Sé Valiente y enfrenta el temor

Todas hemos experimentado el temor, quizás con algo leve o definitivamente aterrador. Hay circunstancias que nos producen noches de insomnio, dolores de estómago y hasta la perdida de concentración. Piensa por un momento en cuáles son esas situaciones para ti.

¿Que es exactamente el temor? El temor es un sentimiento de ansiedad o temor relacionado con el resultado de algo o aquello que deseamos o esperamos.

Puede ser ocasionado por una incontable cantidad de cosas. Puede hacerse presente por medio de personas, circunstancias, experiencias, sufrimientos, enfermedades, muerte, pérdida, recuerdos del pasado, el desconocimiento del futuro o la rienda suelta de nuestra imaginación.

 

El Problema con el Temor

Existe un problema grande con ser temerosa. Es una forma de desobediencia para con Dios. Muchas veces en las Escrituras se nos recuerda que no debemos temer.

Cuando dejamos que el temor se apodere de nosotras estamos desobedeciendo a Dios por creer algo diferente a lo que Él dice en Su Palabra. Siempre me apoyo en Filipenses 4:8 donde Pablo nos dice que pensemos en cosas que son verdaderas, honestas o justas. Cuando nos preocupamos por algo que no ha sucedido, no estamos pensando en algo verdadero, ¿o sí? Cuando nos suceden cosas que nos asustan y dejamos que eso nos paralice no estamos creyendo lo que Dios nos dice en Su Palabra.

 

¿Por qué no debemos temer?

Encontramos la respuesta en Isaías 41:10

 

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy TU Dios que te esfuerzo.

 

La razón por la que no debemos temer es porque Dios es nuestro Dios. Esto es súper importante porque indica que Él es además nuestra ayuda.

 

¿Y como nos ayuda?

 

Siempre te ayudaré, siempre te sustentaré, con la diestra de mi justicia.

 

Él te dará la fortaleza para los momentos más difíciles, más oscuros y más aterrorizantes. Algunas veces nos sentimos abrumadas y sin deseos de continuar. Es en esos momentos en los que Él nos sostendrá de Su mano.  

 

Su brazo es omnipotente.

 

 ‘Porque en Jehová el Señor está la Fortaleza de los siglos’

(Isaías 26:4).

 

Su brazo nunca se puede romper.

 No se nos puede sacar nunca de él.

 J.R Miller

 

Cuando el temor trata de tomar el control de tu vida, predícate a ti misma. Recuerda que estas siendo sostenida por los brazos de un Dios que no tiene límites en Su poder, Su compasión, Su generosidad y Su ayuda.

 

     Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y formador tuyo,oh Israel: “No temas, porque yo te redimí;

te puse nombre, mío eres tú.

Isaías 43:1

Mirando a Jesús,

 

Jen

 

 

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Aby dice:

    Me encantó el post de hoy! He pasado lo situaciones el temor me ha paralizado y he olvidado predicarme a mi misma acerca de.no tener porque Dios está a mi lado siempre, sólo tengo que confiar en el plenamente. Gracias por tomarse el tiempo de escribir y enviar este post a muchas de nosotras! Papá las bendice abundantemente!!

    1. Aby dice:

      Me encantó el post de hoy! He pasado por situaciones donde dejé que el temor me ha paralizara y he olvidado predicarme a mi misma acerca de no temer porque Dios está a mi lado siempre, sólo tengo que confiar en él plenamente. Gracias por tomarse el tiempo de escribir y enviar este post a muchas de nosotras! Papá las bendice abundantemente!!

  2. Marcos dice:

    Gracias. Bendiciones 🤗🤗🤗

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .