La Bendición de Cristo

Por Crystal Stine

Mi hija tiene una habilidad muy especial para decir en diez minutos y mil palabras una historia que a mí me llevaría una frase en menos de un minuto. Se podría suponer que ella ha heredado esa habilidad de la autora en la familia, pero no, ese es un regalo de mi esposo que puede convertir una pregunta “por sí o por no” en un momento educativo de veinte minutos.

Sucede que amo ser sintética, con una respuesta directa y muy poca información, lo que podría explicar por qué me tomó varias lecturas en varias traducciones y al menos un comentario para profundizar realmente en las Escrituras de hoy. Tengo la sensación de que quizás no sea la única que tiene esos momentos al leer la Biblia. ¡El apóstol Pablo ciertamente no es tacaño con sus palabras!

De hecho, uno de esos comentarios que leí señaló que, en el griego original, la carta de Pablo va sin parar desde el versículo 3 al 14, ¡con más de 200 palabras! Es la oración más larga del Nuevo Testamento (Comentario bíblico del Nuevo Testamento para laicos). La hermosa doxología (un breve himno de alabanza) le recuerda a su audiencia que no solo deben mantener su enfoque en Dios sino en todo lo que se ha hecho por nosotros.

Antes del comienzo de los tiempos, Dios el Padre nos eligió y desarrolló un plan para nuestra salvación, un plan nacido del amor que solo podría lograrse mediante el sacrificio de Jesucristo, Su Hijo. Cuando tú y yo creímos en Cristo, fuimos apartadas y nuestro corazón estuvo disponible para que el Espíritu Santo revelara la sabiduría y la percepción de Dios.

Pablo nos recuerda la promesa de Dios en esta sección inicial de Efesios: liberación absoluta y completa de Su pueblo de todas las consecuencias del pecado. Cuando aceptamos a Cristo como nuestro Salvador, recibimos redención, perdón, gracia, amor y un hogar para siempre con Dios el Padre que eligió adoptarnos. Tú y yo somos parte del increíble plan de Dios, receptores de la herencia más asombrosa, elegidos a propósito para un propósito.

“En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo.”. Efesios 1: 11-12 RV60

“Por medio de Cristo, Dios nos eligió desde un principio, para que fuéramos suyos y recibiéramos todo lo que él había prometido. Así lo había decidido Dios, quien siempre lleva a cabo sus planes. 12 Dios quiso que los judíos fuéramos los primeros en poner nuestra esperanza en Cristo, para que lo alabemos por su gran poder.”. Efesios 1: 11-12 TLA

La bendición de Cristo siempre fue el camino planificado para que se cumpliera la promesa del pacto de Dios. No son solo buenas noticias, ¡sino las mejores noticias! Es el tipo de noticia que no se puede guardar para nosotras mismas sino que deseas gritarla desde los tejados. ¡El Evangelio cambia vidas, da esperanza, cumple promesas y está disponible para todos, son noticias del mayor regalo que jamás recibiremos! Cuando pienso en las personas en mi vida que no conocen el tipo de amor generoso que Dios quiere derramar en sus vidas, puedo comenzar a comprender la emoción de Pablo.

¿Cómo podríamos guardarnos este regalo para nosotras?

Cristal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .