Semana 1 – Jueves

 

El propósito principal de la Biblia es presentarnos a Jesús. Dios hablando a la humanidad, mostrándonos nuestra condición caída y presentándonos al Único capaz de salvarnos, de rescatarnos de nuestra penosa y terrible oscuridad. Creo que eso es lo que está hablando Pedro en estos versículos. Él, como cualquier judío de la época, conocía muy bien las Escrituras. Desde niños ellos eran instruidos en la ley y los profetas, lo que hoy llamamos el Antiguo Testamento. Esperaban al Mesías, la promesa de Dios que enviaría a Su Ungido, a Su Escogido, a rescatar a Su pueblo de la miseria en que vivían.

Pedro era un testigo fiel del cumplimiento de esa promesa. Él había sido uno de los testigos de la transfiguración de Jesús en el Monte Santo. Él había escuchado la potente voz de Dios Padre, que confirmaba que el Hombre que estaba caminando con ellos era el Amado Hijo de Dios, el Mesías, el Enviado.

En medio de tanta oscuridad, la Biblia es una lámpara que alumbra y permite ver a Cristo. No por la inteligencia o comprensión del lector, sino porque en la misericordiosa voluntad de Dios, Él se revela a nuestro corazón a través de Su Palabra.

Esta semana estamos meditando en uno de los nombres más hermosos de nuestro Señor: la Estrella Resplandeciente de la Mañana.  Él mismo así se nombra en Ap.22:16, y es así como Zacarías (el padre de Juan el Bautista) lo describe en Lucas 1:78.

¿No te ha pasado que a raíz de un problema te desvelas y no puedes dormir? En la oscuridad de la noche, ese problema se ve gigante y temible, acechando y oprimiendo el alma. Pero cuando va despuntando el alba y la luz comienza a iluminar la tierra, la preocupación va disminuyendo y la esperanza que trae el nuevo día nos hace entrar en razón. ¿Te ha pasado? ¡Qué gloriosa imagen de lo que Cristo hizo en nuestros corazones! Mi corazón estaba inmerso en la más profunda y oscura noche, lleno de pecado y sin esperanza. Pero Dios, en Su infinita misericordia envió a Jesús, la Estrella Resplandeciente de la Mañana, a iluminar mi corazón. Él literalmente me rescató de las tinieblas y me llevó a Su luz admirable.

¡Bendito seas Señor! Gracias por ser esa Estrella Resplandeciente que vino a alumbrar la oscuridad y rescatarnos de las tinieblas en que nos encontrábamos.

 

De una pecadora perdonada

Natalia Gómez

Anuncios

2 Replies to “Semana 1 – Jueves”

  1. Comparto contigo esa gratitud eterna a nuestro Salvador, porque si EL no me hubiera rescatado del pozo profundo en que me encontraba, me habria perdido para siempre. A El sea toda la Gloria x siempre!!

  2. Gracias por estar compartiendo con nosotros 🎄❄️⛄️ Les saludo desde California bendiciones a todo el equipo que hace posible estos de opcionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s