El secreto del éxito

Con la muerte de Moisés, sobre Josué recaía gran responsabilidad. La presión de guiar a los israelitas a la Tierra Prometida era suficiente como para mantenerlo despierto por las noches. Aunque la nación era considerada pequeña, Josué se encontraba a cargo de guiar a dos millones de personas a territorio desconocido.

Podemos aprender mucho de esta historia emocionante que encontramos en el libro de Josué.

Aunque no estemos al frente de dos millones de personas, muchas de nosotras hemos sido llamadas a terrenos que requieren valentía y fortaleza.

Quizás seas una mamá primeriza y sientas que no estás equipada para criar al bebé que está en tus brazos.

Quizás tengas la responsabilidad de guiar un equipo en tu nuevo trabajo y no sepas por dónde empezar.

Quizás seas madre soltera y tengas que guiar a tu familia adelante en medio de un futuro incierto.

Quizás has recibido noticias devastadoras y no sabes cómo continuar.

Es interesante que lo primero que Dios le dice a Josué después de anunciar la muerte de Moisés es que “se mueva”.

Josué 1:1-2

Aconteció después de la muerte de Moisés siervo de Jehová, que Jehová habló a Josué hijo de Nun, servidor de Moisés, diciendo: Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel.

Dios va directamente al punto: “Moisés está muerto, te he puesto a cargo…haz que el pueblo siga avanzando”.

Al igual que Josué, Dios tiene una misión y un propósito para cada una de nosotras y está listo para que nosotras sigamos avanzando.

Así que, muchas de nosotras, incluyéndome a mí, pasamos mucho tiempo en el desierto de la incredulidad y el miedo. No creemos la promesa de que Dios siempre está con nosotras.

Nos congelamos en los desiertos de vergüenza, arrepentimiento y falta de perdón y parece que no podemos seguir adelante sin importar con cuánta fuerza lo deseemos.

Lo que me encanta del pasaje de hoy son los recordatorios constantes de que:

  1. Dios está siempre con nosotros
  2. Podemos escoger ser valientes

Sé que es difícil abandonar lo que sabemos, aunque sea algo malo para nosotros y adentrarnos en la tierra de lo desconocido. Lo entiendo. A mí también me pasa.

Pero debemos.

Debemos dejar atrás lo viejo y aceptar nuevos territorios, nuevas oportunidades…y nuevas tierras a las que Dios nos esté llamando a viajar.

Debemos escoger la fe por encima del miedo – la obediencia sobre la complacencia.

Los nuevos territorios y horizontes a los que Dios nos está llamando a cada una de nosotras implican escoger Sus caminos, Su dirección. Requerirá de coraje confiar en Dios y tendremos que ser valientes cuando querarnos escondernos.

Y en esos momentos, cuando nuestros corazones se sientan débiles y nuestros miedos comiencen a levantarse en nuestro interior, es cuando necesitamos recordar la promesa de Dios…Él está siempre con nosotras.

SIEMPRE.

Allí donde Dios te llame, nunca olvides que Él te guiará…si tú se lo permites.

Así que, ¿qué hizo que Josué siguiera al Señor? ¿Cuál era el secreto del éxito al guiar a estos dos millones de personas a la tierra prometida?

Encontramos el secreto de Josué en el versículo 1 del capítulo 8

Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

El secreto es conocer la Palabra de Dios y ser hacedores de ella. Estar en Su Palabra, permitir que llene nuestra mente y hacer lo que la Biblia dice, es el secreto del éxito de Josué.

  • Escoger ser valiente a pesar de lo que nuestros ojos vean
  • Escoger ser vaiente aunque seamos minoría
  • Escoger amar como Dios ama
  • Escoger valorar lo que Dios valora
  • Y permitir que la Palabra de Dios impacte cada área de nuestras vidas.

Eso es el verdadero éxito a los ojos de Dios.

Es el tiempo de que nos levantemos. Necesitamos ser la iglesia que Dios nos está llamando a ser. Necesitamos ser fuertes y valientes y estar dispuestas a ir a la oscuridad. Después de todo, somos luz y deberíamos brillar para nuestro Señor. No deberíamos esconder nuestra luz, sino dejarla brillar en nuestros barrios, escuelas, lugares de trabajo e incluso en nuestras iglesias.

Debemos ser portadores de luz a un mundo que necesita desesperadamente ver a Jsús en nosotras.

Debemos ser mujeres que lleven la Palabra de Dios hasta lo último de la tierra y en nuestro propio barrio.

Como Josué, cuando vivimos de manera valiente y permitimos que la Palabra de Dios influencie cada aspecto de nuestras vidas, es cuando encontramos el verdadero éxito, no el éxito que da el mundo.

Es el momento, queridas hermanas, de seguir hacia delante en este territorio que Dios ha preparado para nosotras. Aferrémonos a la Palabra de Dios y meditemos en ella día y noche sin someternos a la presión de nuestras sociedades.

Un paso a la vez con Dios guiándonos.

Angela

¡Ama a Dios Grandemente!

Desafío semana 1: ¿De qué manera puedes ser fuerte y valiente a la hora de ser una luz en tu mundo? ¿Qué pasos necesitas tomar hoy?

Plan de Lectura semana 1

Versículo para memorizar semana 1

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.