Y después de la batalla… ¡sigue firme!

Soy una madre de tres hijos. Cuando eran pequeños, por más que les dijera que fueran amables y compasivos, ellos encontraban la manera de recordarme que Dios los había hecho NIÑOS. En su mundo, los palitos se convertían en espadas. Las tapas de las ollas eran escudos de batalla. Y nadie tuvo que enseñarles tampoco …

Él mueve montañas

Pasé muchas, muchas mañanas en mi asiento en la iglesia. Solía sentarme, inquietarme y menearme. Algunos domingos estaba tan cansada de levantar a todos, alimentarlos, vestirlos y salir de la casa que dejaba caer mis pesados párpados. Solo por un minuto. Algunos años después, en mi nuevo viaje a la iglesia, Dios encendió un fuego …

Dios Redimirá

En 1987, mi mamá estaba recién casada con mi padrastro, y nuestra nueva familia necesitaba empezar de nuevo. Al igual que aquellos que se habían ido al oeste décadas antes que nosotros, también queríamos un nuevo comienzo. Entonces, manejamos desde las tierras de cultivo de Indiana hasta las colinas del norte de California. Recuerdo ese …