Su obra redentora

d   Mi bebé recién nacida abrió los ojos y me miró fijamente. Parpadeó para intentar acostumbrarse a la luz en la habitación. Yo parpadeé en un intento de retener las lágrimas que amenazaban con caer. Era hermosa. Era pequeña. Era mía. Ahora era mama – una joven mamá. De diecinueve para ser exactos. Como…

Gloríense en el Señor

“Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y…

Semana 4: Nadie está demasiado quebrantado para Dios

  En el libro Sorprendido por el gozo, C.S. Lewis comparte una historia de uno de sus profesores de infancia, Mr. Kirkpatrick. Un maestro brillante y amigo personal del papá de Lewis, Mr. Kirkpatrick fue uno de los que le enseñó a Lewis a debatir de manera incansable, construyendo un caso lógico y fuerte y…

Manos extendidas y corazones llenos

Mis manos estaban vacías y mi corazón estaba roto. Me senté en casa en mi reposo laboral de tres días después de mi aborto espontáneo y miré sin ver la pantalla de la computadora enfrente de mí. Traté de leer mi Biblia, pero era incapaz de centrarme más allá de uno o dos versículos. Quería…

El don de la intimidad con Dios en nuestro quebrantamiento

Hace casi veinte años, mi padre me dio un consejo al que a menudo he vuelto. Él me dijo, “Si Dios ha puesto un llamado en tu corazón, Él encontrará una manera de llevarlo a buen término.” No tienes que preocuparte de que el llamado acabe o desaparezca. Puede que no esté de acuerdo con…

Semana 3: Sara y la infertilidad

  Esta semana estamos viendo el duro tema de la infertilidad. Es duro porque es muy doloroso, emocionalmente agotador y consumidor. Muchos han estado toda la vida esperando a tener hijos, solo para encontrarse con la amarga decepción de la infertilidad. Hay mujeres en la Biblia que experimentaron la infertilidad: Raquel (Gen 30), la esposa…