La Importancia del Discipulado

La Importancia del Discipulado

A mis padres les encanta contar la historia de mi primer esfuerzo evangelístico: enseñar a mis compañeritos del autobús escolar a cantar “Jesús me ama”. Aparentemente, descubrí que uno de mis amigos no sabía acerca de Jesús y le enseñé a cantar la canción, le dije que se la enseñara a sus padres y me fui a casa convencida de que todos serían cristianos la próxima semana.

Y la verdad es que espero haber crecido desde esos días de jardín de infantes, a veces temo que mi actitud sobre compartir el evangelio no ha cambiado mucho. He contado la esencia de la historia, esperando que suceda lo mejor y dejando el autobús en mi parada. Muchas de nuestras iglesias han promovido de manera involuntaria ese pensamiento también. Dedicamos mucho tiempo a los números: número de conversiones, número de veces que se compartió el evangelio, número de bautismos. Podemos limitar el alcance de nuestra responsabilidad a compartir la verdad del evangelio y luego dejar que las personas descubran el resto por su cuenta.

La ruta inusual que tomaron Pablo y Bernabé de regreso a Antioquía en Hechos 14 nos muestra otra forma de pensar respecto al evangelismo. Después de su exitoso tiempo en Derbe (14:21), comenzaron su viaje de regreso a Antioquía. En lugar de tomar la ruta más natural del sudeste desde Derbe de regreso a Antioquía, volvieron por donde llegaron a Listra, a Iconio y luego a Antioquía. No compartieron el evangelio en estas ciudades, las quitaron de la lista y regresaron a casa. Regresaron a las congregaciones que comenzaron y “fortalecieron las almas de los discípulos” al recordarles que las persecuciones que sufrirían no carecían de sentido, y formarían parte de entrar en el reino de Dios (14:22). No dejaron a estos nuevos cristianos sin un liderazgo fuerte o una enseñanza adecuada; volvieron a ellos y nombraron ancianos en quienes confiaban que Dios usaría para nutrir a Su iglesia (14:23).

Las acciones de Pablo y Bernabé revelan algo importante, incluso para aquellas de nosotras que quizás nunca viajaremos cientos de millas para compartir el evangelio. Nos muestran la importancia del discipulado. Confiaron en que estos nuevos cristianos, habitados por el Espíritu Santo, serían protegidos y santificados por Dios. También reconocieron que fueron llamados a ser parte de este proceso. No creían que este trabajo dependiera completamente de ellos, sino que oraron y ayunaron para buscar la dirección final de Dios en sus acciones. Sabían la importancia de alentar, enseñar y guiar a estos nuevos creyentes, y fueron fieles a toda la tarea que Dios les había encomendado, no solo para el principio.

¿A quién ha puesto Dios en tu vida para discipular? El trabajo de Pablo y Bernabé puede parecernos emocionante o impresionante, pero probablemente parecía mucho más secular de lo que nos imaginamos. ¡Pasaron días viajando entre ciudades! Cuando alentaban a estos nuevos cristianos, no siempre era a través de discursos dramáticos o momentos elocuentes. Quizás eran conversaciones cotidianas, pequeños actos de servicio o aprovechaban oportunidades menores para enfocarse en el reino de Dios. Es posible que no nos demos cuenta de las oportunidades que tenemos frente a nosotras para avanzar en el reino, difundir el evangelio y transformar la vida de las personas. En lugar de pasar a lo siguiente en la lista: la siguiente ciudad, la próxima misión, la próxima persona, quizás muchas de nosotras estamos siendo llamadas a regresar.

Volver con las personas que necesitan nuestra guía y amor. Regresar a las iglesias que necesitan nuestra presencia. Regresar a las comunidades que necesitan nuestro servicio. La ruta de regreso no es rápida ni fácil, y lo puedes observar al leer sobre Pablo y Bernabé después de que regresaron a todas esas ciudades, pero menudo es gratificante.

Kaitlyn

Semana 4 – Desafío

Los discípulos estaban comprometidos a fortalecerse y alentarse unos a otros. ¿A quién puedes alentar esta semana? Piensa en qué forma puedes fortalecerla en su fe, ¡y luego hazlo!

______________________

Semana 4 – Plan de Lectura

Semana 4 – Versículo a Memorizar

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.