El Gran Engañador

3-Nikolai-Petrovich-Bogdanov-Belsky-Russian-painter-1868-1945-Reading-in-the-Garden-1915

Una de las cosas sobre las que leemos y hablamos  esta semana es de cómo Satanás trata de llenar nuestras mentes con voces que nos hablan mentiras. Nos susurra que no estamos bien y somos indignas del amor de Dios. Él nos dice que no somos lo suficientemente talentosas para que Dios nos use, o que no somos lo suficientemente inteligentes para conocer a Dios de una manera profunda. Él nos llena de dudas, de desánimo, de miedo y de incredulidad para poner obstáculos en nuestro caminar cristiano. Así que me quiero centrar en 3 áreas de nuestras vidas donde Satanás le gusta causar estragos.

 

1. El desordena nuestros pensamientos

Satanás hará todo lo posible para meterse en nuestras cabezas. Lamentablemente, él no tiene que hacer mucho para meterse con nosotras. Puede ser un comentario de un amigo o miembro de la familia, puede ser un vistazo en el espejo, o un intento de algo que falla. Él nos tentará haciéndonos pensar que lo que es cierto es falso, lo que es correcto es erróneo, o lo que es bueno es malo. Él teje estas redes de duda e incredulidad para que quitemos nuestros ojos de Jesús y nos centremos en nosotras mismas. Corrompe nuestro conocimiento de Dios y siempre conduce a una fe débil y la impiedad.

 

Cuando los pensamientos o inclinaciones contrarias a la voluntad y los caminos de Dios entran silenciosamente, muchos queridos cristianos confunden estos huérfanos miserables por sus propios hijos, y toman sobre sí la plena responsabilidad de estas pasiones carnales. Así hábilmente el diablo desliza sus propios pensamientos al seno de los santos que en el momento en que empiezan a gemir, él ya está fuera de la vista. Y el cristiano, sin ver a nadie sino a sí mismo en casa, supone que estas nociones mal concebidas son suyas. Así que lleva el mismo oprobio, y Satanás ha logrado su propósito.
William Gurnall

 

2. El desordena tu tiempo a solas con Dios

Satanás sabe algo que muchas veces olvidamos, que es el poder y la eficacia de la palabra de Dios. Él sabe que en Dios encontramos no sólo la verdad, sino La Verdad. Por lo tanto, él hará todo lo posible para mantenernos de las Escrituras. La otra cosa que Satanás sabe acerca de la Palabra de Dios es que es su “kriptonita”, la espada que puede y va a derrotarlo. John Piper señala que “muchos cristianos no se dan cuenta de que no podemos sacar la espada de la vaina de otra persona. Si no la usa, no podemos ponerla en marcha. Si la Palabra de Dios no mora en nosotros (Jn. 15:07), vamos a llegar a ella en vano cuando los ataques enemigos.” No importa a qué nos enfrentamos, no importa cómo nos sintamos, debemos asegurarnos de que estamos en la Palabra de Dios para que nuestra espada esté afilada y lista para la batalla. Con una espada como esa el diablo no puede vencerte.

 

Escrito está”. Permanece en ella, y si el diablo fuera cincuenta demonios en uno, no podría vencerte. Por otro lado, si dejas a un lado “Está escrito”, Satanás sabe más sobre el razonamiento que tú. Él es mucho más antiguo, ha estudiado muy a fondo la humanidad, y conoce todas nuestras debilidades. Por lo tanto, la competencia será desigual. No discutas con él, ondea en su cara la bandera de la Palabra de Dios. Satanás no puede soportar la verdad infalible, porque es la muerte de la falsedad de la que él es el padre.
C.H. Spurgeon

 

3. El desordena tu vida de oración.

 

Toda oración requiere de nosotras que, sencillamente, en verdad, hablemos con Dios por medio de Jesucristo. Pero muchas de nosotras luchamos con esto. No sabemos qué decir, sentimos que nuestras oraciones no están llegando a los oídos de Dios. A veces nos encontramos distraídas y aburridas. ¿Cuántas de nosotras estamos realmente emocionadas y no podemos esperar para asistir a nuestras reuniones de oración de la iglesia? ¿Cuántas veces tratamos de orar sólo para que todo tipo de pensamientos inunden nuestras mentes? Satanás ha hecho un gran trabajo para convencernos de que la oración es un lastre y debido a esto muchas de nosotras tenemos una vida de oración débil. Lloramos cuando estamos desesperadas o queremos algo, pero rara vez hablamos con Él acerca de nuestro día, nuestra vida, nuestros deseos y de Su grandeza.

