Estamos en una Guerra

¿Has leído alguna vez el libro “Cartas del diablo a su sobrino”, de C.S. Lewis? Si no, entonces necesitas hacerlo. Es uno de mis favoritos.


En una narración de historias ficticias, C.S. Lewis trae a la luz la oscura guerra espiritual en la que cada una de nosotras se encuentra sumida a diario, a través de sus personajes el demonio Escrutopo y su sobrino tentador Orugario. Escrutopo escribe 31 cartas a Orugario, asesorándolo sobre las muchas formas de tentar a los humanos y evitar que se conviertan en cristianos.


No importa cuánto no deseemos hablar de ello realmente, o incluso pensar en ello, estamos en una batalla… cada uno de nuestros días y Cartas del diablo a su sobrino lo saca a la luz. Retira el “velo” espiritual y nos permite ver la batalla invisible que se libra a nuestro alrededor.


● Bien vs. mal
● Libertad vs. miedo
● La verdad de Dios vs. las mentiras de Satanás


Esta batalla ha estado rugiendo furiosa desde el principio de los tiempos y continúa hasta el día de hoy, pero tú, dulce amiga, no te desanimes ni por un segundo. En los días en que sientas que te estás ahogando en oleadas de miedo, recuerda que Jesús murió en la cruz, y ¡Su muerte te aseguró la victoria sobre tu enemigo! ¡Por Jesús, ya no eres una víctima de tus miedos sino una vencedora!


En 1 Pedro 5, Pedro nos instruye a estar alerta. Alerta a la batalla. No a vivir con miedo de ella, sino darte cuenta de que existe. En el capítulo 5 el diablo es descrito como un león rugiente rondando en busca de aquellos que puede devorar. Esta descripción nos es dada no para causar miedo sino para alertarnos sobre el peligro y la razón por la que necesitamos vivir nuestras vidas en alerta y con autocontrol.


Reconocer esta batalla espiritual es el primer paso hacia la victoria.


Tu siguiente paso es a través de la oración y la Palabra de Dios.


En Mateo 4 vemos cómo Satanás ataca a Jesús a través de las tentaciones. Aprendemos una poderosa lección dando un vistazo a esta batalla épica cuando vemos que Jesús se defiende. Satanás lanzó a Jesús tentación tras tentación, y Jesús siempre luchó con la verdad de las Escrituras, de la Palabra de Dios. Y nosotras deberíamos hacerlo así, también.


Amigas, ¿cuándo fue que nos olvidamos del poder de la Palabra de Dios? Es a través de la oración y la Palabra de Dios que podemos ganar estas batallas al enfocar nuestras mentes nuevamente en la Verdad, en las Escrituras, en Jesús.


Jesús no murió en la cruz para que vivamos nuestras vidas con miedo… ¡sino en libertad!


¡Él nos ha dado las herramientas para luchar en nuestras batallas a través del poder del Espíritu Santo y Su Palabra VIVA! ¡Pero debemos darnos cuenta de que estamos en una batalla para poder luchar contra estos ataques! Hay un equilibrio entre vivir nuestras vidas conscientes de los ataques de Satanás y elegir no vivir con miedo. Sabemos que es mayor el que está en nosotras que el que está en el mundo ( 1 Juan 4: 4 ).
Amiga, no estás sola en tus batallas… ni por un segundo. ¡Dios siempre está contigo!


Y recuerda, Satanás y Dios no son iguales. Satanás es limitado mientras que Dios no tiene límites.


Así que la próxima vez que te encuentres en una batalla haz esto:


1. Sé honesta y admite que estás en una batalla: llámalo como es. Al nombrarlo le quitas su poder.
2. Ora y pide ayuda a Dios. Sé honesta en tu oración. Dios está ansioso por ayudarte.
3. Lee la Palabra de Dios para obtener fortaleza, perspicacia y sabiduría. Dios nos habla a través de Su Palabra. Lee y recuerda Sus promesas para ti.
4. Alaba y adora a Dios en medio de tu tormenta. Tus circunstancias pueden no cambiar, pero tu enfoque sí lo hará. Nuestro Dios es más grande que cualquier tormenta que podamos enfrentar.


“En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.”

Juan 16:33


Amigas, ¡nunca olviden que servimos a un Rey resucitado que ha peleado a nuestro favor y ha ganado! ¡Él ha vencido al mundo!


Hablemos: ¿Cómo has visto trabajar a Dios en tu vida para ayudarte a alcanzar la victoria en una determinada batalla?


¡Ama a Dios grandemente!


Angela

_______________________________________________

Ama a Dios Grandemente es un ministerio que usa los materiales para alcanzar a mas de 25 idiomas en el mundo, y por eso con tu compra podemos llegar a mas mujeres y a mas naciones,

Por Tí podemos equipar a misioneros alrededor del mundo con estudios Bíblicos en sus idiomas sin ningún costo.

Porque en Ama a Dios Grandemente nuestro deseo es que CADA MUJER, CADA NACIÓN Y CADA LENGUA tenga el acceso a la Palabra de Dios, y gracias a Tí esto es posible en 24 idiomas en más de 200 países.

Gracias

Equipo Ama a Dios Grandemente

One Reply to “Estamos en una Guerra”

  1. Dios recibe toda la gloria! 🙏💝

    Jesús venció en la Cruz a satanás, al pecado, al mundo; recibimos gracia por la fe.
    Creer en esa fe inquebrantable que Jesús peleó nuestras batallas y ya fueron ganadas. SER CONSCIENTE DE ESTO Y TENER ANTE TODO UN CONSTANTE AGRADECIMIENTO A DIOS!
    Vivir un día a la vez. Comenzar cada día recordando esto y a lo largo del día. Gracias. Gracias. Gracias.
    Lo honramos solo a Dios! 🙏💝

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.