Brilla allí, donde no todo está bien.

Últimamente, cuando abro Instagram, veo un anuncio de una remera específica, una sudadera que exhibe una leyenda que se repite en los colores del arco iris: “Todo está bien”. Como si decir las palabras una y otra vez, finalmente me hiciera creer que es verdad. Es algo de lo que he sido más consciente en los últimos meses, este deseo del mundo de arreglar todo con frases pegadizas y productos inteligentes.

Por ese tiempo, Dios puso en mi corazón ayunar de hacer compras. Las compras rápidas en línea se habían convertido en la solución fácil para lidiar con grandes emociones. En lugar de buscar a Dios y trabajar duro para estar saludable y completa, elegí la opción menos dolorosa e ineficaz que lentamente se convirtió en un ídolo. Mientras Dios caminaba conmigo durante ese tiempo, el Espíritu Santo comenzó a abrir mis ojos a los mensajes que me atraían. 

El mundo gritaba: “Si tan solo tuvieras ESTO, todo estaría bien”.

Dios nos invita suavemente a traer todo nuestro cansancio, nuestras imperfecciones, nuestras luchas y dudas y dejarlas bajo Su cuidado. La verdad es que no todo está bien. Pero no tenemos que usar esa realidad como un obstáculo o una excusa para renunciar. Podemos elegir, como los hombres y mujeres de la iglesia primitiva, hallar gozo al compartir la esperanza que tenemos en Jesús

Hechos 5 señala la importancia de darse por completo a Jesús (v. 1-11). Las muchas señales y maravillas hechas a través de los apóstoles en Jerusalén (v. 12-16), el encarcelamiento, la liberación, el cuestionamiento, los azotes y la liberación de esos mismos apóstoles (v. 17-42), ciertamente no representaban una vida fácil para ellos, ni de una simplista catalogación de “todo está bien”. Eran conscientes de que darse por completo a Jesús podría significar entregar sus vidas, pero sabían que compartir las Buenas Nuevas de Jesús era un riesgo que valía la pena correr.

Cuando estás dispuesta a darlo todo, los contratiempos y los sacrificios pueden ser motivo de gozo.

En el versículo 34 nos encontramos con un fariseo llamado Gamaliel que utilizó la experiencia pasada para persuadir al concilio de que perdonara la vida de los apóstoles. Señaló que si estos actos fueran planes humanos, todo fracasaría y se vendría abajo. Pero si realmente eran de Dios, nada de lo que pudieran hacer detendría lo que Dios había planeado. El concilio estuvo de acuerdo, y aunque los apóstoles fueron golpeados, sus vidas se salvaron y salieron “gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre”. (Hechos 5:41).

Y no cesaban de enseñar y predicar.

“Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.” Hechos 5:42

No todo está bien. Pero allí, amiga, es donde las cristianas deberíamos brillar más. Con corazones llenos de alegría, sabiduría y el poder del Espíritu Santo, enfrentamos lo que no está bien con la gracia y las Buenas Nuevas de Jesucristo. No dejes de perseguir lo que Dios te ha llamado a hacer. El mundo no necesita otra solución rápida o una linda remera, nos necesita para ayudar a otros a aprender a amar a Dios grandemente.

Crystal

__________________

Nos has preguntado sobre Nuestras hermosas tazas y productos, los envíos desde México y USA están disponibles en este enlace
https://www.etsy.com/shop/TiendaADG

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Piead dice:

    Gracias me identifico con lo que has dicho. Excelente comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .