Comunidad en acción: historias personales ADG

heb 13-2

Durante las últimas ocho semanas, hemos leído, estudiado, y discutido “Creadas para Relacionarnos”. Ahora nos gustaría compartir acerca de nuestra comunidad de Mujeres Ama a Dios Grandemente. Nos conectamos con nuestro Señor y unas a otras mediante el uso de nuestros teléfonos y computadoras.

La mayor parte del equipo detrás de Ama a Dios Grandemente nunca se ha conocido en persona. Nos comunicamos con las demás a través de Skype, Facebook, Twitter, teléfono, correo electrónico, mensajes de texto y mensajes privados. Cada una de nosotras usamos los dones que Dios nos ha dado para trabajar en equipo y así llevar Estudios Bíblicos de Ama a Dios Grandemente a mujeres en más de 70 países. Nuestra comunidad se compone de mujeres que diezman su tiempo y sus dones, tan amablemente. Nos hemos visto las unas a las otras a través de enormes alegrías y penurias desgarradoras. ¡Hemos formado un vínculo único ingresando en línea para conectar con las demás!

“Necesitamos amigos que vengan a nuestro lado y nos sostengan cuando nos cansamos…

No fuimos creadas para la batalla solitaria…

Fuimos creadas para estar en comunidad …

Nos crearon para trabajar juntas …

Nos crearon para ser el Cuerpo de Cristo …

Cada una tiene un papel importante que desempeñar. El papel de Nadie es más importante que el de otra.

¡Somos un equipo y nos necesitamos unas a otras! “~ Angela Perritt

Hoy, nos gustaría compartir algunas historias y testimonios de nuestras líderes de grupo…

“Dios está usando Ama a Dios Grandemente para permitirme hacer lo que siento que Dios me está llamando a hacer y esto es ministrar y dirigir a otras mujeres a una relación más cercana con Dios, y también la edificación y el crecimiento de mi relación con Dios.” Jennifer L .

“Ha sido realmente uno de los mejores estudios. Me ha dado un renovado entusiasmo para algunas de las cosas que solía hacer para alcanzar a la comunidad, y me mostró formas de compartir el amor de Dios de muchas maneras adicionales. A medida que nuestro grupo comparte, añado a diario cosas que serían muy valiosas como una manera de mostrar el amor de Dios a nuestra comunidad. “Ellen B.

“¡Ama a Dios Grandemente en las Tierras Altas de Escocia! Somos un grupo de 10 mujeres de diversas congregaciones de las iglesias en nuestra área. Nos unimos por nuestro deseo de tener más de Dios y en el momento justo para cada una de nosotras. Nos hemos reído, llorado, compartido comidas, orado y apoyado mutuamente. Hemos sido bendecidas grandemente por los estudios, desafiadas por los mensajes diarios y por la rendición de cuentas del grupo. Este es nuestro primer estudio juntas, pero ¡están a la espera del próximo! Muchas gracias y las amamos a todas ustedes allá afuera que son nuestras hermanas en Cristo. “Fiona T.

LGG1

“He crecido tanto en mi caminar con el Señor durante los estudios ADG. El estímulo y la rendición de cuentas de mi grupo es una bendición para mí. Estoy agradecido por las líderes de ADG que son reales y sinceras, compartiendo sus luchas junto con nosotras. También ahora tengo una gran amiga y compañera responsable a la que conocí a través de una de las sesiones del programa de Mentoría de Liderazgo de ADG. Hemos sido co-líderes de un grupo juntas durante más de un año y ¡estoy muy agradecida por ella! “Jennifer T.

Esto no es tanto una historia, sino una hermosa imagen de la comunidad internacional que un estudio como éste ofrece. Las 18 mujeres en nuestro grupo provienen de 4 de continentes, 7 países diferentes de residencia (Estados Unidos, Japón, Corea, China, Kenia, Indonesia y Austria), y 9 zonas horarias (por lo tanto, ¡no hay foto de grupo!) Muchas de nosotras estamos sirviendo en educación Cristiana internacional, y para varias de nosotras ADG ofrece nuestra única opción para participar en un grupo de estudio bíblico. Somos capaces de compartir y orar unas por otras de forma confidencial y con libertad. Como nota personal, he vivido en comunidad cristiana local con cada una de las mujeres de nuestro grupo en algún momento durante los últimos quince años, pero sólo dos de las miembros viven en el mismo país en el que estoy actualmente. Nuestro grupo ofrece una manera para que muchas de nosotras vuelvan a conectarse en un nivel espiritual muy personal, mientras que le damos la bienvenida de nuevas amigas en el Cuerpo de Cristo. Una de las miembros de mi grupo ha publicado esto hoy: Ella (junto con su esposo y dos niñas) se ha mudado internacionalmente tres veces (están relacionados con misiones) durante los últimos cuatro años. “Quiero alabar a Dios por todo este estudio y todas ustedes. He sentido que el deseo de participar más a gusto y deliberadamente en mi nueva comunidad aquí Indonesia va en aumento en el último par de semanas. Algunos dirán que es sólo porque me estoy acostumbrando a las cosas. ¡Yo diría que no! Yo diría que Dios me puso en este grupo ADG para recordarme, volverme a enseñar, y enseñarme cosas nuevas acerca de Su deseo de que sus hijos vivan en comunidad. Él es tan bueno. Gracias a cada una de ustedes por sus ideas y aliento… Me encanta cómo las miembros de mis comunidades locales anteriores (¡y sus amigas!) siguen formando parte del plan de Dios y la provisión para mi bien espiritual ahora.” Jeanelle F.

