Lo Bueno de no tenerlo todo bajo control…

 

 jack

(Whitney y su hijo Jack)

Me senté en silencio en la sala de espera, con lágrimas corriendo por mi cara. Incluso mis emociones inestables me tomaron desprevenida.
Después de todo, yo soy la que se supone que siempre tiene todo bajo control.

Y oh, cómo deseo ser esa persona. La de bajo mantenimiento, la que siempre anima. Que siempre tiene una sonrisa en la cara, es generosa con el tiempo, y ayuda a aliviar las cargas de los demás. Desprecio la necesidad en mí misma. Llámalo misericordia, llámalo el síndrome del hijo de en medio, o llámalo un mal caso de querer tener el control. Sea lo que sea, simplemente apesta cuando no lo eres.

La semana anterior, nuestro pequeño grupo familiar nos había colmado de amor y cuidados prácticos. Mi marido y yo nos sentamos en nuestro piso de la sala y lloramos y vimos como nuestros amigos nos rodearon y levantaron en oración a nuestro hijo pequeño enfermo hasta nuestro Padre capaz. Él solo podía hacer que estuviera bien en un momento, pero para Su gloria y para nuestro bien, nos había llevado en un viaje desconocido que había durado años.

Una condición genética nos había hecho aterrizar en las salas de espera del hospital de niños mucho más a menudo de lo que nos hubiera gustado. En lo que tiene que ver con su condición, siempre supimos que era solucionable, pero también que el camino sería largo. Nuestros hijos tendrían que soportar una prueba tras otra y hospitalizaciones difíciles, y lloré lágrimas duras con cada visita al escuchar a mis dulces niños gritar, “se terminó ya, mamá. Se terminó.”

 

A veces parecía injusto que tantas otras parejas tuvieran esos niños sanos, pero en mis días no egoístas, especialmente parecía injusto que nuestros hijos tuvieran que pasar por esto, mientras que otros niños con problemas de salud más graves no tenían resultados tan optimistas. Las oleadas de emociones por sí solas eran sinceramente más de lo que esta muchacha podía llevar.

Las sillas de la sala de espera eran duras e incómodas, una combinación perfecta para el estado de mi corazón. Algunos desconocidos habían llevado a mi hijo sin mí unas horas antes a través de esas puertas, y ahora la cirugía se tomaba mucho más tiempo de lo esperado. ¿Para tu gloria y mi bien, Dios?No,gracias.Mi Bibliaestaba abierta enlos Salmos, las páginas ahoramojadas; primeroconmiedo,y luegocon lágrimas,pidiendoperdón pormis dudasen Aquel quemantiene todas las cosasbajo control.
Estaba muy cansada de no tener todo bajo control. Y ahora quería gritar, “Ya termino, Padre. No quiero llevar esto más”.

Pero Dioslo encaminó para bien.

Esas palabras conocidas del Génesis mantienen presionando en las paredes de mi duro corazón con cada visita a la sala de espera a través de los años, recordándome que en cada victoria y cada puesta de nuevo en la vida, Dios tiene un objetivo más grande que mi comodidad en mente. En realidad es a través de esos momentos vulnerables en los que no tengo todo bajo control {que, seamos sinceros, es todo el tiempo} que he llegado a entender más de lo que Él es.

El Dios que forma en el útero, que ve cada pensamiento y necesidad, que me ama a pesar de mí misma – Él entiende y tiene compasión por mí en mi debilidad. Él quiso andar en un camino que ningún hombre perfecto merecía y empatiza con mi sufrimiento – no importa lo grande o lo aparentemente insignificante. Y gracias a Dios que Él me ama demasiado como para dejarme inmadura y carente.

 

Dios, el Maestro Tejedor. Estira el hilo y entrelaza los colores, el trapo con las cuerdas de terciopelo, los dolores con los placeres. Nada escapa a su alcance. Todo rey, señor, patrón de tiempo, y molécula están a su disposición. Él pasa el transporte de ida y vuelta a través de las generaciones, y como él, un diseño emerge. Satanás teje; Dios entrelaza. ~ Max Lucado

 

¿Lo Bueno de no tenerlo bajo control?

Mi dependencia es mayor.

Mis prioridades son replanteadas.

Mi voluntad es quebrantada.

Mi Corazón se vuelve tierno.

Mi compasión crece más fuerte.

