Los dos grandes mandamientos

por Angela Perritt

«Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento de la ley?».Y Él le contestó: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el grande y primer mandamiento. Y el segundo es semejante a este: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.–Mateo 22:36-39

Los primeros versículos que les enseñé a mis hijas fueron los de Mateo 22:37-39. Si quieres saber la voluntad de Dios para tu vida en pocas palabras, ahí lo tienes.

Amar a Dios y amar a los demás, eso lo resume bastante bien.

Me encanta cómo estamos comparando los mandamientos del Antiguo Testamento con los del Nuevo Testamento. Muchas veces nos sentimos tentadas a ver al Dios del Antiguo Testamento como frío, mezquino e inaccesible, sin embargo si realmente indagamos a fondo los mandamientos que se encuentran en Éxodo 20:1-17, veremos que todo se trataba de amar a Dios y amar a los demás.

Cuando miras más de cerca los mandamientos del Antiguo Testamento y los del Nuevo, verás que Jesús, literalmente dio vida a esas reglas, a esos mandamientos.

Jesús puso el mundo de cabezas al vivir Mateo 22:37-39. Demostró lo que era tomar los mandamientos de Dios seriamente y ponerlos en práctica. Cuando lo hizo, el mundo cambió para mejor.

Las personas fueron liberadas física, emocional y espiritualmente. La vida de las personas cambió de adentro hacia afuera. Aquellos que en otro tiempo no tenían esperanza, encontraron esperanza gracias a Cristo. Jesús amaba a Dios con todo lo que tenía y todo lo que era, y por eso pudo amar bien a su prójimo.

En esta temporada de Adviento, mientras pensamos en qué regalos dar a aquellos que amamos en nuestras vidas, tomemos del amor que Jesús nos ha dado y obsequiémoslo. Nuestro mundo necesita desesperadamente creer, sentir y experimentar el amor de Dios en este instante, y esta temporada es el momento perfecto para ser generosas con el amor constante e inagotable de Cristo.

Mientras adquirimos ofertas de último momento y obsequios difíciles de encontrar para nuestros seres queridos, asegurémonos también de regalar lo que realmente importa: nuestro amor.

Regalar amor no nos cuesta nada y, al mismo tiempo, nos cuesta todo.

Amar a Dios con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma y con toda nuestra mente significa amarlo con todo lo que somos y no retener nada. Significa deleitarnos en Él por quién Él es.  Significa regocijarnos en Su asombroso regalo de salvación y elegir vivir nuestra vida en gratitud por lo que Él ya ha hecho por nosotras.

Amar a nuestro prójimo significa que lo amemos de la manera que nosotras queremos ser amadas. Significa hacer el esfuerzo de bendecirlo primero, o acompañarlo la milla extra si eso es lo que necesita. Amar bien a nuestro prójimo podría significar bajar un cambio y tomarnos el tiempo para hablar con él y averiguar cómo está. O podría implicar elegir pensar lo mejor de él y perdonar primero, no llevar un registro de los errores. Amar bien a nuestro prójimo puede significar ser sensible y tratar de comprender su vida y cómo se siente estar en su lugar. Amar a nuestro prójimo como a nosotras mismas significa que sufrimos cuando sufre, lloramos cuando llora y nos regocijamos cuando se regocija. Significa que nos sacrificamos cuando él no tiene y hacemos lo que podemos con lo que nos han dado.

En esta Navidad, elijamos amar a Dios y amar bien a nuestro prójimo dando el regalo de amor a Dios, a nuestro prójimo y a nosotras mismas.

¡Que el mundo nos conozca por nuestro amor!

¡Ama a Dios Grandemente!

Angela

Semana 1 – Desafío

Esta semana, practica guardar el día de reposo. Tómate un día para estar libre de trabajar, esforzarte, crear, construir u organizar, y simplemente celebra. Incluye a tu familia o amigos en esta práctica. Reflexiona sobre tu experiencia. ¿Qué dice Jesús sobre el día de reposo? ¿Cómo puedes incorporar esta disciplina espiritual a tu vida cada semana?

___________________________________________

Semana 1 – Plan de Lectura

Semana 1 – Versículo a Memorizar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .