La misericordia infinita De Dios

s3d3

S03-D03

Termina la primera semana de escuela tras las vacaciones. Todo el mundo está cansado. Todo el mundo esta molesto. Y he tenido una de esas tardes con mis hijos en las que mi paciencia es escasa. Estoy cansada de decirles que no peleen, que vayan a recoger sus juguetes y a buscar sus zapatos. Pero, esa tarde, al escucharme decir “¿Cuántas veces les he dicho…?” reaccioné.

Me recordó mis propios fallos en lugar de recordarme el de mis hijos. Hay veces en las que mi terquedad me hace ignorar a Dios. Hay veces en las que estoy tan ocupada en mis propias cosas. Hay veces en las que lo único que hago es quejarme. Él me ve como una niña – no solo porque soy Su hija, sino porque a menudo me comporto como una niña por mi inmadurez espiritual.

¿La diferencia? Yo termino perdiendo mi paciencia y mi temple, pero la misericordia y la gracia de Dios son para siempre. Como hijos amados a través de Jesucristo, la paciencia de Dios nunca se agota. No se rinde.

Y siempre tenemos la oportunidad de arrepentirnos. El arrepentimiento es un poco como  el amor. No es una simple palabra; es una acción. Puedes arrepentirte sin decir una palabra – con un corazón que genuinamente trata de buscar la voluntad de Dios, siendo conscientes y honestos sobre nuestros límites terrenales. Pero solamente decir las palabras es inútil sin un cambio genuino de corazón. Los versículos de hoy (Jonás 3:7-8) nos muestras cómo alejarse de la voluntad de Dios, arrepentirse de manera superficial, y la muestra de la misericordia de Dios – tanto para Jonás como para los ninivitas.

Batallaremos continuamente con nuestra carne y nuestra humanidad de este lado del cielo. Quiero que mi pecado sea limpiado, no cubierto. Podemos cerrar nuestros ojos como los niños y fingir que nuestro pecado no es real. O podemos admitirlo y aprender de él, permitiendo que Dios nos refine. Proverbios 28:13 dice que “el que encubre su pecado no prosperará, pero el que confiesa y se aparta alcanzará misericordia.”

Como creyentes, somos personas escogidas. Nunca seremos perfectas, pero Dios no nos abandonará. Su gracia y misericordia son eternas, así que vivamos con arrepentimiento genuino para que el mundo lo pueda ver.

 

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Sonia tejeda dice:

    Jonas. Dios tuvo misericordia de el

  2. Cristy Bermúdez dice:

    Amén, gracias a DIOS por sus vidas bellas princesas de DIOS, y por compartir SU bella palabra, DIOS las guarde en todo tiempo ❤️

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .