El poder de la “pausa”…

10653400_10154619572985223_6442795347684588526_n

Casi me puedo imaginar la escena…

Una mesa hermosamente decorada y adornada con todos los platos favoritos del rey. Del primer al último detalle, todos los momentos de esta importante noche fueron planeados y ejecutados deliberadamente. Ester era una reina que conocía a su rey, y a su rey le gustaban los banquetes. Le gustaban mucho realmente.

Así que, ¿qué mejor manera de hablar con su rey en nombre de su pueblo que invitarlo primero a él y a su compañero a una comida especial? Vamos chicas, todas sabemos que una de las mejores formas de llegar a los corazones de nuestros hombres es ¡a través de sus estómagos! Ester no era tonta.

Pero algo sucedió esa noche en el banquete. En algún lugar entre el aperitivo y los postres, Ester sintió que Dios la guiaba a esperar sobre compartir su petición con el rey. ¡Imagínate lo difícil que debe haber sido! La presión de la vida de miles de hombres, mujeres y niños estaba en juego. Sus palabras tenían que ser perfectas, la comida perfecta. Tenía todo lo necesario para que las cosas fueran exactamente según lo planeado… y luego no lo hizo. Personalmente en situaciones como esta, yo igual habría preferido terminar con esto de una vez en lugar de extender la agonía de la espera un día más y planificar una cena más. Pero no Ester. Ella era una mujer que estaba dispuesta a esperar en el Señor, aunque no tenía sentido para ella en ese momento. Su confianza estaba firmemente plantada en Dios, en Su voluntad y en Su tiempo. Ella estaba dispuesta a esperar si eso era lo que su Señor la estaba guiando a hacer.

Y así que ella esperó.

“Si el rey me mira con favor y si place al rey otorgar mi petición y conceder mi demanda, que venga el rey con Amán al banquete de mañana voy a preparar para ellos. Entonces voy a responder la pregunta del rey” Ester 5: 8.

 

Ester era una reina que conocía el poder de cuándo hablar y cuándo permanecer en silencio.

“Una palabra hablada acertadamente es como manzanas de oro en bandeja de plata.” Proverbios 25:11

 

Las palabras correctas dichas en el momento correcto, de la manera correcta… eso es lo que Esther estaba apuntando.  A veces sabemos lo que hay que decir, pero el tiempo no es el indicado. Esther sintió que Dios presiono el botón de pausa y por eso ella pospuso su solicitud.

“Dios puso en el corazón de Ester retrasar su petición un día más; ella no lo sabía, pero Dios si sabía, lo que iba a suceder en esa misma noche. “- Matthew Henry

 

Dios estaba ocupado trabajando durante el período de espera de Ester.

Él hace lo mismo por nosotras.

Querida amiga, no te desanimes si estás en una temporada de espera. No pierdas tu esperanza si te sientes como que Dios ha pulsado el botón de “pausa”. Tal vez sea tu deseo de casarte, pero la persona correcta no ha llegado a tu vida aún. O tal vez es el deseo de formar una familia, sin embargo, Dios no te ha bendecido aún con un niño. Tal vez, sólo tal vez, es en el silencio, en las oraciones sin respuesta, en el retraso… en la pausa de la vida que Dios está trabajando detrás de escena, escribiendo un increíble giro de los acontecimientos de la historia  que aún no se ha revelado.

A veces pienso que Dios hace algo de su mejor trabajo en las “pausas” de nuestras vidas.

No te desanimes, querida hermana, si te encuentra en una “pausa”… nunca se sabe lo que Dios nos traerá mañana.

Una noche en vela en el horizonte y un sorprendente giro de los acontecimientos estaba en camino.

Hablemos: ¿Qué te ha enseñado Dios en las “pausas” de tu vida? ¡Vamos a alentarnos unas a otras hoy!

¡Ama a Dios grandemente!

angela

LoveGodGreatly.com

Traducido por Joanna Pérez de Merino

Advertisements

5 Replies to “El poder de la “pausa”…”

  1. Hola! Dios les bendiga! En esta pausa de mi vida Dios me ha enseñado a moldear mi carácter y a notar los pecados que habían en mi, que antes pasaban desapercibidos. He aprendido a glorificar a Dios en este tiempo por que se que al igual que con ester el esta trabajando en mi. 🙂

  2. Bendiciones a todas, A veces no entendía por que Dios no contestaba mis peticiones en el momento que yo creía que era el correcto, pero cuando él contesto supero mis espectativas siempre; siempre agrego algo más de lo que yo habia pensado, no solamente me enseño que debo de confiar en él, sino que para él no hay nada imposible y que él es el dueño del oro y la plata y que soy hija de un rey. Tambien me ha ayudado a madurar en muchas areas de mi vida y en examinar mi vida, preparándome para algo especial.

  3. bendiciones, Dios me ha enseñado a depender mas de El, a saber esperar por que la espera vale la pena así lo he visto cuándo por fin veo aquello por lo que me preguntaba, en la espera me ha enseñado a leer mas de El, alimentarme de su palabra en si Dios realmente sabe lo que hace 🙂

  4. en mi pausa actual, estoy siendo tratada por el Señor, escuchando su voz, viviendo el tiempo de ser renovada en su Espiritu, hay un proceso de santificación diario y este devocional me enseña una vez más a saber esperar el cómo y el cúando de hablar con la sabiduría del Señor, un desafío más!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.