Carta a mi hijo, parte 2 …

  La primera vez que soñé contigo,  no pensé en las tentaciones y decisiones difíciles que podrías enfrentar en este mundo. No, mi dulce niño. Yo estaba pensando en diez pequeños dedos de los pies y en la suave piel de bebé; el aroma dulce de recién nacido y la decoración coordinada de tu cuarto infantil. Me …

HEREDERAS DE DIOS

Durante la pasada semana, muchas mujeres de los equipos de traductoras y de liderazgo de Ama a Dios Grandemente hemos podido reunirnos en Texas. La mayoría de nosotras nunca nos hemos visto en la "vida real", por lo que este ha sido un momento muy lindo de compartir historias, risas, edificar amistad, capacitación, y lo …