Mi ministerio es más efectivo.

Dios brilla más… para mi bien, y Su Gloria.

 

He aprendido con los años que no existen personas que tienen todo bajo control. Y también he aprendido que, incluso si lo hicieran, yo no quiero ser una de ellas. En mi debilidad, he visto más de Cristo, y Él es más hermoso que antes. Lo he visto tejer esta historia de gracia –con la desordenado y retorcido – en una magnífica, intencional y con una presentación más clara para que el mundo pueda más de Jesús en mí. He aprendido que el mundo no necesita otro falso seguidor de Jesús. El mundo sólo necesita a Jesús.

 

Así que moldéame para ser más como tú, Padre. Cueste lo que cueste. Porque nada escapa a Tu alcance, mi confianza está en Ti. Brilla con más brillo, para mi bien, y Tu Gloria.

 

Pues nuestro Sumo sacerdote puede compadecerse de nuestra debilidad, porque él también estuvo sometido a las mismas pruebas que nosotros; sólo que él jamás pecó.  Acerquémonos, pues, con confianza al trono de nuestro Dios amoroso, para que él tenga misericordia de nosotros y en su bondad nos ayude en la hora de necesidad.

~ Hebreos 4:15-16

 

A sus pies,

whitney

 

*Hablemos: ¿Que problemas a usado Dios en tu vida para que Él brille más? Nos encanta escuchar tu Corazón…

 

Traducido por Larissa Zelaya Barragán

13 Replies to “Lo Bueno de no tenerlo todo bajo control…”

  1. Esto llegó a mi corazón profundamente, mi hijo es muy enfermizo desde que nació, después y se le defecto que el no escucha de un oído, ahora con el paso de el tiempo me doy cuenta que se le esta dificultando escuchar…..wow que doloroso es para una madre esto, pero se que Dios es quien tiene el control

  2. Hermoso! no se trata de nosotros, todo este ir y venir es para que la gloria de Dios se manifieste, para que El sea conocido, honrado, temido.

  3. Dios me ha dado un hijo con Autismo. La verdad no acabo de entender para qué, pero no me queda más que luchar por mi hijo y esperar a que el plan de Dios sea manifestado. He sufrido y a veces me duele pensar en las dificultades que tendremos que pasar, en cómo este mundo no está preparado para él y él tampoco lo está para desempeñarse de forma independiente y segura. Pero luego vuelvo a rendirme y a dejarle a Dios mi dolor y mi incertidumbre para tener paz, pero no ha sido fácil, no ha sido nada fácil.

  4. Como madre siempre me ha gustado planificar todo, y que todas las cosas en cuanto a organización con mis hijos, mi casa y mi matrimonio estén en un orden perfecto, pero muchas veces me doy cuenta que por mas que me esfuerce me afane me prepare, hay cosas que jamás podré controlar al 100% y cuanto las cosas se salen de control tengo que reconocer que solo Dios tiene el control y cuando le doy el control el me enseña algo nuevo o el me muestra cuanto me ama y que todo lo que pasa es para mi bien… De verdad que es hermoso descansar todo en las manos de mi Dios, el me ama mas que nadie y ama mas que nadie a mis hijos, a mi esposo, mi trabajo y mi casa. Gracias Dios…

    1. Amén Eliza! Ojalá pudiéramos tenerlo todo bajo control!!! Pero es gracias a esos momentos de “descontrol” que podemos aprender y experimentar el amor de Dios por nosotros, como bien dices. bendiciones!!! =)

  5. A mi me sucedió algo similar a lo que está pasando Liz. Mi hijo a partir de los 2 años se empezó a enfermar frecuentemente y le dieron diversos tratamientos; una ocasión le dio varicela y después de eso notamos que no oía bien de un oído, lo llevamos al médico y después de varios estudios nos dijo que casi había perdido toda la audición de ese oído, me duele, mi hijo es la luz de mis ojos y aunque noto que cada vez oye menos, sé que el Señor tiene planes bellos para él y que en la debilidad de mi hijo y mía el Señor es más grande, a pesar de la circunstancias, que no están bajo mi control, sé que el Señor tiene el control y jamás nos abandonará.

  6. Aunque nos aterra que las cosas se salgan de control, lo cierto es que con los años aprendí que es ahí, en esas situaciones límites y de angustía donde más cerca de Dios nos encontramos…….

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.