Escogida

La veo en mi mente: una chica insegura con zapatos lisos y una camisa de neón brillante. Está sentada en un pupitre de una clase abarrotada con una carpeta y esperando que alguien se fije en su nuevo y atrevido corte de pelo y le diga que se ve linda. Tiene el estómago hecho un nudo y desearía haber perdido sólo dos kilos más durante el verano. Pasó horas en el centro comercial tratando de encontrar el traje perfecto para coincidir con lo que vio puesto en la hermosa chica de la revista.

Se esfuerza demasiado, y todos los demás, en el aula, miran hacia otra dirección. Su mente está llena de ideas sobre cómo arreglarse a sí misma. Anhela que la vean, que la acepten y que la inviten a la fiesta.

Quiero pulsar el botón de pausa de su dolor y dejar que mi yo de 16 años sepa que va a estar bien.

Vas a estar bien, jovencita. No serás la reina del baile y no te invitarán a todas las fiestas geniales, pero eres parte. Eres amada. Eres especial.

Amiga, no dejes que el enemigo de tu alma te mienta y te diga que no eres valorada o importante. Eres la hija real de Dios. Eres de Su pertenencia.

Mucho antes de que nacieras, tu Padre Celestial te eligió. Cuando Él estaba colocando cada estrella en el cielo y creando el océano, Él decidió añadir algo extra a Su bella obra maestra. Él te diseñó con un brillo en Sus ojos amorosos y determinó que serías colocada en esta tierra para llevar Su nombre y proclamar Su virtud y majestad al mundo observador.

Esa fiesta a la que no te invitó la chica más genial de la clase palidece en comparación con el maravilloso propósito que Dios ha diseñado para tu vida. Dios tiene planes más grandes para ti. Es posible que no pertenezcas al “grupo popular” aquí en la tierra, pero Cristo está preparando un lugar para ti en el Cielo. El Rey del universo te considera deliberadamente y se fija en cada detalle de tu vida. En este mismo momento, tu Salvador está sentado a la derecha de Dios Todopoderoso y abogando en tu nombre. Como parte de Su real sacerdocio, tú tienes acceso completo al oído divino del Gobernante de toda la creación.

La Luz del mundo vive en ti, y tu pequeña luz brilla intensamente para Su gloria en este mundo oscuro. Cuando mires hacia arriba y veas una estrella en el cielo, recuerda que Dios te ve. Eres amada, favorecida y apartada como santa por Dios Todopoderoso.

Puede que nunca lleves la ropa más bonita, pero puedes mostrar Su amabilidad, amor y bondad en un mundo oscuro. Te pareces mucho al Dios de la redención. Dios te ha escogido para mostrarle a este mundo que las que confiesan que Cristo es el Señor no serán rechazadas, porque Jesús se encarnó para salvarnos a todas del pecado y de la vergüenza. La salvación está aquí.

Mujer, siéntate con la cabeza alta y sonríe. Jesús te ha liberado para siempre de esforzarte por encajar en lo que el mundo aplaude. En Cristo, recibimos aceptación, y podemos experimentar Su plenitud de gozo y vida abundante dondequiera que estemos.

A tu alrededor hay personas quebrantadas que siguen perdidas en el quebrantamiento del pecado. Dios te ha elegido para que guíes a todos los que conozcas, hacia la luz de tu Salvador.

Lyli

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .