Corre con fuerza

Image

photo credit: Alessandro Pautasso

 

 

Prosigo a la meta,  al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Filipenses  3:14

 

El predicador del siglo 17 Thomas Watson dijo que el camino de la tierra al cielo, no es fácil, y está en lo correcto. Nuestra vida está llena de altibajos, alegrías y tristezas, etapas que parecen tranquilas y fáciles, y etapas que son laboriosos y tediosas. Todas sabemos lo que se siente al estar abrumadas con la cantidad de cosas que tenemos que hacer o al estar en medio de una relación tensa. La vida no es fácil.

Pablo sabía sobre cosas difíciles. De hecho, el escribió el libro de Filipenses mientras estaba en prisión, pero sus ojos estaban tan enfocados en Jesús que este libro resultó ser una de las cartas con más ánimo my gozo que escribió.

La Biblia compara a menudo nuestra vida con una carrera. 1 Corintios 9:24 nos reta a correr de tal manera que obtengamos el premio. Hebreos 12:1 nos dice que corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante. Salmos 119:32 dice que debemos correr por el camino de los mandamientos de Dios. Y nuestro versículo de hoy, Filipenses 3:14, nos recuerda  perseverar hacia la meta y el premio.

 

La carrera tiene un camino específico.

En cada carrera hay un camino que hay que tomar. Vamos a asegurarnos de que no estamos corriendo sin rumbo o sin propósito. El camino que debemos tomar es el de la obediencia y la santificación. Es uno que está lleno de santidad y comunión con Dios. Todos los demás caminos están llenos de cosas mundanas que nos pesan y de pecados que se enredan entre las piernas para hacernos caer.

 

La carrera es dura.

La carrera del cristiano es dura. Debemos de esforzarnos por llegar a la meta final. Esforzarse implica trabajar duro y  con diligencia.

 ” Mi alma se aferra a ti;
tu mano derecha me sostiene.”

Salmos 63:8

¿Hacemos esto? ¿Seguimos a Dios con fuerza? No hay lugar para  pereza, distracciones, o para dejar las cosas para después. Listas, deseos, y soñar despiertos no causara que ganemos un premio.

¡Santos que duermen!
¡Qué incongruencia!
¡Tomando su facilidad, mientras están amenazados por el peligro!
¡Oxidándose en lugar de llevar a cabo su servicio!
¡Alejando oportunidades para glorificar a su Salvador, en vez de redimir el tiempo!
A.W. Pink

 

La carrera es corta

 

La carrera es corta. Los años pasan rápido y las estaciones vienen y van. Nuestro tiempo en la tierra no es largo, sobre todo cuando se compara con la eternidad, y aunque el diablo tratará de distraernos con todas las cosas brillantes de lo que este mundo ofrece, debemos mantener la concentración.

“Cuando matas el tiempo, recuerda que no tiene resurrección.”
A. W. Tozer

También deberíamos sentirnos animadas ante la idea de que, como nuestro tiempo es breve, nuestro sufrimiento también lo es a la luz de la eternidad. Esto no hace que el sufrimiento sea  fácil, sino que hay una luz al final del túnel.

No es más que un momento, cristiano, y terminará la lucha, llorando y orando, y cosecharás el fruto de todas tus oraciones. No es más que un momento, y se terminará el sufrimiento para esta entre “los espíritus de los justos hechos perfectos”.


Thomas Watson

 

La carrera tiene un premio

Al igual que en la mayoría de las carreras, hay un premio para los que terminan. Es lo mismo en el cristianismo, pero no hay un solo ganador. Todos los que terminan recibirán una recompensa, un premio que es tan precioso que se compara con una corona.

 Por lo demás me espera la corona de justicia que el Señor, el juez justo, me otorgará en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que con amor hayan esperado su venida.  

2 Timoteo  4:8

La carrera cristiana está llena de batallas, luchas cuesta arriba, caídas y distracciones pero Jesús va con nosotras y, por lo tanto, también está llena de paz, de alegría, crecimiento y la seguridad de que va a terminar y que habrá un premio.

Que este sea un año en el que oremos, como Salomón, “Atráeme; en pos de ti correremos..”  Cantares 1:4

Mirando a Jesús,

Image

Traducido por Larissa Zelaya-Barragan

Anuncios

2 Replies to “Corre con fuerza”

  1. Estoy muy animada a correr este año para el Señor. Y quiero que sepan que estan siendo utlizadas por Dios para animarme a proseguir cada dia en la carrera de la mano de mi salvador. Gracias…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s