El final está cerca, ¿Qué deberíamos hacer?

viernes sem 6

1 Pedro 4:7-11

Mas el fin de todas las cosas se acerca;  sed,  pues,  sobrios,  y velad en oración.
Y ante todo,  tened entre vosotros ferviente amor;  porque el amor cubrirá multitud de pecados.
Hospedaos los unos a los otros sin murmuraciones.
Cada uno según el don que ha recibido,  minístrelo a los otros,  como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.
Si alguno habla,  hable conforme a las palabras de Dios;  si alguno ministra,  ministre conforme al poder que Dios da,  para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo,  a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos.  Amén.

Si te dijeran que el mundo se termina la próxima semana. ¿cómo pasarías los siguientes 7 días?

Creo que yo probablemente cancelaría todos nuestros compromisos, no iría a trabajar, sacaría a los niños de la escuela y pasaría tiempo con la familia. Me rodearía con la gente que más amo.

En el pasaje de hoy Pedro dice: “el fin de todas las cosas se acerca”. Aunque no sepamos exactamente cuándo vendrá el fin, cada día está un poco más cerca, de modo que deberíamos preguntarnos ¿Qué debería estar haciendo si el fin está cerca?

Pedro tenía la respuesta. Nos dice que nos amemos unos a otros profundamente. Y eso lo hacemos mostrando hospitalidad y usando nuestros dones para servir a otros. Esta es la parte que va contra natura. El final está cerca, ¿y tenemos que pasar lo que nos quede sirviendo y amando a otros? Tendemos a ser personas egoístas que piensan sobre la auto preservación y se preocupa sobre sí mism primero. Pero Pedro nos está diciendo que vayamos contra nuestras inclinaciones naturales y mostremos hospitalidad.

Hacia el perseguido

Durante la persecución de la iglesia primitiva muchos creyentes se quedaban sin nada más que su vida. Algunos tuvieron que salir corriendo de sus casas e incluso de sus países. Si los creyentes no se encarbagan de ellos y compartían con generosidad, no hubieran tenido donde ir.

Estamos viendo un montón de horribles hechos de persecución contra los cristianos en estos días. Puede que no tengamos a estas personas perseguidas golpeando nuestra puerta, pero tenemos que estar preparadas en nuestra mente para venir en ayuda sin egoísmo y con gozo de aquellos que hayan perdido todo por causa de su fe. La persecución no viene solamente por grupos extremistas, sino también por parte de jefes, amigos familia…que pueden perseguir a alguien por su fe. ¿Estamos listas para dar un paso adelante y ayudar?

Hacia el prójimo

Hospitalidad significa “amor por el extrano” y todas estamos rodeadas de extraños. Las personas que Dios coloca en nuestra vida son las personas que tenemos que amar y servir. Así sea que eso signifique tener gente en casa para comer o usar nuestros dones para mostrar amor y compasión en una cocina comunal. Hay muchas oportunidades y muchas personas que necesitan palabras amables, sonrisas amables y ayuda.

“La buena hospital-idad es hacer uno hospital de tu hogar. La idea es que los amigos y la familia y los heridos y los cansados vengan a tu hogar y se vayan habiendo sido ayudados y refrescados.” – Kevin DeYoung

Hacia nuestros hermanos en Cristo

Deberíamos hacer un esfuerzo especial para amar a nuestros hermanos en Cristo. Ellos son nuestros hermanos y hermanas espirituales, co-herederos del reino de Dios. Si vamos a pasar la eternidad juntos deberíamos conocernos unos a otros. Podemos hacer esto teniendo un estudio bíblico o invitando a alguien a un juego. Hay muchas formas en las que podemos construir relaciones y hacer que las personas se sientan bienvenidas y amadas.

Esto requiere sacrificio. No estoy pensando tanto en cosas materiales como en tiempo. Tendemos a ser muy tacañas con nuestro tiempo  yes difícil que cedamos nuestras noches o fines de semana. Si no lo hacemos, nos perderemos la bendición de otros y ser bendecidas por otros.

Hacia nuestra familia

Tristemente esto puede ser lo más difícil. ¿Se sienten tus hijos amados en casa y quieren llevar allí a sus amigos o prefieren estar en otro sitio? ¿Está deseando tu esposo regresar a casa después de un largo día de trabajo o no? ¿De qué manera amamos a nuestra familia? ¿Lo hacemos mostrando nuestro fastidio, con muchos suspiros, con sentimientos de molestia y pensamientos del tipo “y qué hay de mí”?

Aquí hay algo en lo que pensar. Cuánto amamos a Jesús se muestra en la forma en la nos preocupamos y tratamos a otros.

En Mateo 25 Jesús habla sobre el día del juicio en el que las ovejas serán separadas de las cabras. Y esto es lo que dice de las ovejas.

Porque tuve hambre,  y me disteis de comer;  tuve sed,  y me disteis de beber;  fui forastero,  y me recogisteis; – Mateo 25:35

Él se llama a sí mismo un forastero en necesidad de cuidado y hospitalidad, pero sus seguidores son confundidos porque no recuerdan haberlo visto así. Él les explica, “Y respondiendo el Rey,  les dirá:  De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños,  a mí lo hicisteis.” – Mateo 25:40

La vida no se trata de pertenencias materiales, experienzas de vida o “tiempo personal”. Se trata sobre personas.

Mateo 10:8

Sanad enfermos,  limpiad leprosos,  resucitad muertos,  echad fuera demonios;  de gracia recibisteis,  dad de gracia.

Mirando a Jesús,

Jen

Anuncios

2 thoughts on “El final está cerca, ¿Qué deberíamos hacer?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s