Testimonios ADG – Leidi

Recuerdo un domingo, que mi amiga Joanna Pérez de Merino me presentó el ministerio “Ama a Dios Grandemente” en el 2016. Me llamó la atención su nombre “ADG”, en ese momento anunciaban el estudio “Eres Perdonada”. Y justo en ese tiempo pasaba por una etapa donde necesitaba ver y sentir un cambio, mi norte era seguir creciendo y avanzando de la mano de Dios y en unión de mi familia (esposo y mis tres pequeñas hijas).

Para ello necesitaba de una intimidad aún más profunda con Dios, para recibir Su dirección y caminar conforme a Su voluntad, por lo que acepté con gran expectativa hacer el estudio.

Sin duda alguna necesitaba aún más sumergirme en las profundidades de la Palabra de Dios, este estudio era la respuesta de mi Buen y Amado Señor.

El desarrollo fue impactante, sentía como asombrosamente Dios obraba en mi interior a través de cada lectura sobre el tema “Eres Perdonada”, ¡justo lo que necesitaba!

Comenzó a surgir el cambio, y era tanta mi pasión que compartía mi experiencia, no solo en el grupo en línea, sino también con mi esposo e hijas y con algunas hermanas en la fe a través de mensajes de difusión. Por la gracia de Dios se extendía la bendición y veía como Él obraba también en ellas. Pasado dos estudios, entre desafíos y hermosas experiencias ese grupo en línea se convirtió en un grupo presencial de mujeres en la iglesia local donde mi esposo sirvió como pastor adjunto.

En el 2017 se anunció el primer entrenamiento de ese año para nuevas líderes en ADG, y de inmediato sentí en mi interior ir más allá y escalar otro peldaño en Cristo.

Dios me permitió ver Su amor y respaldo en mi primer grupo en línea, posteriormente presenté el ministerio a otra iglesia local, siendo de bendición por el número alto de mujeres participantes y luego implementé los estudios en la obra que actualmente mi esposo pastorea por la Gracia de Dios.

Hoy me quebranto de gozo y agradezco al Señor por seguir obrando en mi vida a través de cada estudio, aprendí una disciplina espiritual fundamental y continúo aprendiendo de la importancia de crecer en compañía y unidad con otras mujeres, hermanas y amigas. Incluso con mujeres que no conozco pero Dios sí y nos une conforme Su propósito y voluntad a través de este hermoso ministerio.

Mi gozo se extiende en cada estudio al ver los testimonios de mis compañeras de grupo y saber que a pesar de que cada una de nosotras tiene una historia diferente, también muchas cosas en común; esto hace que los grupos no sean sólo de estudios sino una comunidad fraterna que crece continuamente en la Palabra y en el Amor de Dios.

Ver los frutos de mujeres que se prepararon y con gran ánimo, amor y esfuerzo están llevando sus grupos; ver esos avances y el trabajo gigantesco que hace cada mujer de este ministerio me motiva aún más a seguir sirviendo humildemente y así como aprendí en el entrenamiento para líderes de grupo ADG: “ser una líder servidora”.

Mi oración es que pueda seguir con pasión, gozo y valentía la obra de mi Buen y Amado Dios aquí en la tierra. Le pido ser siempre instrumento en Sus manos para alcanzar a más mujeres a que “Amen a Dios Grandemente”.

Apasionada de este ministerio y dando gracias a Dios en oración por él.

Leidi Linarez de Nogueira.

La Guaira – Venezuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .