Confiando en el ayudador

A veces, el estudio de la Biblia puede ser un poco desalentador, especialmente cuando nos topamos con pasajes confusos o difíciles. A veces, el texto no es tan claro como nos gustaría que fuera. A veces, dudamos de nuestra capacidad para interpretar el texto correctamente.

Permíteme darte algunas palabras de aliento antes de hablar sobre algunas herramientas útiles para el estudio de la Biblia.

Esto no depende únicamente de ti. Si eres creyente, tienes al Espíritu Santo viviendo en ti. Él es tu ayudador. Él te ayuda a entender la verdad y te da el deseo de vivir según esa verdad.

“No es una concesión de revelación nueva, sino una obra dentro de nosotros que nos permite captar y amar la revelación que está ante nosotros en el texto bíblico tal como se escucha y se lee, y como lo explican los maestros y escritores”. – J.I. Packer

Los hermanos de Berea fueron elogiados por su fe y su práctica de indagar las Escrituras para asegurarse de que lo que se les enseñaba fuera verdad. Eran una iglesia fuerte y bien informada, y todo lo que tenían eran sus Biblias. Debido a que tienes el Espíritu Santo, eres capaz de obtener sabiduría y conocimiento de la Biblia.

Esto no significa que cada pasaje, cada texto nos será fácil de entender. Lleva tiempo, oración, lectura y relectura, comparando versículos y pidiendo ayuda a otros.

En la gracia y la bondad de Dios, Él le ha dado a algunas personas habilidades extraordinarias para comprender y explicar la Biblia. Muchas de estas personas han escrito libros y comentarios que podemos usar para ayudarnos en nuestro estudio.

Comentarios:

Los comentarios pueden ser de mucha ayuda. Algunos cubren toda la Biblia, mientras que otros solo cubren cierto libro de la Biblia. Por ejemplo, uno de mis pastores/teólogos favoritos de todos los tiempos es Charles H. Spurgeon (1834-1892). Escribió un comentario en profundidad sobre el libro de los Salmos llamado El Tesoro de David. (Puedes leerlo en línea de forma gratuita). Su comentario es explicativo y devocional.

Algunos comentarios dan una explicación general del texto mientras otros son extremadamente detallistas (como el comentario de siete volúmenes de John Owen sobre el libro de Hebreos, ¡wow!)

Los comentarios pueden ser útiles para explicarnos un versículo en el que podríamos estar trabadas. Recuerda, ten cuidado de no confiar demasiado en los comentarios. Recurre a ellos cuando desees profundizar en un pasaje, o tengas una serie de preguntas para las que no puedes encontrar respuestas. Los comentarios son más útiles cuando hemos sido diligentes en hacer nuestro propio estudio primero.

Diccionarios Bíblicos:

Otra herramienta útil es el Diccionario Bíblico. Nos da definición de palabras, términos teológicos, personas, lugares y nombres. Muchos incluyen la palabra griega o hebrea, así como los versículos donde se encuentran estas palabras. 

Lexicos:

No tienes que hablar griego o hebreo para estudiar tu Biblia, pero a veces, conocer la palabra original puede dar una idea más clara del versículo.

Un léxico en línea gratuito está disponible en Blue Letter Bible. Dediquemos unos minutos a ponernos cómodas usando este recurso con el versículo del devocional de hoy, Colosenses 3:16. Ingresa este versículo en la barra de búsqueda en Blue Letter Bible. No importa qué traducción elijas, porque veremos el griego original.

A continuación, haz clic en la negrita “Col 3:16” en el lado izquierdo de la página. Lo que aparece es la versión interlineal del verso, con el inglés en la columna izquierda y las palabras griegas en el medio.

Vamos a profundizar en la palabra griega para ‘habitar’, enoikeō.Haga clic en el identificador léxico, G1774. En esta página, encontraremos mucha información sobre la palabra, incluida una grabación de pronunciación.

Cuando usamos un léxico, queremos asegurarnos de encontrar la definición de la palabra que se alinea con el pasaje que estamos estudiando, no la definición que creemos que se ajusta mejor a nuestra interpretación o nos da una nueva comprensión de la palabra. Desplázate hacia abajo en la página y busca la sección “Outline of Biblical Usage” (Nociones generales del uso bíblico). Aquí encontraremos las formas en que esta palabra griega se usa en todo el Nuevo Testamento.

Al desplazarnos hacia abajo en la página, a continuación vemos la definición de Strong de enoikeō: “habitar (figurativamente): – morar”. Luego, encontramos la definición de enoikeō en léxico griego de Thayer. Aquí, hay varias referencias de versículos y otras definiciones de la palabra. Encuentra el versículo de hoy, Colosenses 3:16. ¿Qué uso da de esta palabra directamente antes de la referencia del versículo?

En Colosenses 3:16, Pablo instruye a la gente de Colosas a permitir que la palabra de Cristo more (enoikeō) en ellos. Esta definición de Thayer dice, “en vuestra asamblea, respecto de la verdad cristiana”. La instrucción de Pablo a los colosenses es que permitan que la Palabra de Dios habite en su asamblea. Mientras se reunían, era muy importante que la Palabra de Dios habitara en su asamblea; sus reuniones y encuentros debían centrarse en la Palabra de Dios y Su verdad.

El resto del versículo habla más sobre las formas prácticas en que los creyentes en Colosas deberían permitir que la palabra de Cristo habitara, enoikeō, en ellos mientras se reunían. ¿Ves otras aplicaciones prácticas sobre este pasaje después de usar el léxico?

Los léxicos también son útiles si quieres hacer un estudio de palabras. Por ejemplo, el Nuevo Testamento usa varias palabras griegas diferentes para nuestra palabra “gozo”:

ἀγαλλίασις (agalliasis)
Definición: exultación, alegría exuberante
Uso: alegría salvaje, deleite extático, júbilo, regocijo
χαρά (chara)
Definición: alegría, deleite
Uso: alegría, regocijo, una fuente de gozo

Si observas el uso de chara y el de agaliasis a lo largo de todo el Nuevo Testamento, puedes obtener una visión más completa de lo que significa el gozo. Para hacer esto usando Blue Letter Bible, escribe “gozo” en la barra de búsqueda. El resultado será una lista de todos los usos de esa palabra tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. Puedes ver qué palabras hebreas traducimos como gozo y cómo se usan en el Antiguo Testamento y qué palabras griegas traducimos como gozo y cómo se usan en el Nuevo Testamento.

Prueba hacer el estudio de palabras, podría resultar un pequeño proyecto divertido.

Aquí hay una triste verdad: los cristianos de hoy tienen acceso a más herramientas y auxiliares de estudio bíblico que en cualquier otro momento de la historia y, sin embargo, los cristianos de hoy son también los más bíblicamente analfabetos de la historia.

Cambiemos eso al ser mujeres que no temen el arduo trabajo de estudiar la Biblia para que podamos conocer a Dios y darlo a conocer a la próxima generación.

Mirando a Jesús,

Jen