 

“Éramos un grupo de desconocidas. Todas tenemos niños con necesidades especiales. Soy la pelirroja de la izquierda. Mi secretaria de grupo actual/ co-líder no oficial es Stephanie, a la derecha. Esta foto (con mi hijo de roba-cámara) fue tomada en Carolina del Norte, donde yo había parado cuando estuve de vacaciones, con el propósito de reunirme con ella. Esta una vez extraña, es ahora una de mis más queridas amigas. “Karen A.

LGG2

“En uno de mis grupos de correo electrónico hemos estado juntas durante más de un año. Ellas se encuentran en diferentes etapas de su vida, que van desde las recién casadas ​​y las madres jóvenes, a las abuelas. Durante los primeros meses, lo hicieron muy bien publicando su devocional cada día y animándonos unas a otras. Luego, durante un estudio de “descanso”, empecé a hacer peticiones de oración los lunes y desafiarlas que escribir oraciones por las necesidades del grupo. ¡Guauu! ¡qué diferencia! Hemos conectado de maneras asombrosas y temas como batallas con el peso, hijos pródigos, abuelas que crían a sus nietos, y cómo ser esposas piadosas comenzaron a ser compartidos. Ahora comparten cumpleaños, día de la adopción, bautismos, inspecciones, y dolores de cabeza de impuestos como verdaderas “Hermanas de Devocional” (su apodo para el grupo). Esta semana se han fijado un tiempo para orar por los maridos, los hijos y otras necesidades del grupo a las 6:45. Esa es la hora local para el miembro y cada uno elige am o pm – porque realmente, 06:45 de la mañana en Carolina del Norte es las 3:45 am en el estado de Washington y 12:45a.m. del día siguiente en Nueva Zelanda.

“Éstos son algunos de los pensamientos de las miembros sobre el grupo:
“Cada uno de nosotras tenemos diferentes mensajes cada día, que pone de relieve algo que Dios quiere que aprendamos – algunas cosas nos golpeó más que otras – nos agudiza, nos anima, nos levanta de nuestros asientos, nos mantiene en su Palabra.”
‘Este es Dios trabajando. Él sabía que íbamos a levantar la una a la otra, Él confió en nosotras para dejar de lado lo que pensábamos que los demás puedan pensar de nosotras en este grupo. Él nos dio el valor para compartir con personas que ni siquiera conocemos. Somos una comunidad y nos amamos y nos cuidamos la una a la otra. Oramos por las demás. Sabía que necesitábamos conectarnos con otras que compartieran las mismas preocupaciones. ¡¡¡ Esto es todo de Dios!!!! No hay manera de que esto solo suceda. No hay ninguna manera de que se trate de una coincidencia. ¡¡¡Éste es Dios!!! “” Amy A.

“‘Mujer de Fe – “Constructoras de Comunidad” era el nombre que nuestro grupo había seleccionado para este estudio. Nuestro grupo de mujeres han estado juntas desde la última Pascua – al menos cinco de nosotras. Luego, alrededor de diez más se unieron a nosotras el pasado otoño. Hemos formado grandes lazos de amor y de confianza entre nosotras. Hemos visto enfermedades, estrés laboral / pérdida, batallas personales, e incluso los milagros durante nuestro año juntas. En nuestras peticiones de oración, todas crecimos para saber que este es un poderoso lugar lleno de Dios donde nuestras peticiones son recordadas. Si pediste, sabías que tus peticiones se oraron hasta que algo sucedió. El papeleo del gobierno que había estado bloqueado durante meses llegó. El trabajo que estaba en gran discordia se convirtió en un lugar de paz y éxito. Las enfermedades tuvieron un respiro y corazones fueron reparados de dolor y duda. No una, ni dos, sino varias veces tenían que ver la mano de Dios obrando en nuestras vidas. Todas sabíamos que, sin duda, nos reunimos en Su nombre, a miles de kilómetros de distancia, pero tan cerca como un susurro en la oración.”

