Dos lecciones de Josué 9

¿Alguna vez has sentido que todo el mundo está en tu contra? Quizás hoy te parezca que, donde mires, te rodean gigantes, tropiezos y enemigos.

En Josué 9, este es el caso de los israelitas.

Habían entrado la tierra prometida oficialmente, pero tenían un gran problema. Esa promesa directa de Dios ya estaba habitada por otras personas.

Quizá te puedas relacionar con eso también.

La tierra está ocupada por un montón de personas y Dios mandó a los israelitas que los expulsaran y tomaran posesión de la tierra ellos mismos.

Muchos problemas en muy poco tiempo.

No solo tienen muchos ocupantes, sino que estos habitantes se han unido para pelear en contra de Josué e Israel (v. 2).

No hay nada como obtener una victoria solo para darse cuenta de que la siguiente gran batalla está por caer.

Para este momento Dios tiene un currículum impresionante. Ha hecho milagro tras milagro para sacar a los israelitas de Egipto y hacerlos entrar en la tierra prometida. Se ha mostrado fiel una vez tras otra. Ha probado que guarda Su pacto y que cumple Sus promesas a Sus pueblo. Y aún así los israelitas siguen intentando resolver sus problemas con sus propias manos. Cuando los Gibeonitas los engañaron, los israelitas, sin consultar a Dios, cayeron en la trampa (Josué 9:14).

Gran error.

Cuando veas la próxima batalla abrumadora ante ti, quizás también hayas sido engañado.

En tiempos como estos, es fácil dejar de creer, En el mundo natural, somos personas olvidadizas, Incluso cuando hemos visto el poder de Dios en el pasado, a menudo vivimos con nuestra propia fuerza, tomando los problemas en nuestras propias manos en lugar de buscar al Señor.

Y terminamos pagando las consecuencias.

Hay dos rápidas lecciones que podemos volver a aprender del engaño de los gabaonitas en el capítulo 9:

1 – No te apoyes en tu propio entendimiento. Confía en el Señor. Confía en la fuerza de Dios, creyendo que Sus promesas son verdad y que Él enderezará tus veredas dándote la victoria final (Proverbios 3:5-6).

2 – Incluso en nuestros fallos, Dios es un Dios de redención. Dios no solo cumple Su promesa a Israel, sino que también abre los ojos de sus enemigos, haciéndoles creer y temerle (Josué 9:24). De Génesis a Apocalipsis, Dios está escribiendo la más hermosa historia de redención y Su nombre es Jesús.

Hoy es un gran día para rendit tu voluntd y darle las riendas a Él. Es una decisión necesaria y diaria de caminar en victoria.

A Sus pies,

Whitney

Hablemos: ¿En qué circunstancias necesitas devolverle las riendas al Salvador?

Desafío semana 4: Est semana, ora y pídele a Dios que te ayude a verle moverse de manera clara en tu vida. Pídele que te dé ojos espirituales para verle y registra las diferentes maneras en las que le ves obrar esta semana.

Plan de lectura semanal

Versículo para memorizar semana 4

One Reply to “Dos lecciones de Josué 9”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.