La Ruta hacia la Navidad semana 2 – Dispuesta a estar usada por Dios

Semana 2 lunes

“Si mi vida está entregada a Dios, todo está bien. No me dejes volver atrás otra vez, como si estuviera en peligro en Su mano, y fuese más seguro en las mías“ ~ Elisabeth Elliot

 

Si fuiste una niña normal, has pasado una cantidad considerable de tiempo en algún momento de tu vida soñando con los detalles de tu futuro. Yo también lo hice. De hecho, cuando Ángela y yo éramos niñas pequeñas y vecinas, a menudo nos habrías encontrado en los días calurosos de verano jugando a la “boda” en la cochera de su pequeño dúplex. Nos envolvíamos nosotras mismas con manteles de encaje blanco y joyería barata de nuestras madres ‘y nos turnábamos – junto con mis hermanas – caminando por el pasillo, imaginando el día en que nuestros sueños se harían realidad.

Pero nuestra vida no siempre sigue el camino del cuento de hadas que soñamos como niñas pequeñas, ¿verdad?

Rahab y María – son las dos mujeres más inverosímiles que figuran en el linaje de Jesús en Mateo 1 – ciertamente descubrieron que la vida no siempre resulta según lo planeado, pero una mujer sabia de Dios sabe que el plan soberano de Dios triunfa sobre su planificación cualquier día de la semana.

Rahab la prostituta era una marginada social que estaba dispuesta a ser usada por Dios.

María era una chica joven virgen cuya disposición a ser usada por Dios le haría una marginada social.

Ellas no venían con sus hojas de vida en una carpeta, seguramente no eran las chicas más populares de la ciudad, y estaban lejos de ser sin pecado. Pero Dios usó a Rahab y María porque él es Dios, y él se especializa en hacer algo hermoso de lo que el mundo considera roto.

No tienes que tener todas las respuestas antes de que te sometas al plan de Dios para tu vida, y puede que nunca podamos llegar al punto en el que podamos ser consideradas “calificadas” según los estándares del mundo.Pero al igual que Rahab y María, podemos decir “sí” cuando Dios nos llama porque sabemos que Dios iluminará nuestro camino con Su gracia y Su poder, guiándonos suavemente con Su mano soberana en cada paso que damos por fe.

La Ruta hacia la Navidad se está volviendo más y más hermosa con cada paso lleno de gracia, ¿verdad? Estamos muy contentas de que estés de vuelta con nosotras para la Segunda Semana de nuestro estudio… ¡no podemos esperar para sumergirnos en la Palabra de Dios contigo!

A Sus Pies,

Whitney1

LoveGodGreatly.com

Traducido por Joanna Pérez de Merino

***Hablemos: ¿Te refrenan la duda o el miedo a la hora de decir “sí” a Dios? A nuestro equipo le encantaría animarte y orar por ti en  la sección de comentarios.

Desafío para la semana 2 – En tu tiempo de estudio esta semana toma un tiempo para revisar tu corazón e identificar cualquier cosa que pueda estar reteniéndote a la hora de decirle sí a Dios. Escribe cada cosa en un pedazo de papel y sobre todas ellas escribe la palabra “GRACIA”. Agradece a Dios por Su gracia, esa gracia que te cubre y pídele que te dé confianza para decirle “sí” con valentía.
Plan de lectura semana 2 –

plan de lectura S2

Versículo para memorizar semana 2 –

149386_10154843717090223_9167291741664246146_n

Anuncios

One Reply to “La Ruta hacia la Navidad semana 2 – Dispuesta a estar usada por Dios”

  1. Rahab, la redimida

    Hoy queremos compartir contigo acerca de una mujer de la Biblia, muy especial llamada Rahab. Ella era una prostituta rechazada y condenada por la sociedad, sin embargo fue apartada y elegida por Dios para ser redimida, salvada y utilizada en el perfecto plan de Dios para el mundo. Veremos como tú y yo somos también parte de un plan de Dios. Esta historia de Rahab se encuentra relatada en la Biblia y así sucedió.

    Cuando Dios dijo al pueblo de Israel que les daría la tierra prometida, los dirigentes del ejército enviaron a dos hombres para espiar la tierra. Los dos espías se dirigieron primero a la ciudad de Jericó y entraron a la casa de una prostituta llamada Rahab y permanecieron allí.

