Cuándo pararse y cuándo arrodillarse

Nuestros versículos para hoy son Ester 3:1-4 y Salmos 95:6.  Observamos en los versículos de Ester que Mardoqueo finalmente ha decidido defender lo que él cree. Hasta ahora había estado un poquito callado, inclinándose al rey y guardando sus costumbres y prácticas de acuerdo a las costumbres de su entorno.  Había alentado a Ester a  “pasar desapercibida”,  mantener en secreto su identidad y seguir con lo que le pidieran hacer en el palacio.

¿Pero por qué ahora Mardoqueo decide levantarse?  Cuando se le solicitó inclinarse ante Amán, se rehusó, y le trajo consecuencias. ¿Pero por qué ahora?  Una de las razones es que Amán es un agagueo, y los amalecitas son desde hace mucho tiempo enemigos de los Judíos. Mardoqueo finalmente había decidido que ya era suficiente y que ya no más contaminaría sus creencias inclinándose ante sus enemigos.

1.       Nunca es tarde para levantarse.

Aunque Mardoqueo no se levantó desde el principio, él decide tomar una postura ahora. Y nosotras podemos hacer lo mismo.  Podemos este día escoger decir, “Ya no más”  a las cosas que hemos dejado pasar y respecto de las cuales sabemos que realmente debemos tomar una postura. ¿Es un programa de televisión que realmente sabemos que no nos beneficia? ¿Será una conversación de chisme de la cual hemos sido parte y sabemos que la tenemos que parar?  ¡Incluso si hemos fallado en tomar una postura en el pasado, no es muy tarde para decir hoy es el día!

2.       Podemos escoger inclinarnos ante el Señor nuestro Dios.

El Salmo 95:6 nos invita a adorar e inclinarnos ante el Señor nuestro Dios, nuestro Creador. Toma un momento para leer este versículo y profundiza en él. ¿A qué te has estado inclinando además del Señor? ¡Los ídolos tienen una forma de arrastrarnos sin que nos demos cuenta!  Toma un momento para pensar acerca de qué se ha convertido en ídolo en tu vida, y confiesa.  ¡Después escoge inclinarte ante el Señor!

3.       Arrodillémonos.

“Arrodillémonos delante del Señor nuestro Dios, nuestro Creador.” Arrodillémonos realmente, físicamente de rodillas, ante del Señor esta semana.

Todo por Jesús,

Joy

One Reply to “Cuándo pararse y cuándo arrodillarse”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.