La insensatez de la pereza

s7d5

Salomón realmente era un hombre notable. En 2 Crónicas 1 Dios le da a Salomón básicamente un deseo. Él podía pedir lo que quisiera, y Dios se lo daría. Muchos de nosotros hubiéramos pedido riquezas o salud y tal vez una vida fácil, pero Salomón respondió de manera diferente.

“Dame ahora sabiduría y ciencia, para presentarme delante de este pueblo; porque ¿quién podrá gobernar a este tu pueblo tan grande?” 2 Crónicas 1:10

Salomón sabía que para gobernar sobre el pueblo de Dios necesitaba más que riqueza o incluso honor. Necesitaba sabiduría. Dios concede esta solicitud a Salomón y le da toda la sabiduría y el conocimiento que necesitaría siempre (y mucho más)

Algunos dicen que Salomón era la persona más sabia que jamás haya existido (además de Jesús) y por lo tanto somos verdaderamente bendecidos de tener un libro que fue escrito por él, para nosotros.

 

En nuestro pasaje de hoy Salomón se dirige a aquellos en el gobierno. Él habla sobre el hecho de que un reino está en problemas si tiene un gobernante que es irresponsable y que está más interesado en cosas frívolas y cuyos funcionarios son perezosos y propensos a los chismes. Con gobernantes así el reino se derrumbará.

 

A primera vista, es fácil pensar que esto tiene muy poca utilidad para nuestras vidas. Pero no debemos descartar estos versículos, especialmente el versículo principal de hoy, que dice lo siguiente:

 

“A través de la pereza se hunde en el techo, y por indolencia se llueve la casa ” ( Ecl . 10:18).

 

La pereza no sólo va a causar problemas en el gobierno, sino en nuestros propios hogares y en nuestras vidas también.
La pereza es una especie de ladrón y un rompimiento del octavo mandamiento. Si no hago mi trabajo, o lo hago mal, estoy perdiendo el tiempo y el dinero de mi empresa y, muy posible, seré despedida. Si no me ocupo de mi casa, debido a la pereza, estoy deshonrando a Dios en el momento en que él me ha dado y no estoy sirviendo a mi familia en la forma en la que he sido llamada a hacerlo.

 

Pero hay otro área de nuestra vida en el que podemos encontrar a la pereza. Muy a menudo somos perezosas en nuestra vida espiritual y, por lo tanto, vagas en cuanto al reino de Dios.

Aquí hay algunos ejemplos.
La pereza a la hora de luchar contra la tentación dará como resultado que nos deslicemos (muchas veces inesperadamente) en el pecado.

La pereza en la lectura de nuestras Biblias resultará en que crezcamos cada vez más sordas en el conocimiento de la verdad y en que no vivamos sabiamente tal y como deberíamos.

La pereza en la meditación de la palabra de Dios dará lugar a que nos olvidemos rápidamente de lo que leemos.

Sin la meditación, las verdades de Dios no se quedarán con nosotras. El corazón es duro y la memoria resbaladiza y sin meditación ¡todo está perdido! Como un martillo conduce un clavo en la cabeza, por lo que la meditación conduce una verdad al corazón. – Thomas Watson

La pereza en la oración dará lugar a mucho miedo y preocupación.

La pereza en comunión resultará en el desánimo y la soledad que viene de tratar de vivir esta vida cristiana por nuestra cuenta.

Si somos perezosas en nuestra vida espiritual seremos sacudidas por todas partes en nuestras emociones, en nuestras creencias y en nuestros sentimientos por Cristo. En última instancia, la pereza espiritual dará lugar a una fe tibia. Pero alabado sea nuestro buen Dios que nos ha dado todo lo que necesitamos para vivir una vida fuerte y vibrante. Necesitamos arrepentirnos de nuestra pereza y pedir a Dios la fuerza y el deseo de luchar contra el pecado, leer Su Palabra, meditar en la verdad y bañar todo con la oración. Él es fiel, y Él lo hará con toda seguridad.

Mirando a Jesús,

 Jen

 

Anuncios

3 thoughts on “La insensatez de la pereza

  1. Muchas gracias por enviarme el estudio de Eclesiastés ha sido de mucha bendición y edificación para mi vida espiritual Las amo y las bendiga y sigan adelante

    Enviado desde mi Huawei de Claro

  2. Padre, levantanos para no ser perezosas en nada que nos has encargado… llenanos de fuerzas, energias y valor para elevarnos como las aguilas… danos la sabiduria para edificar y no destruir, para invertir y no malgastar, para honrar y no deshonrar, para crecer y no morir, para avanzar y no detenernos, para seguir y no desmayar, para ser mas como Jesus. En el nombre de Jesus, amen!

  3. Muchas gracias por enviarme el estudio de Eclesiastés a sido de mucha bendición y edificación para mi vida las amo y las bendigo sigan adelante son una bendición Atentamente Evy de cruz

    Enviado desde mi Huawei de Claro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s