¿Qué veo?

Continuando con nuestra discusión de cómo estudiar las Escrituras, vamos a ver ahora los métodos de observación.   

La observación es un aspecto crucial del estudio de la Biblia. No solo nos obliga a mirar el texto cuidadosamente, sino que nos ayuda a ir más despacio y a examinar qué es lo que está sucediendo en el pasaje. Cuanto más tiempo pasemos observando el pasaje, más precisa será nuestra interpretación y aplicación del mismo. Si nos apresuramos en la observación, seremos más propensas a cometer errores en nuestra interpretación y en su posterior aplicación.

Hoy, nos vamos a enfocar en una simple pregunta: ¿Qué es una observación?

Una observación es simplemente tomar nota de algo que ves. Cuando observas el mundo a tu alrededor, lo haces a través de tus cinco sentidos: vista, olfato, gusto, oído y tacto.  Cuando leemos la Biblia solo uno de estos sentidos está activo, así que solamente nos preguntaremos ¿Qué veo?  

“Practiquemos esto con el versículo de hoy:  Juan 1:14

“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.”

¿Qué ves en este versículo? Sin mirar más allá, escribe cinco observaciones, o cosas que ves.

Aquí hay algunas cosas que yo observo:

1. El Verbo se hizo carne.

2. El Verbo habitó entre “nosotros”

3. El autor vio la gloria del verbo.

4. La gloria del Verbo estaba llena de gracia y verdad.

5. El Verbo vino del Padre.

Un elemento clave de la observación es que simplemente se limita a observar. Se necesita mucha disciplina y práctica para no saltarse a hacer conclusiones, interpretaciones y aplicaciones.

Por ejemplo, si dijiste algo acerca de Jesús, de Juan, de los discípulos o de los cristianos en tus observaciones, ya te saltaste a la interpretación.

La Observación pregunta y responde únicamente la pregunta:

“¿Que veo? ¿Qué es lo que el versículo está diciendo?

Puedes llevarte a inferir razonablemente algunas conclusiones, pero eso no es la práctica de la observación.

Cuando haces la observación entrénate a ti misma para preguntarte y responderte únicamente “¿Qué veo?”.

Aquí hay algunas preguntas adicionales para hacer durante la observación que te ayudarán a responder la pregunta general de “¿Qué veo?

● “¿Quién está hablando? (Si no está explícito en el versículo, toma nota que no lo sabes, y responde esta pregunta durante la interpretación).

● ¿A quién le están hablando? (así como en lo anterior si no está explícito, anótalo y vuelve sobre eso más tarde).

● ¿Qué es lo que están diciendo?

● ¿Qué significa esta palabra?

● ¿Qué acción se lleva a cabo o está implícita?.

● ¿Como es la acción que se lleva a cabo?

● ¿Qué dispositivos literarios son usados?

● ¿Qué es lo que no está claro?

● ¿Hay un elemento de tiempo?

● ¿Los eventos están listados de forma secuencial?

● ¿Hay palabras o frases repetidas?

● ¿Hay alguna palabra clave?

● ¿Quiénes juegan un papel clave en el pasaje?

● ¿Hay alguna explicación?

● ¿Hay alguna comparación?

● ¿Qué verbos se usan?

● ¿Qué otras partes del discurso están presentes?

Al hacer la observación, a menudo hago preguntas que responderé durante la siguiente etapa, la interpretación.

Por ejemplo, voy a observar algo como: El Verbo se hizo carne”. Junto a esa observación escribiré (a veces en un color diferente) una pregunta correspondiente: “¿Quién es El Verbo?”.

Disciplinarte a ti misma a no responder a esas preguntas durante las observaciones te hará una mejor observadora, y una mejor estudiante de la Escritura. Discutiremos más sobre las preguntas interpretativas la próxima semana.

Hoy, tomemos un poco más de tiempo para familiarizarnos con la observación. Anota tantas observaciones adicionales como puedas sobre este verso. 

Recuerda, pasar tiempo en la Palabra de Dios es valioso. Nuestro objetivo no es salir de nuestro tiempo con la palabra de Dios con una pizca de verdad para pasar el día. Nuestro objetivo es conocer el Autor.

Si anotar las observaciones adicionales de Juan 1:14 te toma más tiempo del que tienes planificado para hoy, vuelve mañana y termina. No solo se trata de la cantidad, sino también de la calidad. Está bien leer el mismo pasaje varios días seguidos. Tómate tu tiempo.

Hay una increíble cantidad de valores para ser encontrados en la Palabra de Dios, ¡así que tomemos nuestro tiempo y ahondemos en la Palabra!

Melissa

One Reply to “¿Qué veo?”

  1. Estimadas hermanas:
    el Señor les bendiga en esta tarea tan preciosa que realizan. Estoy agradecida a Dios por poder participar de este estudio y en paralelo con mis hijas de 8 años. Mis padres cuando era niña fueron cuidadosos y atentos de enseñarnos y desafiarnos a descubrir en las escrituras a Dios con Su ayuda y ahora con mi esposo tenemos esa carga en nuestro corazón.
    El Espíritu Santo siga obrando en ustedes y en nosotros. Bendiciones

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.