Cuando el Temor se apodera de Nuestros Corazones

s3d1

 

Qué maravilloso y misericordioso es nuestro Dios. En Su Palabra Él nos muestra diversos testimonios de Su fidelidad para con nosotros. Leemos sobre la vida de David y vemos la diferencia entre vivir para Dios y vivir para nosotros mismos… y las consecuencias que esto acarrea.

En la primera parte de la historia de David, las cosas iban muy bien. Está claro que él no fue el favorito de su padre, y sus hermanos no le trataban muy bien que digamos. Pero David sabía que Dios lo había escogido y podía descansar en la promesa de que Dios estaba con él. Parecía que todo lo que hiciera tenia éxito- tanto así que hizo que el rey Saúl se pusiera muy celoso. Tan celoso, que Saúl quería matar a David.

Y fue allí cuando  David permitió que el temor determinara sus acciones en vez de poner su fe en Dios.

Esta semana veremos la fragilidad de David, su parte humana, y los efectos que trajeron ese temor que le inundó. No culpo a David por tener miedo. Puedo decir que en ocasiones he permitido que el temor se apodere de mí por situaciones menos difíciles. Pero hay algo muy claro: el temor no viene de Dios (2 Timoteo 1:7). Así que cuando el temor llegó al corazón de David, fue por que el quitó sus ojos del Rey de reyes- ese mismo que lo había equipado para matar a un león, un oso o un gigante- y lo hizo correr.

David literalmente corrió por su vida.

A pesar de que Dios había trabajado en él de manera poderosa muchas veces, vemos como David comenzó a quitar sus ojos de Dios y comenzó a hacer las cosas con sus fuerzas.

Tristemente vemos cómo David se acercaba a todo el mundo menos a Dios.

Y así como David, yo lo he hecho también muchas veces en mi vida.

Primero, David pierde su trabajo. El era este soldado maravilloso en el ejército de Saúl. Una posición que perdió en el momento en el que el Rey Saúl trató de matarle (1 Samuel 19:10).

Luego, David huyo para salvar su vida. David fue a buscar a su esposa. ¿Quién no correría a buscar refugio en su esposo? Pero allí Mical le dice que no es seguro para él estar ahí (1 Samuel 19:11-12).

Pérdida de trabajo. Pérdida de las comodidades de su hogar, y pérdida de su ser amado…todo porque un rey loco estaba celoso de cómo Dios le había estado bendiciendo.

David corre hacia Samuel (1 Samuel19:18), aquel que Dios había usado para ungir a David y anunciar su reinado. Pero en ese momento esa bendición se estaba viendo como una maldición- una maldición que le traería dolor y tristeza a su vida.

Entonces David va a su mejor amigo, Jonatán, pero se da cuenta de que debe dejar esa amistad por el momento (1 Samuel 20:42).

Y uno a uno, las personas a las que David se acercaba para obtener consuelo se desvanecían.

Y es así como llegamos a el versículo de hoy. David está desesperado. Siente que no tiene a nadie a quien acudir, así que entra en la tierra de sus enemigos. Suena loco ¿verdad? El había matado a miles y al gigante Goliat que ellos tanto amaban, Y ahora va a buscar refugio y protección contra el Rey Saúl allí.

Y me pregunto, ¿cuántas de nosotras hemos hecho lo mismo?

Aquellas relaciones o adicciones que una vez tuvimos la fortaleza de dejar, y nos encontramos de repente corriendo hacia ellas en esos momentos de debilidad.

Aquí vemos a David, nuestro héroe, actuando como un demente: todo descompuesto y temiendo por su vida.

Temor.

Eso es lo que estaba persiguiendo a David y lo hacía mover de relación a relación de consuelo a consuelo, y lo alejaba de acercarse a Dios. El permitió que el temor lo persiguiera, lo cansara y que, al final, perdiera su dignidad al frente de todas esas personas a las que Dios había usado para mostrar su poder, cuando era un jovencito que mato a un gigante. (1 Samuel 16:46-47).

Y creo que Dios con Su amor absoluto permitió que David pasara por todo ese dolor en esa temporada tan difícil, para que pudiese aprender a confiar completamente en El y que entenderá que toda su seguridad y sus provisiones serian dadas por El.

Es una lección difícil de aprender. Es muchas veces mas fácil confiar en nuestras amistades, nuestros títulos, nuestro estatus y nuestras cuentas de banco que en Dios. Pero es solamente en Dios que podemos encontrar la seguridad que nuestros corazones y nuestras mentes están buscando.

Amiga querida, ten confianza. Dios puede hacer cosas maravillosas en nuestras vidas cuando podemos mostrar al mundo Su Gloria y cuando enfrentamos nuestros propios gigantes. Anímate y mira hoy si has estado corriendo de persona en persona o de una cosa a la otra para encontrar el amor y la seguridad que estas buscando. Eres un ser humano, y si un hombre que describimos como “Un hombre conforme al corazón de Dios” puede caer en la trampa del temor, entonces nosotras también.

Pero, no nos quedemos allí.

Confiesa el pecado de aquellas veces en las que has buscando a los demás en vez de buscar a Dios. Y comprométete a acercarte a Dios y a Su Palabra, para encontrar fortaleza y descanso en El.

No permitas que nada ni nadie se convierta en un sustituto para Dios en tu vida.

Y lee esta verdad una y otra vez hasta que logres memorizarla y grabarla en tu corazón “No temas, por que Yo estoy contigo.” Isaías 41:10

 “Las muletas humanas paralizan el camino de la fe.” – Chuck Swindoll

Aprendamos de David y pongamos toda nuestra confianza en Dios.

 

 

Conversemos: ¿Qué cosas te hacen temer y cómo haces para combatir ese temor?

¡Ama a Dios Grandemente!

 

Angela

 

Desafío Semana 3: Esta semana cuando el temor se apodere de tu corazón, recita Isaías 41:10  en tu corazón y en tu mente.

 


 

Manual de niños David para la semana 3 – SEMANA 3 niños David

Semana 3 niños

 


 

Video semana 3

Plan de Lectura Semana 3:

semana 3

 

Semana 3 Versículo para Memorizar:

w3.jpg

Anuncios

3 thoughts on “Cuando el Temor se apodera de Nuestros Corazones

  1. Bendiciones del DIOS TODOPODEROSO que nos sustenta cada dia con su Bendita Gracia y Favor…Edificante enseñanza . Gracias a DIOS por usarles para bendecir mi vida .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s