semana 4 lunes

 

Me encantan los viajes por carretera. Antes de que hubiera GPS, usábamos los marcadores de colores y señalábamos la ruta con ellos. A medida que avanzábamos, podíamos distinguir el progreso del camino. A pesar de la cantidad de paradas para ir al baño, que comenzaban a los 5 minutos de haber dejado la casa, o los crayones que terminaban dando vuelta por todo el auto, los malestares de viaje, la comida derramada, y la cantidad de veces de oír la misma pregunta “¿ya llegamos?”, los viajes por carretera son muy divertidos. Pero lo mejor de todo viaje era llegar a nuestro destino final. Allí era donde podíamos relajarnos y descansar.

Nuestro estudio de la Ruta hacia la Navidad nos ha mostrado historias de algunas personas, especialmente mujeres, que Dios usó para construir el árbol familiar de Cristo. Hemos estudiado varias mujeres en este estudio y esta semana miraremos a una más, a Betsabé.

Las mujeres que hemos estudiado están muy lejos de ser perfectas, y no tuvieron vidas fáciles . La mujer que estudiáremos esta semana no es para nada diferente. Betsabé ha sido llamada infiel, adúltera, víctima y una mujer atrapada en la tragedia.

Ella tuvo una experiencia muy dolorosa, sufrió una desilusión amorosa y terminó siendo la esposa de un hombre que no solamente fue un asesino sino el rey de Israel, un hombre llamado “conforme al corazón de Dios”. Se puede decir que el pecado los juntó, pero fue de una manera misteriosa en la que el plan supremo de Dios estaba diseñado. Un plan que abriría la vía para la venida del Mesías.

La Ruta hacia la Navidad nos ha llevado a través de las historias de mujeres y hombres pecadores con necesidad de salvación. Nuestro estudio termina esta semana con la mirada puesta en esa Salvación. Veremos al Hijo de Dios convertido en el hijo del hombre. Seremos testigos de cómo “el Verbo” toma forma humana para salvar a las mujeres que hemos estudiado en estas semanas. La buena noticia es que esta salvación es también para aquel que cree. Y esta es la razón para celebrar.

Sé que esta semana será muy ocupada para muchas de nosotras. Estará llena de fiestas, tiempo con la familia y amigos, actividades en la iglesia… todas estas son cosas buenas pero no dejes que te quiten el tiempo de compartir con el que realmente estamos celebrando.

No celebres la Navidad mientras descuidas a Cristo, quien es el verdadero significado de la Navidad.

Mirando a Jesús,

jen

 

 

 

Traducido por Guisette Hurtado

 

Desafío para la semana 4 – Comprométete a pasar tiempo con Cristo cada día sin importar cuán cansada, ocupada o estresada estés. Piensa y lee sobre Jesús convirtiéndose en uno de nosotros y escribe cada día algo con lo que Cristo te haya bendecido por medio de su encarnación

 

Plan de lectura semana 4 –

plan de lectura S4

Versículo para memorizar semana 4 –

1377328_10154843717395223_8718584280149632539_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s