Semana 1 – martes

 

Esta es una profecía que se refiere a nuestro Señor Jesucristo, la estrella que sale de Jacob, el Salvador que nacerá en Belén, para traer la luz de Dios a un mundo que está en tinieblas.

La estrella hace referencia a la primera venida del Señor y el cetro a Su segunda venida como Rey de reyes.

En Mateo 2, los magos dicen que vinieron de oriente guiados por “Su estrella” para adorar a nuestro Señor. Balaam fue usado por el Espíritu Santo para profetizar que el Salvador vendría y los magos tomaron ese conocimiento del nacimiento del Rey y lo siguieron. Estos magos y la adoración que ofrecieron al Señor nos representan a todos los gentiles, toda rodilla se doblará ante el Señor y especialmente los que lo confesamos como Señor y Salvador.

La profecía de Balaam representa el corazón, el anhelo de todas las personas: “lo veré, mas no ahora, lo miraré, mas no de cerca”. Al predicar el evangelio, recordemos que Dios usó a un gentil de un pueblo hostil a Su pueblo escogido, para dejar una profecía que siglos después sirvió de guía para la adoración de los magos y el reconocimiento de ese bebé en Belén como el futuro Rey de Israel.

Anhelamos Su venida como Rey para hacer nuevas todas las cosas y mientras esperamos, recordemos esta Navidad que la “estrella resplandeciente de la mañana” se hizo hombre para redimirnos de nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad. Abriendo para nosotros las puertas del cielo. Proclamemos sin temor y a toda voz que “LA NAVIDAD ES CRISTO”.

Amado Padre Celestial, gracias por todas las señales de Tu soberanía y poder que has dejado en Tu Palabra, para mostrarnos que Tu plan perfecto está en marcha desde el inicio de los tiempos y que nada puede suceder que lo cambie o lo evite. Gracias porque tengo en Tu Palabra la certeza de Tu amor y fidelidad. Misericordia y gracia cada día sobre mi vida y que está dispuesta para ésta creación tuya, rebelde y perversa, que tanto te necesita pero que tanto te rechaza. Úsame como instrumento Tuyo en ésta época especial. Lléname con Tu Santo Espíritu para proclamar la venida de Tu Hijo al mundo como señal de Tu amor y como nuevo pacto en Tu gracia para nuestro perdón y salvación. En el nombre de mi Señor y Salvador Jesucristo. Amén.

Viviendo para Él

Joanna Pérez de Merino

Anuncios

2 Replies to “Semana 1 – martes”

  1. Amén, que alegría es ver la soberanía de Dios, trae esa confianza a mi vida confirmar que todo lo que esta escrito se cumple, en el tiempo y la voluntad de nuestro Padre celestial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s