La Palabra de Dios….Cambiando naciones, cambiando vidas

11692716_10155740355390223_5616307736751955620_n

La Palabra de Dios… Cambiando naciones, cambiando vidas

Esta semana pasada una de mis queridas amigas de mi grupo de ADG me enseñó dos pequeñas Biblias que le habían heredado recientemente cuando su suegra falleció. Las Biblias son de finales de 1800 y fue maravilloso verlas. Dentro de las páginas gastadas estaba escrita la fecha en que se había dado la Biblia, a quién se le dio, y la ocasión.

Casi no podía contenerme mientras sostenía una de las Biblias en mis manos y daba vueltas a las páginas delicadamente. A veces me siento un poco nostálgica pensando en cómo era la vida cuando la Biblia era usada: cómo era el mundo y quién era la persona que la leía. Es divertido dar un paso atrás en la historia y ver cómo era.

Me imagino una familia valorando la Palabra de Dios y pasándola de padre a hijo o de madre a hija…

… una familia entendiendo la importancia de la Palabra de Dios e intencionalmente pasándola a la próxima generación.

La preciosa palabra de Dios, leída y atesorada… vale más que cualquier gema o piedra preciosa.

“Desde hace mucho conozco tus estatutos,
los cuales estableciste para siempre.”- Salmos 119:152

Las Escrituras que Dios usó para inspirar hombres y mujeres a arriesgar sus vidas por la libertad de religión y viajar a través del océano a una tierra desconocida es la misma Palabra inspirada que Dios usará en nuestras vidas hoy.

Esos mismos versos a los que se aferraban a medida que arriesgaron todo y caminaron sus vidas de fe, Dios las usa para hablar y nos inspiran hoy a entregar nuestras vidas y viajar a nuestras tierras “desconocidas” para hacer una diferencia para Él.

El destino no importa – cruzar continentes o cruzar las calles. Es la misma Palabra de Dios que se mueve en nuestros corazones y nos ayuda a ser valientes.

Las mismas Escrituras que motivaron a los hombres y mujeres a vivir plenamente su vida por Dios, generaciones antes que nosotros y hacer un impacto en su mundo, son las mismas Escrituras que leemos hoy.

Esto es lo que me tocó esta semana: La Palabra de Dios no cambia.

Esos mismos versículos que movieron a Corrie Ten Boom, Martin Lutero, Amy Carmichael, George Washington, Dietrich Bonhoeffer y miles de otros a ser valientes, pararse y ser la diferencia en sus países, son los mismos a los que nosotras tenemos acceso hoy en día.

La Palabra de Dios no cambia, pero cambia todo.

Leer la Palabra de Dios; meditar en sus versículos mientras caminamos en nuestro día con los niños, en reuniones de negocios o clases… esa mismas palabras inspiradas por Dios tienen el poder para movernos así como a las generaciones antes que nosotros.

Y oro que así sea.

En el libro de Hechos, vemos como se movió poderosamente Dios a través de los primeros creyentes mientras ellos se comprometían a orar y aprender la Palabra de Dios. Mi oración para esta generación… aquellos de nosotros entre las edades de 5 a 95 años… que Dios levante otra generación de “Hechos”. Mientras he estado sentada en la iglesia los domingos en la mañana por los últimos años, he estado orando por aquellos que asisten… que comencemos a amar a Dios grandemente con toda nuestra vida.

Antes que las computadoras, el internet, Facebook o la televisión, Dios usó 12 hombres para cambiar al mundo… ¡Solo piensa en cómo Él puede usarnos a nosotros!

Este fin de semana, mientras te sientas en la iglesia, ya sea el sábado en la noche o el domingo en la mañana, comienza a orar por aquellos que están asistiendo.

Ora para que ellos deseen más de Dios y menos del mundo.

Ora para que Dios encienda pasión en sus corazones para que alcancen a aquellos en sus vidas que no conocen a Jesús personalmente.

Todo comienza con oración y con la Palabra de Dios que no cambia… Dios se ha movido poderosamente antes y EL pude hacerlo una vez más.

Que el levante una nueva generación de Corrie Ten Booms, Amy Carmichaels y George Washingtons…¡Yo oro para que suceda!

Hablemos:

¿Cómo vas a orar por aquellos en tu iglesia este fin de semana? Si quieres comparte tu oración con nosotras, nos gustaría leerla.

Ama a Dios Grandemente,

angela

Traducido por Larissa Zelaya-Barragán

Anuncios

One thought on “La Palabra de Dios….Cambiando naciones, cambiando vidas

  1. Señor, oro por un avivamiento en mi vida y en la de mi iglesia, oro para que tomes a los que ya estamos y nos muestres que sí quieres y puedes usarnos, pido que tu poder sobrepase nuestros temores y dudas, pido para que podamos por tu gracia impactar a los niños y a los jóvenes a vivir para Cristo. Ayúdanos a salir victoriosos sobre las luchas y debilidades que tenemos cada uno. Padre obra en nosotros para que demos un paso adelante en el compromiso contigo. Acuérdate de mi comunidad también Señor, que no nos cansemos que regar la preciosa semilla, danos el poder, obra Padre. En el nombre de tu Hijo, amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s