Dando Gracias por los Regalos del Evangelio

s2 viernes 1 pedro 1-8-9

¿Por qué estás agradecido? ¿Cuáles son esas cosas que ponen esperanza en tu caminar o una canción en tu corazón? ¿Qué es lo que trae lágrimas a tus ojos? Tal vez sean la familia y los amigos, la generosidad de otros, o la casa en la que vives. Algunos son agradecidos por las experiencias significativas incluyendo visitar lugares hermosos, comer comidas deliciosas, o simplemente sentarse frente al fuego. Mis hijos más pequeños están agradecidos por los tapones de botellas y los perros de maiz.

Pero la cosa numero un que debe movernos a adorar y ser agradecidas es lo que muchas veces no tomamos en cuenta o ante lo que estamos frías, esto es, nuestra salvación. Antes de que voltees tus ojos a esta pregutnta tan obvia, de escuela dominical, piensa cuidadosamenete. El evangelio de la salvación es una de las verdades más grandes, que cambia vidas y que continúa teniendo fruto en ti a traves de todos tus días.

Necesito continuamente regresar a esto. Necesito considerar cómo un Dios perfecto me ama, murió por mí, y acepta a una persona profundamente pecadora como yo. Esto es más que increíble y debe de dirigirme a una adoración agradecida. La santidad de Dios hace imposible al hombre que se acerque a Dios pero Dios ha escogido acercarse a nosotras en la persona y la obra de Jesús.

Nuestra lectura de hoy nos dice algunas cosas acerca de nuestra salvación por las que debemos dar alabanza a Dios.

Nuevo Nacimiento

Alabemos al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que por su gran misericordia nos ha hecho nacer de nuevo por la resurrección de Jesucristo. Esto nos da una esperanza viva,
1 Pedro 1:3

La gran misericordia del nuevo nacimiento (regeneración) es el aspecto de cambio de vida del evangelio. Es cuando Dios nos alcanza profundamente dentro de nosotros y toma nuestro corazón de piedra para reemplazarlo con un corazón de carne que late por Él. (Ezequiel 36:26). Pero un nuevo corazón no es lo único que recibimos. Dios también nos da una nueva mente, un Nuevo espíritu y nuevas emociones.

Ya no somos lo que antes éramos. Dios ha quitado la vieja persona e hizo una nueva. (2 Corintios 5:17). Ahora podemos amar a Dios y atesorar Su Palabra. El Nuevo nacimiento hace que lloremos sobre nuestros pecados y nos gocemos sobre la inmensurable gracia de Dios. Y lo mejor de todo es que no hay ninguna persona cuyos pecados sean tan profundos que Dios no pueda alcanzarlos y cambiarlos por un corazón justo, recto. Esto es realmente digno de alabanza.

Herencia

“…y hará que ustedes reciban la herencia que Dios les tiene guardada en el cielo, la cual no puede destruirse, ni mancharse, ni marchitarse.,
1 Pedro 1:4

La generosidad increíble de Dios y Su amor no terminan con un simple darnos vida nueva a través de la muerte de Cristo. El continúa Su generosidad dando una herencia eterna. Esta herencia es más allá de lo que podemos imaginarnos. Incluye un reino, un nuevo mundo, vida eterna, y Cristo mismo. Tristemente muchas de nosotras encuentran esto aburrido. Aquellas que no están emocionadas por la herencia no odian su pecado y lo malo del mundo como debieran de hacerlo, no ven a Jesús como su primer amor. Queremos estar con los que amamos. Deseamos escapar del mal que nos hiere a nosotras y a otras. Estudia esta herencia y conócela muy bien porque te pertenece. Cuanto mejor la entiendas y la conozcas mas agradecida estarás por ello.

“Por la fe que ustedes tienen en Dios, él los protege con su poder para que alcancen la salvación que tiene preparada, la cual dará a conocer en los tiempos últimos.  Por esta razón están ustedes llenos de alegría, aun cuando sea necesario que durante un poco de tiempo pasen por muchas pruebas.” 1 Pedro 1:5,6

Esta herencia no es algo que se puede comprar o ganar de cualquier manera. Como parte de las buenas nuevas del evangelio es un regalo precioso de Dios. Y Él la mantiene segura para nosotras hasta que lleguemos al cielo. Mientras estemos en la tierra puede ser difícil, Dios te protegerá tu alma y te dará la fuerza para perseverar hasta el final. Lo que la sangre de Cristo ha comprado no se puede revertir. La vida que Cristo da a través de Su resurrección no puede ser matada. ¡Esta es una verdadera razón para celebrar con gratitud y acción de gracias!

Mirando a Jesús,

jen

LoveGodGreatly.com

JenThorn.com

Anuncios

2 thoughts on “Dando Gracias por los Regalos del Evangelio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s