Sé Valiente – Introducción

banner 2

 Josué 1:9

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.”

 

————————————–

 

A todos nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta pero que deseamos. Vemos a alguien que es noble o valiente, justo o atrevido, y nos gustaría ser así.

 

Muchas, sino todas nosotras, hemos experimentado el miedo que nos impide tomar un camino desconocido. Conocemos la clase de debilidad que nos hace rendirnos o incluso no intentarlo. También hemos experimentado la cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de aquello que Dios nos ha dado para hacer. Así que, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía nos emocionamos. Cuando vemos a alguien tener valor en medio del miedo, estar impávidos en medio de la adversidad y ser resueltos en medio de la debilidad, somos inspiradas a ser valientes nosotras también.

 

 

Pero la valentía nos suele durar poco, porque la motivación terrenal no nos lleva muy lejos. Necesitamos la valentía que nos sostiene incluso en los momentos más difíciles o las circunstancias que dan más miedo. Necesitamos la clase de valentía que tiene su poder en el Dios que no conoce lo que es el miedo, que tiene todo el poder y que lo da libremente a aquellos que lo piden en fe.

 

En Josué 1:9 Dios le da a Josué la orden de ser fuerte y valiente, que no tenga miedo ni desmaye. ¿Por qué? Porque Dios promete que Él estará con Josué donde sea que vaya. Esta es la misma promesa que Dios le hizo a Abraham (Génesis 26:3), a Moisés (Éxodo 3:12), al pueblo de Israel (Isaías 41:10) y a ti (Mateo 28:20).

 

A través de tu vida enfrentarás muchas cosas que requieren valentía y, en este estudio, verás muchas de esas áreas y cómo encontrar valentía en Dios. Algunas muestras de valentía requerirán pequeños pasos de fe mientras que otras nos piden escalar montañas gigantescas.

 

Cuando sientas que no tienes la sabiduría para tomar ciertas decisiones, recuerda que tienes un Dios sabio y que solo tienes que pedir. Si sientes que no tienes fuerza para el día que tienes por delante, recuerda que el Dios Todopoderoso es quien te da la fuerza. Tan solo tienes que pedírsela. Si sientes que te falta valor para dar el siguiente paso, recuerda que Dios está de tu parte, luchando a tu lado y dispuesto a darte todo lo que necesitas (2 Pedro 1:3).

 

Requiere mucho valor vivir una vida de luz en un mundo de oscuridad, superar el mal con el bien y vivir una fe verdadera frente a los que se burlan de Dios. Pero Dios nunca te pide que hagas las cosas en tu fuerza. Sé fuerte y valiente, vive con valentía y sin miedo, porque el Señor está contigo a donde quiera que vayas.

 


Comenzamos el lunes. Puedes descargar tus materiales aquí y los materiales de jóvenes y niños aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .