Redención, no perfección

Kintsugi. No lo supe hasta hace poco, pero es la tradición japonesa de reparar la cerámica rota usando oro líquido, plata o platino. Los metales preciosos siempre delatan donde hubo grietas previas, sin embargo, su presencia crea integridad y añade valor a lo que de otra manera serían escombros.

He pensado acerca del simbolismo de esto una y otra vez, y es hermoso.

Isaías 64:8   dice “Ahora pues, Jehová, tú eres nuestro padre; nosotros barro, y tú el que nos formaste; así que obra de tus manos somos todos nosotros.”

Somos hechas por Dios, a Su imagen. Pero somos humanas, por lo que tenemos imperfecciones y quiebres. Al ser un vaso roto, sentimos pena por las piezas perdidas, dolor por los bordes afilados, vanidad por nuestro cambio de look, y orgullo por nuestra supuesta autoestima.

Lo bello es que Dios nos encuentra en nuestro quebrantamiento. Nuestro quebrantamiento y nuestras cicatrices son parte de nuestra humanidad; no nos hacen inútiles o feas para Él.

La gracia de Dios es el oro, vertido libremente sobre nosotras por el sacrificio de Jesús. Él nos dio valor, nos dio importancia. Y nuestras vidas restauradas  testificarán al mundo, si nos atrevemos a enseñar nuestras cicatrices o compartir nuestras historias.

Entonces, mientras vemos en Isaías 66:2 hoy: “Mi mano hizo todas estas cosas, y así todas estas cosas fueron, dice Jehová; pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra”, recordemos algunas cosas.

Somos incapaces de obtener, ganar, comprar o merecer la atención de Dios, y mucho menos Su amor y Su devoción. Y sin embargo, Él dice que somos suficientes. Él recoge nuestros pedazos y nos restaura a una vida nueva.

No tenemos razón alguna ni excusas para ser orgullosas. Dejemos que nuestras palabras, nuestras oraciones y nuestras vidas reflejen Su bondad y nuestra dependencia en Su gracia. Él merece el crédito de nuestras bocas y la reverencia de nuestros corazones.

La historia de la Cristiandad nunca ha sido una historia de perfección, sino de redención. A Dios sea la gloria

________________________

Estamos super emocionadas de compartir contigo este estudio con ustedes de Bienaventuranzas.

Sabías que al comprar alguno de los devocionales en inglés, nos ayudas a:

1. Crear más Estudios Bíblicos.
2. Nos permites dar de manera generosamente y a compartir la Palabra de DIos alrededor del mundo equipando pequeñas iglesias y ministerios que no pueden acceder a materiales de calidad en sus idiomas.

GRACIAS por tu soporte! JUNTAS estamos cambiando el mundo.. un estudio Bíblico a la vez, una traducción a la vez, una mujer a la vez!

si conoces a alguien quien pueda estari nteresada en obtener una copia en ingles sigue este enlace.!

¿Quieres ser parte de un grupo de estudio? sigue este enlace :

https://www.facebook.com/AmaaDiosLGGespanol/

____________________________________________

Conoce también nuestra tienda de productos hermosos para regalar en estas navidades y así apoyas al ministerio en espanol:

( por ahora solo en México, USA y algunos lugares de Centroamérica) ( debido a los costos de envío
Nuestra encargada es Wendy Martínez comunicate con ella visítando este enlace

https://www.etsy.com/listing/745404681/kit-adg

Disponibles:
Cuaderno de notas
Bolsa para Biblia
Taza para el café

One Reply to “Redención, no perfección”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.