 

Pocos son en verdad los que se encuentran que oran: hay muchos que se ponen sobre sus rodillas, y tal vez dicen una forma, pero pocos los que oran; pocos los que claman a Dios, pocos los que invocan al Señor, son pocos los que buscan como si quisieran encontrar, pocos los que llaman, como si tuvieran hambre y sed, pocos los que luchan, son pocos los que se esfuerzan con Dios fervientemente por una respuesta, pocos que le dan tregua, pocos que continúan en oración, pocos que oran siempre sin cesar y no se debilitan. Sí: ¡pocos oran! Es sólo una de las cosas asumidas como una cuestión de rutina, pero rara vez se practica; una cosa que es asunto de todos, pero en realidad casi nadie realiza.
J. C. Ryle

Satanás nunca se dará por vencido para distraernos con mentiras, placeres falsos, y con una gran cantidad de ídolos para reemplazar a Dios. Debemos ser conscientes de sus tácticas y luchar contra él.

Debemos guardar nuestras mentes, sumergirnos profundamente en nuestros momentos de tranquilidad, y perseverar en la oración, pero no para ganar más del amor de Dios. Si ves, el diablo tiene razón cuando nos dice que no somos dignos del amor de Dios. Lo somos. Al conterario, Dios nos ama y eternamente. Guardemos nuestras mentes, sumerjámonos profundamente en nuestros momentos con Dios, y persevereremos en la oración, porque en esto vemos el amor de Dios con más claridad.
Mirando a Jesús,

jen

Traducido por Larissa Zelaya-Barragan

 

Anuncios

10 thoughts on “El Gran Engañador

  1. aprecio enormementye el buenos dias chicas , el de hoy es la verdad mas hermosa que he leido en mucho tiempo. gracias

      1. él es quien pelea vence al enemigo, tu vive en mi. tu vives en Mi,
        en él confiamos , ha sido una enseñaza donde he reflexionado mucho y sobre todo he aprendido a batallar contra el enemigo satanas,,, La ORACION la arma más poderosa para defendernos del enemigo. como me gusta “” el buenos Dias chicas”
        gracias un enorme abrazooooo y muchas bendicones!!!

  2. Definitivamente la astucia del engañador está latente diariamente esperando que le permitamos entrar y anidar en nuestra mente las imposibilidades que nos hace creer… Gloria a Dios por esta enseñanza que ha sido de gran bendición para mi vida esta mañana…

  3. Gracias por esta reflexión, mediante la cual nos ratifica, que no debemos creer las mentiras del engañador, y que nuestra confianza debe estar siempre puesta en el que todo lo pudo, el GRAN YO SOY, debemos desechar cualquier pensamiento maligno con el cual el quiera llenar nuestra mente. ¿Que como lo conseguiremos? con el arma mas cortante que hay, nuestra espada de dos filos que es la palabra de Dios y la oración constante, en donde como dice esta lectura, pocos los que oran, o me incluyo los que oramos, debemos dedicar mas tiempo a la oración para cerrar cualquier hueco por donde el enemigo quiera entrar. Mi oración: Querido Señor Jesús, ter pido que tu seas llenando siempre mi mente, mi espíritu, y mi corazón, con tu presencia, que mis ojos, mi mente y todo mi ser, siempre entes fijos en ti, y no hacer lo de Pedro que volteo su mirada de la del Señor y se estaba hundiendo. Asi que no quiero apartar mis ojos de ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s