¿Estás dispuesta a decirles a otros?

1781978_10205029349747885_2541515870213330013_n

¿Estás familiarizada con Penn y Teller? Son dos hombres que llevan muchos años haciendo espectáculos de magia. Penn Jillete es ateo declarado. Después de un espectáculo, un hombre de negocios se acercó a hablarle sobre el show. Le dijo que tenía una Biblia que quería regalarle. Penn estaba impresionado con el hecho de que este hombre lo mirara directamente a los ojos, fuera sicero en sus palabras y no se avergonzara de darle esa pequeña Biblia. Más tarde, Penn reflexionó sobre eso en un video de youtube y dijo esto:

“No respeto a las personas que no proselitizan. Si crees que hay un cielo y un infierno y que la gente podría ir al infireno…y no crees que  es necesario decirlo porque socialmente puede resultar extraño, entonces ¿cuánto tienes que odiar a los demás? ¿Cuánto tienes que odiar a alguien para creer que la vida eterna es posible y no decir nada?”

En Mateo 28 somos llamadas a ir al mundo y hacer discípulos. Debemos llevar las buenas nuevas que hemos oído y recibido y compartirlas con aquellos que aún están perdidos. Para algunos, esto significa convertirse en misioneros en algún lugar remoto en el mundo, pero para la mayoría de nosotras, significa ser una luz en la comunidad que nos rodea y compartir las buenas nuevas de Cristo crucificado en las ciudades y en los barrios en los que vivimos. Penn tiene razón. Si no estamos dispuestas a compartir nusetro mensaje con otros, ¿qué dice eso de nuestro amor por otros?

Nuestro Mensaje

El mensaje que debemos compartir es realmente el mismo mensaje que necesitamos escuchar, ¿verdad? Jesús murió por los pecadores para liberarnos. Somos libres de la condena del pecado, libres del poder del pecado y, algún día, seremos libres de la presencia del pecado.

El pecado es una maldición, pero hay salvación solo en Jesús, nuestro sustituto y abogado. Estas son nuestras buenas noticias.

Nuestro Método

¿Has escuchado la expresión “predica el evangelio en todo tiempo y, si es necesario, utiliza palabras?” Comprendo el sentimiento detrás de ese dicho. Básicamente nuestras vidas deberían apuntar a Jesús de forma tal que no deberíamos tener que usar palabras. Pero esto es verdad solo parcialmente. Somos llamadas a ser una luz en medio de la oscuridad para que vean que somos diferentes. Pero el mensaje del evangelio es un mensaje verbal.

Jesús pasó mucho tiempo predicando y enseñando. Todos sus milagros fueron acompañados por palabras. Se le llama “el Verbo” (Juan 1) y Pablo nos recuerda en Romanos 10:14 que la salvación viene de escuchar la Palabra.

¿Cómo entonces le invocarán aquellos que no han creído? ¿Y cómo creerán en Él aquellos que no han escuchado? ¿Y cómo escucharán si no hay quien les predique?

Personalmente, preferiría que las palabras no fueran necesarias. Me siento incómoda rodeada de personas a no ser que sean amigos cercanos. El pensamiento de acercarme a un extraño y comenzar una conversación sobre su necesidad de salvación me da ansiedad. Qué bueno que podamos predicar a otros a través de relaciones sinceras y genuinas.

Nuestra Confianza

No soy muy buena con las palabras, pero nuestra confianza no debería estar en nuestra capacidad de predicar el evangelio de forma perfecta o de nuestra persuasión.

Nuestra confianza debe estar en Dios.

Debemos ser fieles en obedecer y confiar en que el Espíritul usará nuestras palabras en el corazón de las personas a las que estamos hablando. Debemos sembrar las semillas del amor y dejar a Dios obrar.

Recuerda que Dios está con nosotras siempre. Él nos lo ha prometido y su inmutabilidad y verdad nos aseguran que guardará estas promesas.

Haz lo máximo con las relaciones que Dios pone en tu vida. Vive de forma que otros se den cuenta y hagan preguntas y recuerda estar siempre dispuesta a compartir con palabras las buenas nuevas del sacrificio de Cristo.

Seamos mujeres que no se avergüenzan del evangelio, sino mujeres que aman tanto al Salvador que no pueden mantener para ellas mismas su hermoso mensaje.

Mirando a Jesús,

Jen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s