La voluntad de Dios para tu vida

s4d1

S04-D01

“¿Cuál es la voluntad de Dios para mi vida?” Esa ha sido una pregunta que me he hecho una y otra vez, especialmente cuando era más joven y pensaba en la universidad a la que debía ir, qué trabajo debía buscar, con quién debería casarme. Y donde debería vivir. Y si soy honesta, de vez en cuando le pregunto a Dios: “¿Es esto todavía lo que tienes para mi vida?”

Creo que todas lo hacemos de alguna forma a lo largo de nuestras vidas. Queremos confirmación de si estamos en el camino correcto. Nos encantaría tener una voz audible que nos diga: “Sí, Ángela, ve a esa universidad. Sí, logra ese grado. Sí, cásate con ese tipo.”

Y aunque Dios no nos dé las respuestas exactas a esas preguntas, Él claramente comparte con nosotras su voluntad para nuestras vidas en blanco y negro.

Vemos su voluntad en Miqueas 6:8

Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno,

y qué pide Jehová de ti:

solamente hacer justicia, y amar misericordia, 

y humillarte ante tu Dios. – Miqueas 6: 8

Me parece interesante que lo primero que figura en nuestra lista de “tareas pendientes” es la justicia. Dios quiere que busquemos justicia para aquellos que no pueden hacerlo por sí mismos. El corazón de nuestro Dios se dirige a los huérfanos y las viudas y los nuestros también deberían hacerlo. Nuestros corazones deben romperse por lo que rompe el suyo. Las que llevan su nombre deben hablar por las que no pueden. Las impotentes. Las pobres. Las huérfanas. Las oprimidas.

Otra marca de una creyente debe ser nuestra bondad amorosa. Nosotras somos las que vamos más allá. Las que ven lo bueno en las demás. Nos desbordamos con amor por las demás porque nuestro amor no proviene de nosotras mismas sino de Dios. Somos amorosas porque Él es amoroso. Somos amables porque Dios es bondadoso. Reflejamos a nuestro Padre en cómo tratamos a las demás.

Nuestra visión de nosotras mismas también refleja a nuestro Padre. Somos humildes porque Jesús fue humilde. Recordamos que todas las cosas buenas de nuestra vida provienen de Él y no de nosotras… y estamos marcadas con gratitud, no con orgullo a causa de estas bendiciones. Y debido a nuestra gratitud por lo que Cristo hizo en nuestro nombre, anhelamos ayudar a otras a ver la esperanza que Cristo tiene para ellas también.

Entonces, la voluntad de Dios para cada una de nuestras vidas es despertar al hecho de que Dios odia la opresión y quiere que sus hijas sean agentes de cambio en este mundo. Hemos sido salvadas para un propósito mayor fuera de nosotras mismas. Hay una historia mayor, Su historia, en la que Él quiere que cada una de nosotras participe. Quiere que desempeñemos un papel vital en la liberación de las “cautivas”, ya sea para ayudar a acabar con la creciente industria de esclavas sexuales, ayudar a proporcionar mejores empleos y oportunidades para aquellas que necesitan una segunda oportunidad, salvando las preciosas vidas de los no nacidos, o siendo Sus manos amorosas de gracia, redención y misericordia en nuestros hogares.

La voluntad de Dios para cada una de nuestras vidas es vivir Miqueas 6: 8, así que levantémonos y seamos el cambio que Dios requiere de nosotras.

Que empiece primero con nosotras…

¡Ama a Dios grandemente!

Ángela

Desafío Semana 4: ¿Qué pasos puedes dar esta semana para comenzar a vivir Miqueas 6: 8? ¿Hay alguna injusticia cerca de tu vida? Dios lucha por las oprimidas y nosotras también deberíamos hacerlo.

 

Plan de lectura semana 4

s4

 

Versículo para memorizar semana 4 

s4

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.