“Este estudio trajo una cuestión financiera que tocó nuestros corazones – la necesidad de una extensa cirugía oral para la hija adolescente de una miembro. Leemos la súplica del corazón de una madre que ruega por comodidad para su hija. Por sabiduría para saber qué hacer a continuación cuando pareció que todas las opciones se habían tomado. Pero, fuera de la fe, que decidimos que teníamos que hacer algo. Y así, nos preguntamos por $ 5.00 si es posible y, junto con la solicitud, otra solicitud para compartir el mensaje sobre la necesidad de Abbye de la cirugía oral con nuestros propios amigos personales fuera de nuestro grupo de estudio. Oramos al respecto, compartimos el amor de Dios y nuestra solicitud, y esperamos… expectantes. En menos de diez días, se había recibido el importe total de $ 2,400.00, y Dios incluso ha suministrado más, ¡como siempre lo hace! Por ahora, Abbye ha tenido su cirugía y está mucho mejor. La fe de su madre nunca vaciló y tampoco lo hizo la nuestra. Dios nos dice que debemos llevar nuestras preocupaciones a Él en oración y fe. Esperando con paciencia Su respuesta. ¡Ciertamente llevó a cada uno de los corazones y las mentes a que Su poder todavía hace milagros en el 2015! Y a través de los estudios, nos hemos convertido en las manos y los pies de Cristo. ¡Qué alegría! El cartero puede haber traído los sobres, pero Dios mismo ha movido los corazones y las manos de cada persona que leyó nuestros mensajes y respondió. Compartimos con la familia, amigos y luego ellos a su vez compartieron. Los cheques eran de personas que sólo Dios conoce. En resumen, la nuestra es sólo una de las muchas comunidades maravillosas de ADG que Dios ha bendecido. ¡Tenía que compartir esta impresionante obra de Dios! ¡Toda la alabanza y gloria a Él!” Sheila M.

LGG3

“El Estudio Bíblico Ama a Dios Grandemente para mujeres me ha ayudado y me animó a estudiar la Palabra de Dios de una manera que es fácil, y sorprendente. He estado con ellas durante un año, pasando de miembro del grupo a líder de uno. Ha sido y todavía es una manera impresionante para que las mujeres de todo el mundo aprendan sobre Dios y Su palabra que se nos da gratuitamente. Los materiales en línea gratuitos y grupos de estudio fácil me han ayudado a tener una responsabilidad diaria para estudiar la Palabra de Dios, y cambiar hábitos, pensamientos y acciones. A través de este ministerio he sido capaz de crecer en el amor de Dios, Su perdón, y buscar Su ayuda diariamente. Mi fe ha surgido a través de las oraciones contestadas, Sus promesas, y el aliento de las demás. Adicional a esto, a través de Ama a Dios Grandemente, me he convertido en una mejor esposa, una mejor madre y una mejor hermana en Cristo. Cualquier cosa es posible por medio de Jesucristo, hay un indescriptible gozo, paz y paciencia en mi vida. ¡Porque ahora sé que Dios me da esto! “Stephany C.

“¡Este estudio ha sido una gran inspiración! Las damas parecen tan entusiasmadas con lo que están aprendiendo, siendo honestas con la forma en que han sido en el pasado, y su necesidad de comunidad verdadera en sus vidas. Creo que este estudio ha sido el momento perfecto de Dios para dar inicio al año y obtener la atención de todas en lo que es verdaderamente Su corazón… la gente. Este mundo grita “sálvese quien pueda”, y ha puesto a la gente en “modo de supervivencia”, pero este estudio nos ha ralentizado, y hecho ver el corazón del Padre para nosotros – que nunca fue uno contra el otro, sino juntos, en unidad, un solo cuerpo – amarse unos a otros como Él nos ha amado. Este estudio verdaderamente nos faculta para tomar lo que aprendemos, salir y llegar a la gente, conectar, construir relaciones y ver una comunidad desarrollarse. La vida no se trata de lo que podemos conseguir, sino lo que podemos dar… Jesús vino para la gente y esta vida es acerca de la comunidad. ¡Gracias ADG por este estudio que nos abre los ojos! ¡Dios las bendiga a todas! “Sheila M.

