Vida en Su Nombre


Me encanta pasar tiempo viendo una buena película. Disfruto perderme dentro de la historia, tratando de descifrar lo que está pasando y cómo las cosas se van a dar. Sin embargo, me frustro mucho con las películas que te dejan confundida acerca de lo que pasó; cuando esperando algún tipo de resolución o alguna conclusión en la historia y no la hay. Mi esposo se ríe de mí cuando veo que empiezan a rodar los créditos de cierre y digo, “¡No lo pueden dejar ahí!” ¿Qué sentido tiene?


En la lectura de hoy en Juan 20:19-31, Juan se acercaba al final de su evangelio y realmente no quería que nadie se perdiera el punto del porqué lo escribió. No quería que nadie se fuera creyendo que Jesús simplemente era una buena persona o un gran maestro o un profeta. Juan quería que sus lectores supieran que Jesús es el Cristo, el Rey prometido por Dios.

Quería que sus lectores supieran esto para que podamos tener vida en el nombre de Jesús.
No es casualidad que la declaración de propósito de Juan esté escrita al final de su evangelio. Juan podría haber abierto su evangelio diciendo, “estas cosas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en Su nombre.” (Juan 20.31).


En cambio, lo escribió después que Jesús había resucitado, después que los discípulos se dieron cuenta quién era Jesús, y después de que sus ojos se habían abierto. Él quería que sus lectores se dieran cuentan de esta verdad así como lo hizo el discípulo Tomás cuando exclamó a Jesús en el verso 28: “Mi Señor y mi Dios”.


Juan no quería que sus lectores tuvieran un conocimiento intelectual de que Jesús es el Cristo, él quería que ellos fueran transformados, teniendo vida en el nombre de Jesús. Juan usó la palabra “vida” 42 veces en este evangelio.

A través de su evangelio, Juan construyó una imagen de esta vida. Aquí hay algunos ejemplos. (el énfasis es mío):


● De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. (Juan 3:16).
● Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en Él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. (Juan 6:40).
● El Espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. (Juan 6:63).
● Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. (Juan 6.68-69).
● Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. ( Juan 8:12).
● El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas. (Juan 10:10-11).
● Y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. (Juan 10:28).
● Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto? (Juan 11:25:26).
● Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. (Juan 14:6).
● “Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique a ti; como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste. Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado”.(Juan 17:1-3)


Juan había estado enseñado a sus lectores todo el tiempo acerca de la vida que Jesús había venido a traer. Es como una gran película: cerca del final, ocurre una revelación que lo cambia todo, pero si tú vuelves a ver la película podrás ver todas las pistas y señales a lo largo del camino.


No perdamos el punto de la enseñanza de Juan sino mantengamos en mente que Jesús es el Cristo, el Mesías prometido, nuestro Rey y Libertador. Jesús dio Su vida para que pudiéramos recibir vida en Su nombre, vida abundante y eterna. Él nos da una vida inmerecida de gracia y de amor firme como hijas del Rey de Reyes. Es una vida que conoce y continúa aprendiendo más acerca del único Dios verdadero.

¡Esta es la vida para la cual fuimos creadas, en comunión con nuestro Creador! Gracias, Jesús.


Julie McIhatton

________________________________

Sabias que al comprar nuestras guías de estudio nos estas ayudando a: 1.Crear más Estudios Bíblicos durante el año. 2. Nos ayudas a equipar a mujeres en diferentes países y comunidades donde no es fácil obtener material para sus estudio Bíblicos, incluso sus Biblias no son permitidas.

GRACIAS por tu apoyo y soporte. JUNTAS estamos cambiando el mundo… un Estudio Bíblico a la vez, Una Traduccion a la vez, un amujer a la vez! Asi que ordena un devocional desde nuestra tienda LGG/Español.

LoveGodGreatly.com/store-spanish/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.