    El Rey de Jericó se enteró de eso y quiso capturarlos, pero esta mujer los escondió en el techo de su casa. De esa manera ellos se salvaron. Rahab luego les dijo, “Yo se que Dios les ha dado esta tierra a ustedes. Todos les tenemos miedo. Nos aterrorizamos con solo oír la palabra “Israel”. Esta noticia nos ha asustado. Nadie ha quedo con ánimo de pelear contra ustedes después de oír como Dios les hizo cruzar el Mar Rojo. Porque el Dios de ustedes es el Dios Supremo y no un dios común. Ahora les ruego que me prometan por el Sagrado Nombre de su Dios que cuando esta ciudad sea conquistada respetarán mi vida y la de mi padre, mi madre, mis hermanos y hermanas y la de todas sus familias”.

    Los hombres le aseguraron que ella y su familia serían salvadas si ella no los traicionaba. Le pidieron que atara un cordón escarlata en su ventana de modo que el ejército de Israel pudiera reconocer su casa para salvar a la gente que estuviera allí adentro. Así que ella los bajó con una cuerda a través de la ventana y cuando ellos se fueron ella ató el cordón escarlata en la ventana.

    Si seguimos leyendo la historia en la Biblia veremos como el ejército de Israel sitió la ciudad y la rodeó caminando siete días alrededor de ella como Dios lo ordenó. El último día lo hizo siete veces y luego todo el pueblo gritó muy fuerte y los muros de Jericó cayeron. El ejército tomó la ciudad. Los dos espías se dirigieron a la casa de Rahab y salvaron a toda su familia y a ella como lo habían prometido. Luego quemaron la ciudad.

    Esta es una historia de la grandeza y bondad de Dios con su pueblo y con aquellos que creen que Dios es el Señor. Es también la historia de una mujer de fe y respeto por Dios que salvaría a su familia. Te preguntarás: “¿Por qué Dios eligió salvara una prostituta?, una mujer que fue rechazada por la sociedad, una mujer que trajo vergüenza a su familia debido a su estilo de vida, una mujer con una pobre reputación”. Seguramente debe haber habido algunos buenos hombres, algunas madres amorosas, algunos niños inocentes que merecían ser salvados cuando los muros de Jericó cayeron. ¿Por qué fue Rahab y no ellos?

    ¿Qué aprendemos acerca de esta historia?. Aprendeos acerca del corazón de Dios. Vemos la maravillosa gracia y el abundante amor de Dios. Dios nos ama tanto a cada uno de nosotros que El desea salvarnos del pecado, de una vida sin Dios. El salvó a Rahab de una vida impía para que viva con Su pueblo y conozca al verdadero Dios. Dios no espera que seamos perfectos o lo suficientemente buenos para mostrarnos Su amor. El no se da por vencido cuando ve todo lo malo que hemos hecho.

    Dios conocía a Rahab y la aceptó como ella era, una prostituta, una mujer pecadora. Si en tu vida hay cosas que no son correctas, Dios ya las conoce muy bien y te acepta como eres. Dios es la luz que brilla en nuestra oscuridad.

    Rahab mostró su fe en Dios solo por haber oído las grandes cosas que Dios había hecho con el pueblo de Israel. Ella reconoció, creyó y confesó que Dios es el Señor cuando mostró su temor (su respeto) por el Dios de Israel.

    El cordón escarlata que Rahab ató en su ventana ya fue una señal de salvación. Solo ella y su familia se salvaron. La sangre de Jesús es también el camino para nuestra salvación. Dios determinó redimirnos a través de la vida y muerte de Su único Hijo Jesucristo. Cuando creemos y tornamos nuestros corazones a Dios, El usa nuestras vidas. Dios usó a Rahab para proteger a los dos espías. Rahab llegó a ser parte del plan de Dios para que el pueblo de Israel pudiera entrar en la tierra prometida. Rahab también llegó a ser parte de la línea familiar a través de la cual Jesús nació al mundo.

    Un acto de fe de Rahab fue suficiente para cambiar su vida. ¿Que acerca de ti, mi amiga? ¿Quisieras tomar un paso de fe para creer en Dios?, así como Dios el corazón de Rahab, está mirando el tuyo también. Y él está esperando que tú aceptes Su gracia y Su perdón a través de Su Hijo Jesucristo.

    La Biblia dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo que dio a su único Hijo para que todo aquel que en él crea no se pierda más tenga vida eterna. Dios no envió a Su Hijo para condenar al mundo, sino para salvarlo”. Rahab fue una mujer redimida por Dios, tu también lo puedes ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s