LGG4

“El estudio de ADG ha hecho un gran impacto en mi vida, me ayudó a mantenerme centrado en Dios en tiempos difíciles, y me ayudó a ir fuera de mi zona de confort. Estábamos sin hogar en noviembre de 2013 y con el estudio ADG de seguro que me mantuvo enfocado cuando estábamos pasando por el momento más difícil que hemos enfrentado. Me he registrado en forma regular y todavía me mantuve con el estudio en medio de nuestro tiempo difícil; Incluso incluí mi familia en el estudio. Asimismo, el estudio ADG me ayudó a ir fuera de mi zona de confort y ahora estoy liderando un grupo de adolescentes a través de estos estudios, incluyendo a mis hijos también. Me encantan estos estudios, y ¡estoy muy agradecido por ellos! También he sido capaz de interactuar con otras mujeres a través de estos estudios lo que es increíble porque perdí muchos amigos cuando dejé de beber, etc, y me convertí en un cristiano. ¡Gracias de nuevo por todo lo que hacen, y que Dios las bendiga a todas! “Jaime M.

“Esta es una foto de mí (y mi hija) junto con un miembro del grupo, Ruth. El año pasado, la presenté al estudio Intencionalmente Enfocada. Cuando fue a inscribirse, preguntó acerca de unirse a un grupo, y así es como comenzó nuestro grupo. Seis estudios más tarde, ¡más de una docena de damas están perseverando en su Palabra diariamente! “Brandi C.

LGG5

“Habíamos programado una Salida de Chicas, conseguimos entradas para una obra de teatro de matiné en la ciudad (una hora). Dos de nosotras trabajamos y somos cuidadoras a tiempo completo de nuestras mamás con demencia. Durante la actuación recibimos una llamada de que su madre había tomado las llaves del auto y salido en él. Aunque su hija estaba dirigiendo las cosas en casa, todas nos fuimos, dos minutos antes de que abrieran la cortina, volvimos. Afortunadamente, Dios la trajo a casa sana y salva. Nos reímos de camino a casa de lo que realmente hay que hacer en un pueblo, si estás criando niños o cuidando a sus padres! También estamos planeando lo que estamos llamando Comunidad Hecho-en-Casa. Una reunión para invitar a amigos, a compartir sus talentos y hacer artículos y regalos hechos en casa. “Barbara HS

  “Gracias por sus impresionantes estudios de la Biblia y las herramienta en línea! Soy esposa de un pastor, mamá que educa en casa, líder del ministerio de mujeres y cuidadora de mi madre (que vive con nosotros mientras lucha contra el cáncer de páncreas.) Ama a Dios Grandemente ha sido una gran bendición para las mujeres en nuestra iglesia ayudándonos a permanecer conectadas durante este temporada en nuestra iglesia cuando no nos reunimos personalmente para Estudios Bíblicos de Mujeres. El grupo nos ha permitido mantenernos conectados en la Palabra y también ¡compartir nuestras vidas y alentarnos entre nosotras! ¡Gracias! Siento que las conozco a cada una de ustedes, ¡son preciosas! ¡Gracias por tomarse el tiempo para dar a la vida de las mujeres, ¡están haciendo la diferencia en gran medida! ¡También oro por sus familias! “Heather R.

“¡Mi grupo presencial de ADG de mi iglesia! Nos reunimos para un almuerzo en mi casa el sábado pasado. ¡Oh, cómo me encantan estas chicas y rendir cuentas y la alegría pura que aportan a mi vida! “Whitney Caín Daugherty

LGG6

¡Este es mi grupo ADG personal! ¡Hemos estado juntas desde que nuestros hijos mayores eran bebés! ¡He sido muy afortunada de tener a estas queridas amigas en mi vida! Hemos capeado muchas tormentas de la vida en común cómo la pérdida de los padres, el cáncer y el divorcio. Me encanta hacer vida con ellas y ¡estoy muy agradecida por la comunidad que Dios me ha dado! No estamos destinadas a vivir la vida solas… y ¡estoy agradecida por siempre!

LGG71

Traducido por Joanna Pérez de Merino

Anuncios

3 Replies to “Comunidad en acción: historias personales ADG”

  1. GRACIAS! No tengo más palabras, solo un contundente Gracias a Dios y a todas las mujeres del mundo que hacen posible esta experiencia de vivir a Dios juntas!

  2. Qué hermosos testimonios, aunque sabemos, solamente son una pequeña muestra de todo lo que nuestro Dios ha hecho y hace. Bendiciones a todas las que de buen ánimo han dispuesto sus corazones para tomar el reto de disciplinarse a leer la palabra y detener sus relojes a los pies del Maestro. Un abrazo amadas hermanas del mundo.

  3. Que hermoso poder conocerles no creí que fueran de muchas partes del mundo que lindo es nuestro Padre celestial e a prendido muchísimo de este ministerio muchas bendiciones les quiero mucho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s