Libertad para servir con amor

martes 6

Libertad es una de las palabras que ha movido desde siempre más apasionadamente a la humanidad. Toda persona siente en lo más profundo de su ser la nostalgia de ser libre: libre del poder de los que lo oprimen; libre frente a los juicios de los demás; libre de las presiones interiores, de los miedos, de los odios, de las angustias; libre de las dependencias. Es que este tema es inagotable, nos faltaría hoja para seguir.

Hay quienes definen la libertad por su cara exterior, es decir, depende de las circunstancias que estén pasando. Para ellos eliminar las trabas que les impiden actuar, es libertad, pero muchas veces es a un costo muy alto. También hay personas que confunden la libertad, y creen que es libre, el que puede hacer lo que quiera, el que no tiene por qué ajustarse a nada ni a nadie, sino solamente mirar por sí mismo, sin importar el resto.
Y así el mundo vive preocupado por la libertad, pero…¿Qué es realmente la libertad? o, si yo en verdad tuviera Libertad, ¿cómo la usaría?

Jesús dijo esto….”Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” Juan 8:31b, 32. Si estas palabras las hubiera dicho cualquier persona, habrían sido un indicio de locura, pero procediendo de la boca de Jesús, el Hijo de Dios, constituyen una promesa gloriosa de libertad para todos aquellos que le seguimos.

Pero tenemos que tener buen discernimiento para el uso de nuestra libertad “PORQUE VOSOTROS, HERMANOS, A LIBERTAD FUISTEÍS LLAMADOS; SOLAMENTE QUE NO USÉIS LA LIBERTAD COMO OCASIÓN PARA LA CARNE, SINO SERVÍOS POR AMOR LOS UNOS A LOS OTROS” Gálatas 5:13

La libertad predicada por Pablo era un llamado en el cual Dios propone su plan divino, la libertad en Cristo, que bendición ¿verdad?, pero… ¡ojo! Hay peligro de abusar de la libertad. Los judíos fueron librados de la ley de Moisés por el evangelio, pero no quedaron libres para hacer lo que quisieran. Nos dice que debemos dejar los vicios u obras de la carne anteponer, a todo aquello, la ley del amor. Al igual que los gálatas estamos invitadas a meditar en nuestra vida ¿qué queremos hacer de nuestra libertad? y “discernir”, teniendo en cuenta que cualquier decisión debe asumirse con responsabilidad y en la libertad de los hijos de Dios, para comprender que en esa “libertad”, nos jugamos la vida, que fuerte suena esto, pero es así, “como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios. (1 Pedro 2:16).
La consigna para nuestro presente sería: Cristo nos ha liberado del pecado que nos esclaviza y nos propone vencer cualquier tipo de “esclavitud” con el servicio dado única y exclusivamente al amor.

“TODA LA LEY SE CUMPLE EN UNA SOLA FRASE: AMARÁS A TU PRÓJIMO COMO A TI MISMO” Gálatas 5:14

Estas palabras de Pablo, son breves, contundentes y claras. Nos dicen cuál debe ser la base de nuestro comportamiento como creyentes, lo que nos debe inspirar siempre el amor al prójimo.
El apóstol ve en la práctica de este mandamiento el pleno cumplimiento de la ley, la cual dice: no cometerás adulterio, no robaras, no desearás….Y está claro, que quien ama no hace nada de esto, quien ama no mata, no roba…

Los que aman evitan el mal, se abren a los demás, quieren el bien y lo hacen, se entregan. Por eso Pablo escribe que amando al prójimo no solo se observa la ley, sino que se alcanza la plenitud de la ley.

Cristo nos ha llamado a libertad pero no debemos olvidar que esta libertad no es un pretexto para pecar, sino una condición para amar… ¿Cómo me asemeja esto a Cristo y me ayuda a servir a mis hermanos en amor?

Definitivamente es andando en el Espíritu, ya que Él toma las cualidades de Cristo (manso, amoroso, paciente, desinteresado, fiel) y las hace reales en nuestra vida. Nuestro caminar es difícil…estamos en guerra hermanas, permanentemente ¿verdad?, pero permitámosle a Dios dirigir nuestras vidas, rindámonos a Él, tenemos que determinar en nuestros corazones que Él sea en nosotros. “Más desde allí buscares a Jehová tu Dios, lo hallarás, si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma (Deut.4:29)….” Te hizo oír su voz para enseñarte” (v.36)

Dios quiere la transformación de nuestro corazón, que seamos vasijas útiles para su obra, que seamos ese conducto de amor para los demás y que esta libertad la vivamos con plenitud en la santidad, en el amor y en el servicio a otros. Un carácter transformado es muestra inequívoca de la dirección del Espíritu Santo en un creyente maduro. A ese tipo de libertad es a la que hemos sido llamadas.

Dios me las bendiga,

Carmen Salleres Benavente

Anuncios

5 thoughts on “Libertad para servir con amor

  1. Querida Carmen, no sabes como me han bendecido tus sabias palabras! muchas veces el Señor pone en nuestras vidas a personas que nos esclavizan, y es tan maravilloso experimentar la libertad de nuestro Dios, la libertad que nos abre los ojos y nos muestra la maldad de nuestros verdugos pero nos da un mejor camino, para no devolver mal por mal, sino para devolver amor en libertad. El amor de Dios que actúa sacrificándose a pesar de saber que tu enemigo no va ha pedirte perdón, a pesar de saber que seguirá odiandote y maltratandote, la libertad de poder alejarnos, rompiendo las cadenas que nos ataban con amor. Es revolucionario, lo sé, es difícil, mucho. Pero tenemos a nuestro lado al Dios que nos hace triunfar sobre el mal porque el venció a ese mismo mal que le ató a la muerte de una forma tan rotunda que por eso se que el es mi victoria!

    1. Que cierto lo que dices Rut, solo Dios nos otorga esa libertad para amar aún a los que no nos aman, nosotros no podemos cambiar a las personas, pero si podemos orar por ellas para que Dios los transforme, y el mejor ejemplo nos lo dio Cristo en la cruz, por eso la verdadera libertad esta en el servicio y amor a los demás, un corazón que no es egoísta, no sirve por interés, sino que con abnegación de sí y con buena voluntad podemos busca el bienestar físico y espiritual de otros, aún esos que nos hacen daño . hay una gran diferencia..verdad?… el amor sin Dios es egoísta, busca lo suyo, es vengativo..esclavo de su condición.
      Gloria a Dios que nos dio la libertad!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s