Zacarías y Elisabet

 

s3d1

S03-D01

Malaquías profetizó que habría un mensajero que abriría camino para el Mesías. Esa persona era Juan el Bautista. Juan era el hijo de Zacarías y Elisabet, que era prima de María. Lucas 1 cuenta su historia. La Biblia dice que Zacarías era sacerdote y que la pareja no tenía hijos porque Elisabet era estéril y ambos eran ya mayores.

Pero eran personas de fe. Lucas 1:6 dice que ambos eran justos ante el Señor y que amaban y obedecían a Dios. Eran también una pareja que oraba. Cuando el ángel se apareció a Zacarías mientras cumplía su labor en el templo, lo primero que el ángel dijo fue: “tus oraciones han sido escuchadas”. ¿Qué oraciones había respondido Dios? Las oraciones por un hijo. Esta pareja, aun siendo demasiado vieja para concebir, había seguido orando por un milagro.

Su hijo Juan era una parte importante de la profecía porque, a través de su ministerio, la gente sabría que el Mesías estaba a punto de venir. De padres piadosos nacería el niño que, al crecer, “iría delante de él en espíritu y en el poder de Elías”. Él prepararía el camino para el Salvador.

A veces oramos sobre algo por largo tiempo. Oramos por la salvación de nuestro cónyuge o de un hijo. Oramos por un llamado o un ministerio. Oramos que Dios traiga esa persona especial a nuestra vida. Pero, después de años de oración sincera, nos damos por vencidos. Cuando estamos en esa posición, a veces comenzamos a dudar del amor de Dios por nosotras. Pero Dios siempre ama. Zacarías no tenía idea de que Dios respondería el anhelo de su corazón, ni sabía el papel importante reservado para su hijo – preparar el camino para Jesús. ¡Qué respuesta más asombrosa!

Padre Celestial, no hay oraciones desperdiciadas en Tu presencia. Ayúdame a recordar que cuando oro conforme a Tu voluntad, Tú respondes en maneras increíbles, así como respondiste la oración de Zacarías y Elisabet.

 

Mini desafío: Comparte con una amiga o alguien de tu familia una petición de oración que Dios haya respondido de manera asombrosa. Considera la opción de compartir una petición de oración “difícil” con otra persona y oren por eso hasta que el Señor responda.

 

Plan de lectura semanal –

s3

Versículo para memorizar –

s3

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.