La Importancia de la Teología

Soy una nerd de la teología. Una vez saludé a mi compañera de cuarto por la mañana con una perorata sobre la tentación de Jesús y la unión hipostática, sin considerar que ella podría querer esperar hasta después del desayuno antes de sumergirse en un problema teológico. Su aturdida respuesta se encontró con un exacerbado: “¡No es así como funciona todo esto!” de mi parte. Cuando se trata de mi fe, me apoyo mucho en mi conocimiento. Me relaciono con Dios a través de mi mente, y cuando leo un libro desafiante o escribo un artículo teológico bien investigado, me siento cerca de Él.

Para alguien como yo, Hebreos es un libro rico, lleno de exposiciones teológicas que son esclarecedoras y, a veces, un poco complicadas. Esta sección del libro, 10:19-25, a veces se ve como una porción más práctica. Este pasaje toma gran parte del trabajo teológico pesado que ya se ha hecho: los pactos antiguo y nuevo, el significado del sistema de sacrificios y el cumplimiento de Cristo, el significado del sacerdocio, y muestra cómo esta verdad es el fundamento para la acción de los fieles. Sin embargo, las instrucciones que se dan aquí no se dan fuera de contexto, sino como la respuesta correcta a una rica teología. 

Cristo ha hecho posible un “camino fresco y vivo” para nosotras, y vivir de esa manera requerirá que nuestra mente conozca las verdades acerca de Él, y que vivamos de manera diferente debido a esas verdades. Los versículos 19-22 resumen algo de lo que ha sucedido antes. El sacrificio de Cristo eliminó la barrera espiritual entre nosotras y Dios, cumpliendo perfectamente el papel del sumo sacerdote y dándonos la clase de seguridad permanente en nuestro estado que el antiguo sistema de sacrificios nunca podría proporcionar.

Nuestra primera respuesta a estas verdades viene en el versículo 22. Nos acercamos con un corazón sincero. Pero esta respuesta no es solo una nota práctica al final de una perorata teológica, es la culminación de lo que toda buena teología debería hacer: ¡entrenar nuestros corazones para amar las cosas correctas! Nos acercamos a Dios, no solo a una idea abstracta de Dios, sino a este Dios que se nos reveló a través de Sus acciones salvadoras.

Hay dos imperativos más en esta sección: aferrarse inquebrantablemente a nuestra esperanza (v. 23) y “pensar” en cómo animarnos unas a otras a hacer buenas obras (v. 24). Después de toda la teología profunda en la que trabaja el autor de Hebreos para mostrar cómo Cristo nos ha proporcionado acceso a Dios, esta es nuestra respuesta: acercarnos, aferrarnos a nuestra esperanza y considerar cómo animarnos unas a otras.

Este pasaje no está separado del resto del libro. La teología es nuestro fundamento, no las cosas aburridas por las que algunas de nosotras queremos pelear antes de habernos cepillado los dientes. ¿Quién es este Dios al que nos estamos acercando? ¿A qué esperanza nos aferramos? ¿Cuáles son las “buenas obras” que se supone que debemos animarnos unas a otras a hacer? ¿Por qué nos reunimos y por qué sería una deserción detenerse? Hebreos da forma a las respuestas a estas preguntas y luego nos recuerda que una vez que hemos entendido el contenido, tenemos que actuar en consecuencia.

Algunas de ustedes probablemente se parecen más a mí (de las que piensan), y algunas de ustedes son más como algunas de mis amigas y familiares más queridos (de las que sienten), pero todos necesitamos una teología rica que cambie nuestras vidas. Tal vez en este punto de nuestro estudio de Hebreos te hayas desanimado por lo complicados que son algunos de estos pasajes, o tal vez estés emocionada con todas las preguntas y los problemas que has podido resolver. De cualquier manera, este breve pasaje es un recordatorio importante de que el trabajo de estudiar las Escrituras vale la pena, y que no puede concluir con solo hacernos pensar, necesita cambiar nuestras vidas.

De hecho, esta sección de los versículos 19-25 es una larga oración en griego. Es una de las cosas divertidas de la forma en que funciona el griego, pero también es un recordatorio de que nada de esto puede separarse de lo demás. Nuestras creencias impulsan nuestras acciones y nuestras acciones refuerzan nuestras creencias. Las verdades que conocemos acerca de Dios cambian la forma en que nos acercamos a Él. Las verdades que conocemos acerca de Su sacrificio cambian nuestra esperanza en medio de la aparente desesperación de nuestro mundo. Las verdades que conocemos sobre la comunidad que Él ha creado sobrenaturalmente y llamado Su iglesia cambian la forma en que nos relacionamos unos con otros.

Kaitlyn

_______

Semana 5 – Desafío

Hebreos 10:24-25 nos exhorta a animarnos unas a otras, a reunirnos y estimularnos unas a otras a realizar buenas obras. Cada día de esta semana, comprométete a edificar a una hermana o hermano en Cristo de una de estas maneras. Anota en un diario las formas en que ves a Dios obrar en tu corazón, en tu vida y en la vida de tus hermanos en la fe mientras buscan animarse y edificarse unos a otros.

Semana 5 – Plan de Lectura

Semana 5 – Versículo a Memorizar

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.