El poder que se perfecciona en tu debilidad

martes s2 2 corintios 12-10

Como Psicóloga, consejera y trabajadora social de una agencia de hospicio, Dios me ha dado la oportunidad de trabajar en un ambiente donde el olor a muerte está latente y se respira diariamente. Y en estos años trabajando para esta compañía mi perspectiva de la muerte ha cambiado de una manera increíble. El tener la oportunidad de mirar como con gran valentía algunas personas aceptar el reto de dejar este mundo palpable para adentrarse a lo desconocido es difícil de descifrar para el hombre…pero también he podido ser testigo de personas a las que el dolor las arrastra a la agonía hasta el último suspiro de vida….

Y es en esos momentos en los que el dulce perfume del Santo Espíritu de Dios trae a mi memoria la Palabra de Dios que me dice “bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad…” y me pregunto cuánto tiempo tiene el hombre para reconocer su necesidad de Dios…porque aun, teniendo el soplo de vida, su única esperanza es Dios y en el último escalón de la muerte ¡también su única esperanza es Dios! Y entra en mi corazón un sentimiento de agradecimiento a la misericordia de Dios sobre nuestras vidas.

Y me pregunto ¿cuánto tiempo tengo yo para aceptar la necesidad de la presencia de Dios en mi vida? El poder presenciar la antesala de cómo los seres humanos terminan por entregar su último suspiro de aliento al Creador me lleva a aceptar que esta es la única batalla en la cual las armas que tú utilices marcarán la diferencia en TU VIDA ETERNA…si permites que Dios tenga control de TU Muerte.

Mientras medito en Su Palabra “Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte”… Me doy cuenta que no estamos solas…¡EL nos ama con amor eterno!

Entonces comprendo que mi actitud debe de estar llena de agradecimiento para Aquel que dio su vida para que YO pudiera un día como hoy escribirles acerca de los atributos de mi Padre Dios.

GRATIDUD: la virtud por la cual reconocemos, interior y exteriormente, los regalos recibidos y tratamos de corresponder en algo por lo que se recibió.

ACTITUD DE AGRADECIMIENTO: Es la esencia de la disponibilidad interior de un corazón agradecido, pero cuando es genuino, de alguna forma trata de expresarse en palabras y obras.

Quizás en estos momentos estés pasando por una perdida… cualquiera que sea… y sientas que es imposible soportar el dolor, quizás la tristeza y la desesperación te abracen hasta querer ahogarte….Pero déjame decirte que a un lado de ti está EL CONSOLADOR DE TU ALMA… QUE TE DICE “Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad”…

Una ACTITUD DE AGRADECIMIENTO puede cambiar tu perspectiva de tus problemas, y ¿por qué no? hasta de la muerte… Este es el momento para que te comprometas a una confianza total hacia Dios. No puedes depender de tus sentimientos y habilidades. ¡Tendrás que confiar en cada palabra que Dios habla! “Mira que te mando que te esfuerces y seas muy valiente; no temas ni desmayes, porque el Señor, tu Dios, estará contigo dondequiera que vayas” (Josué 1:9).

Esto es FE. Dios quiere que dispongas tu corazón para obedecer todo lo que está escrito en la Palabra de Dios, sin cuestionarla ni tomarla livianamente aun en estos momentos tan dolorosos… Y te dice “…Diga el débil. ¡Fuerte soy!” (Joel 3:10) y te pide “hermanos míos, fortaleceos en el Señor y en su fuerza poderosa” (Efesios 6:10).

Entonces comprenderemos que la gracia de Dios es incalculable… que tiene unos elementos críticos que pueden cambiar el rumbo de nuestro destino… Como este día que pude presenciar a una familia dándole el ultimo a Dios a su ser amado y como la misericordia y la gracia infinita de mi Padre pudo abrazarlos de una manera sobrenatural. ¡Qué privilegio el mío de poder llevar a esta familia una palabra de aliento de parte de nuestro Creador! Y sin titubear les presenté el mensaje de mi Señor que escrito está en 2 Corintios 12:9-10 “Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.”

No me acaba de sorprender el amor infinito de mi Señor, como en un segundo Dios transformó el ambiente de tristeza con olor a muerte, a un ambiente lleno de paz, de amor, y agradecimiento hacia Aquel que por amor les permitió disfrutar por muchos años a su madre… que en cuestión de segundo expiraba el último respiro de vida…

Amadas… Dios te dice esta noche… Bástate mi gracia; ¡porque mi poder se perfecciona en la debilidad!

Eternamente enamorada de mi Creador,

Selbia Leon, MSC-Psych.

Anuncios

2 thoughts on “El poder que se perfecciona en tu debilidad

  1. como tu dices han habido un par de ocasiones en que la tristeza me ha abrazado hasta casi asfixiarme más sólo Dios con sus promesas me ha sostenido. Ahora quiero decir que…” hasta aquí me ayudó Dios”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s