la frente y le hago saber: “tú siempre serás mi mejor amigo”. El amor de la abuela por su pequeñín no flaquea. El mensaje que quiero dejarle es que al margen de que sea obediente u obstinadamente rebelde, tendrá siempre mi protección y la provisión de lo que necesite.

Cuando leo los evangelios y veo a Jesús parado frente a Pilato, sé que todo Su ser se centró en el gozo puesto delante de Él (Hebreos 12: 2). Mi Salvador ignoró la vergüenza y no respondió a Sus acusadores, para rescatar a una pecadora como yo.

Jesús me amó cuando estaba obstinadamente atascada en el pecado.

Siervo sufriente que soportó los azotes para hacerme libre.

Humildemente cargó la cruz para rescatarme del mismo infierno.

Jesús persistió en reclamarme como de Su propiedad.

Una vez fui una extraña y enemiga de Dios cuyo destino era el infierno, pero la sangre de Cristo derribó todas las barreras del pecado y la vergüenza, y me regresó a la armonía. Mi mejor amigo murió en mi lugar en una cruenta cruz.

¡Qué clase de amor!

La salvación es completa y gratuita para todo aquel que reciba a Jesús y sea reconciliado. Lamentablemente, Judas nunca se arrepintió. Sí lamentó la consecuencia, pero nunca rindió por completo su voluntad al Salvador.

Cuando insistimos en deambular, siempre terminamos sin tener nada en nuestras codiciosas manos. Cristo anhela quitar nuestra vergüenza y cubrirnos con Su gracia. Él quiere coronarnos con Su compasión y cubrirnos con Su justicia (Salmo 103: 4; 2 Corintios 5:21)

Ya no eres una extraña. Has sido abrazada por el amor incondicional de un Amigo y Salvador que nunca te dejará ir.

Recuérdate hoy esta verdad: “Debido a Jesús, he sido acercada y presentada como santa, sin mancha y libre de culpa”.

Detente y lee esa última oración una vez más lentamente y en voz alta. No eres la mujer que una vez fuiste. Tu Redentor te ha reconciliado y restaurado por completo.

¿Cuál debería ser nuestra respuesta a Su generoso amor? Colosenses 1 nos proporciona una hoja de ruta:

  • Podemos consagrar nuestros corazones por entero a Él. Pablo nos anima a “permanecer fundadas y firmes en la fe.”
  • Podemos conformar nuestras mentes a Su voluntad y obedecer Su Palabra. En lugar de buscar complacer nuestra carne, debemos decidir no movernos de la esperanza del evangelio que hemos oído.
  • Podemos servir abnegadamente como embajadoras de Su reconciliación en este mundo saturado de pecado. Cada día nos topamos con personas que todavía están tristemente alejadas de Dios, y nuestro trabajo, como humildes siervas de Dios, es compartirles la esperanza del evangelio.  

Jesús es tu mejor amigo. Persevera en compartir las Buenas Nuevas de que Él es el Salvador que vino a rescatarnos de nuestro pecado. Solo Él provee lo que necesitamos y nos protege del enemigo que busca destruirnos. Él siempre acogerá a aquellos que se apartan del pecado y dicen: “Jesús, creo en Ti.”

¿Quién necesita esta semana que te inclines y le digas: “Jesús te ama”? Míralo a los ojos, sonríele y hazle saber que Su amor incondicional nunca deja extraviado y con las manos vacías a quien pone su fe en Él.

_____________________________________

Lyli Dunbar Es escritora, oradora y mentora en el ministerio, su misión es animar a quien necesita recargar energía y encender su fe. Disfruta el cantar en el auto con su esposo, profundizar en los estudios Bíblicos y leer hasta doce libros al tiempo. Si lees en ingles puedes visitarla en lylidunbar.com o conectarse con ella por medio de  FacebookInstagram, o Pinterest.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.