Aprende a recordar

Valoramos las experiencias que tenemos con  nuestras personas queridas y después atesoramos los recuerdos.  Tomamos fotos, guardamos diarios, y  hacemos videos porque  no queremos olvidar las experiencias vividas ni a nuestras personas queridas.

Hace años, mi esposo y yo comenzamos un diario de oración. Escribimos en él todo tipo de peticiones de oración   y cuando  la petición era contestada escribíamos  la fecha y la respuesta.  Este diario nos permite recordar todo lo que el Señor ha hecho, incluso cuando las respuestas no son lo que esperábamos.

La historia de Israel es una de las obras poderosas de Dios. Él había protegido y provisto para Su pueblo de una forma maravillosa.  Dios sabía  que Su pueblo tenía  poca memoria,  así que Él quería que tuvieran algo tangible (las doce piedras) que les recordara Su fidelidad, poder y cuidado. Y no sería algo solamente para el pueblo que estaba allí. Dios quería que ellos mantuvieran  sus recuerdos vivos para que pudieran testificar a sus hijos y nietos de las obras maravillosas de Dios a favor de ellos.

Todas luchamos para recordar lo que Dios ha hecho por nosotras, y la pérdida de memoria espiritual a veces  se manifiesta en quejas.  Quejarse revela un corazón que ha olvidado que Dios le ha salvado y a dónde le está llevando.

Necesitamos volver a recordar.

Recuerda de dónde vienes

Cuando nos quejamos,  estamos diciendo que no estamos satisfechas con lo que Dios tiene para nuestra vida o para nuestros días.  Estamos diciendo que nos merecemos algo mejor, lo que significa que hemos olvidado  lo que realmente merecemos.  Nuestro pecado no merece nada más que el juicio, pero Dios  nos alcanzó  en el pozo de nuestra inmundicia y nos sacó. Jesús  nos salvó no sólo del poder del pecado sino también de la ira de Dios. Pero Dios no termina ahí.  Día tras día el Señor está trabajando en nuestra vida.  Él está sanando,  ablandando los corazones, orquestando todas las cosas para nuestro bien. Desafortunadamente somos muy  inconscientes y olvidadizas.

Necesitamos hacer un esfuerzo para  notar de cerca todo lo que Dios hace por  nosotras y  cómo nos provee. Una de las maneras de hacerlo es a través de un diario. Escribir qué éramos antes y qué somos ahora.

Escribe las maneras en las cuales has crecido, escribe las respuestas a tus oraciones, aun cuando no fueron lo que tú esperabas. Escribe cómo has superado  los tiempos difíciles.  A medida que pasan los años tendrás  algo para  recordar, que te ayudará a rememorar la fidelidad de nuestro Dios,  y será un testimonio que podrás compartir con tus hijos.

Recuerda  a dónde vas

Ya sea que tu vida haya sido fácil y calmada o difícil y  caótica, recuerda  a dónde Dios te está llevando. Estás en el camino hacia un Reino eterno. Mientras que este camino en ocasiones es difícil de transitar y está salpicado de experiencias y  elecciones difíciles, puedes estar segura de que al final todas las dificultades y tristezas te serán quitadas y se te dará una vida eterna llena de verdadero gozo, paz y contentamiento interminables, diversión inimaginable y una relación perfeccionada con todos los que te rodean, especialmente con tu Salvador.

Esta es la razón por la que  Pablo se refiere a su adversidad como “leve tribulación momentánea”.  ¿Cómo es que él puede decir esto? Porque él tiene una mayor perspectiva en la vida que solo  el  aquí y ahora.  Él está acordándose diariamente,  a dónde Dios lo está llevando a él y a los demás creyentes.  También necesitamos hacer un esfuerzo  para recordar que  “las cosas que se ven son pasajeras, pero las que no se ven son eternas”  (2 Corintios 4:17-18)

Llevar un diario,  una vez más, puede ser de gran ayuda para recordar a dónde Dios te está llevando; qué es lo que te espera en la eternidad; cómo  es que este conocimiento hace  que esta vida sea más brillante y tus aflicciones un poco  más ligeras.

Encuentra maneras de recordar lo mucho que Dios te ama y las  maneras en la cuales Él  prueba  que te ama.  Será de gran  estímulo  para tu fe.

Mirando a Jesús,

Jen

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.