La Palabra de Dios- Nuestra luz cuando la vida es Oscura…

sem 4v

Sé que todas nosotras hemos tenido días, semanas y meses de penurias. Estoy hablando de días en los que es difícil concentrarse en una tarea debido a la preocupación, y las noches que nos roban el sueño. A veces estos tiempos difíciles parecen arrastrar y siguen y siguen. Después de algunas semanas nos sentimos desgastadas emocionalmente, al igual que no podemos manejar una cosa más.

Leemos de ese tiempo en la vida del salmista en versículos 81-88. Spurgeon le llama a esta sección la medianoche del salmo. Es oscuro y desolado, y aun así “las estrellas brillan”

Este pobre salmista está en un mal camino. Hay personas detrás de él que quieren arruinarlo (v.61), otros se burlan (vs. 51), y están hablando mentiras acerca de él. (vs. 69). Aun él se siente que si vida física está en mucho peligro (vs. 87).

Todas tenemos un punto de quebrantamiento y el salmista siente que él está llegando a ese punto. Él llega al punto en su prueba y sufrimiento donde él no está seguro que pueda soportar una cosa más (vs.83).

que pueda soportar una cosa más (vs.83).

“Parezco un odre ennegrecido por el humo”

Cuando los odres se quedan en una zona llena de humo, se vuelven oscuros de hollín y se convierten en secos y arrugados. Así es como se sentía el salmista. Estaba agotado, lleno de preocupación, marcado por la tristeza, la frustración, y probablemente temor.

sal 119-89

Pero como dijo Spurgeon, éste oscuro y sombrío tiempo, también tiene estrellas. Su fe continuó. Continuó aferrándose con todas sus fuerzas a la palabra de Dios, sabiendo que en algún momento de la noche se convertiría en día.

Esto es lo que las pruebas deben hacer a nosotros. Ellos nos deben empujar más profundamente en la palabra de Dios y por lo tanto con más fuerza en los brazos de Dios. Los días más difíciles no pueden apartar a los verdaderos creyentes lejos de su Dios.

 El versículo 89 comienza dibujando un Nuevo día y renueva  fuerzas para el autor:

“Tu palabra, SEÑOR, es eterna, y está firme en los cielos.”

 Cuando el salmista se lanza alrededor de todos sus problemas, se asegura de encontrar el equilibrio en la sólida roca de la Palabra de Dios. Es inmovible, seguro y estable. Esta debe ser nuestra posición también. Cuando nos encontramos en ésta roca, vamos a encontrar la fuerza para luchar contra la tentación y aflicción, poder para obedecer, resolver y mantenernos firmes.

¿Cómo es posible que la palabra de Dios pueda hacer todo esto para nosotros? Esta palabra es la misma palabra que habló todo la existencia (vs.91) y que sostiene la tierra hoy (Hebreos 1: 3). Y no solo la tierra sino a nosotras también. Esta palabra está llena de poder porque se convirtió en carne y vino como hombre (Juan 1).

La razón por la que podemos vivir a través de los días más difíciles, es porque se nos ha dado nueva vida a través de Cristo y el Espíritu ha establecido su residencia en nuestros corazones. No luchamos solas. No caminamos a través de días duros solas. Nosotros no lloramos solas.

jen

¿Te imaginas lo que sería si no tuviéramos la palabra de Dios? No sabríamos la verdadera sabiduría, no tendríamos un lugar para encontrar consuelo real o alegría, no conoceríamos a Dios, y no tendríamos salvación.

La palabra de Dios es verdaderamente un tesoro,  vale más que la escandalosa cantidad de riquezas terrenales (vs. 72). Oro para que, al igual que el salmista, la palabra de Dios también se convierta en nuestra posesión más preciada… algo que nunca podríamos vivir sin ella.

Mirando a Jesús.

Jen

Traducido por Larissa Zelaya Barragán.

Anuncios

One thought on “La Palabra de Dios- Nuestra luz cuando la vida es Oscura…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s