Aquí Estamos

“Bien, aquí estamos…”

Dave Garroway,  el presentador original del programa TODAY de la NBC, abrió la primera emisión con estas palabras el 14 de enero de 1952.

Éstas fueron originalmente dichas con ansiosa anticipación de lo que vendría, pero cuando leo o escucho las noticias de hoy, escucho las mismas palabras en mi mente con un tono muy diferente.

Aquí estamos. Polarizados, divididos, violentos,  irreverentes. Hemos dejado a Dios de lado. Nuestros líderes a  menudo carecen de disciplina cristiana y madurez, y la Biblia ha sido archivada como una palabra autorizada para guiar las leyes y las normas culturales.

Aquí estamos. El mundo es un desastre, y lo sabemos.  Es una situación diferente pero no difiere mucho de la que Miqueas describe en sus escritos.

Hay una tensión en todo el libro de Miqueas por la inminente y santa ira de Dios, balanceada por su misericordioso perdón.

Los versos de hoy de Miqueas 7:18-19  nos permiten celebrar la misericordia de Dios.

“¡No hay otro Dios como Tú!  Perdonas el pecado y la rebelión de aquellos quienes permanecen entre tu pueblo. No te quedas enojado para siempre, sino que te deleitas en mostrar amor leal. Volverás a tener misericordia de nosotros; conquistarás nuestras malas obras; arrojarás nuestros pecados al fondo del mar.”

Las palabras de Miqueas fueron escritas ante la incertidumbre, la dificultad y una imagen incompleta de cómo se desarrollaría todo, pero la teología de Miqueas acerca de Dios era correcta.  Dios mantuvo sus promesas a los patriarcas y demostró misericordia, una vez más, sobre Israel.

Sí, nuestro mundo es un desastre.  Somos gente rebelde y pecadora. Pero debido a Quién es Dios, sabemos que Él permanece firme y, en última instancia, redimirá nuestra desobediencia y transgresión.  Él ofrece gracia inmerecida y misericordia compasiva.  De este lado de la cruz, los creyentes estamos cubiertos por la sangre de Jesucristo, y nuestros pecados son borrados.

El mismo presentador de la NBC mencionado anteriormente tenida una marca característica en el programa. Levantaría una mano, con la palma hacia fuera y diría: “Paz”.

Aquí estamos, pero la paz espera. Dios está luchado por nosotros en este momento, y su paz reinará al final.

Sara

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Emily Mare dice:

    De bendición este estudio mis hermanas! Gracias por todo el tiempo y esfuerzo que dedican a preparar estos materiales que son de bendición para nuestras vidas. A la espera del próximo estudio devocional!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .