Desecha la basura, atesora la verdad

W6D5

WK 06-05

Hace unos años, iba por una carretera muy familiar en mi ciudad y la luz amarilla del semáforo cambió antes de lo que me esperaba. Mi mente se debatió entre sí debería detenerme o adelantarme. Pensé que tendría el tiempo suficiente para cruzar esa la línea que separa la intersección antes de que el semáforo cambiara a rojo. Recordé que en la escuela de conducción cuando tenía 15 años me decían que, si las llantas delanteras estaban tocando la línea de cruce antes de que cambiara la luz roja, no estaría infringiendo con una luz roja.

Noté cómo los autos de la otra dirección se habían detenido y pensé que no tendría ningún accidente, ya que no estaban cerca de mí. Tenía tiempo suficiente. Además, no me importó que un carro de la policía estuviera en el mismo lugar que los otros autos. Si me hubiese pasado la luz, lo único necesario era que él diera la vuelta y me hiciera detener. Tenía tiempo fue lo que pensé.

Para hacerlo más convincente, mire a mi compañera de auto y esta me dijo, “No pares, vas a estar bien.” Mis llantas delanteras cruzaron la línea y fue algo intenso al otro lado cuando la luz cambió a rojo. QUÉ DESCANSO…

 

Soy una seguidora de leyes y estaba contenta de que no hubiera roto ninguna ley en la carretera. Toda esa palabrería y miles de pensamientos en mi cabeza ocurrieron en muy pocos segundos.

 

Pero dos segundos después de que la luz cambiara, pude observar las luces intermitentes por mi espejo retrovisor. El oficial me detuvo y me dejo una multa por cruzar la luz en rojo.

“Pero, oficial,” le dije, “Yo no me he pasado la luz en rojo.”

Él me miró fijamente

“Mis llantas delanteras estaban en la línea de cruce antes de que pasara a rojo.”

Él, ni siquiera parpadeó.

“Mi amiga lo ha visto también.”

“Que tenga un buen día, señora.” Me contestó.

 

Seis meses después en la corte (porque decidí disputar esa multa), estuve viendo algunos detalles en el caso que pensé podrían ayudarme. Me paré en el estrado, hablé con mucha calma y estuve sonriendo en mi interior, “Finalmente, este oficial se dará cuenta de que no puede tergiversar lo sucedido y pensar que se puede salir con lo suya.”

 

Antes de que me pidieran bajar del estrado, el juez leyó sus notas, “Le quiero preguntar algo antes de que vuelva a su asiento.”

 

“Si, ¿dígame Señor?”

 

“Al comienzo,” él se sonrió, “Usted aseguró que sus llantas estaban sobre la línea.”

 

Tome un respiro, “Sí.”

 

“¿Qué tan segura esta de eso?”

 

“Bastante, es más, creo que casi segura.”

 

El dejó sus arrugados nudillos descansar sobre su mentón.

 

Mi mente no paraba de imaginar y volar en ese espacio de preguntas– ¿Lo recordaba realmente?

 

“Jovencita, no puedo determinar algo a favor de alguien que piensa que está bastante o casi segura de algo.”

 

Y allí se terminó. Me encontraron culpable de pasarme la luz en rojo, tuve que pagar la multa, ir a clases de manejo restrictivo, y ese oficial se salió con la suya. El me acusó y ganó.

 

 

Amigas, el mundo nos va a acusar de muchas cosas. Tu jefe te puede decir que estás equivocada, tu amiga pueda sugerirte que no eres tan importante y quizás en tu propia mente te estás tratando de convencer de que nunca haces lo suficiente.

 

Pero Dios dice que eres más que suficiente con Él.

 

Dios dice que eres …

 

PERDONADA Romanos 3:24

NUEVA CRIATURA 2 Corintios 5:17

PRECIOSA  1 Corintios 6:20

AMADA   Efesios 1:4

LIBRE Romanos 8:1-2

SANTA Hebreos 10:10

VALIOSA   Efesios 2:10

VICTORIOSA   Juan 16:33

 

Si queremos estar llenas de la verdad, debemos hacer espacio en nuestras mentes para ello. Mujeres, vamos a desechar la basura y a atesorar la verdad.

 

por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.” Filipenses 4:8

 

Cuando tus pensamientos empiecen a divagar y te sientas insegura, es cuando debes tirar la basura. SI no es verdadero, noble, honesto, puro, amable, admirable o excelente o digno de alabanza, entonces debes desecharlo. No pienses en eso. Remuévelo. Toma la verdad y piensa en eso mejor.

Cuando tu mente está vacilando en medio del espacio, puedes estar segura de algo verdadero- La Palabra de Dios es para ti. Vamos a atesorar la Verdad sobre las mentiras en todas las áreas de nuestras vidas.

 

 

Todo para Su Gloria,

 

 

Amanda

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.