Recibiendo la fortaleza que necesitas

s4d5

S04-05

¿Recuerdas a Popeye? Era esa caricatura de un marinero que estaba enamorado de una chica llamada Olivia Oyl. Y bueno, como en todas las historias, había un chico malo, Brutus. El era grande, fuerte y muy tramposo, siempre estaba tratando de robarle la chica a Popeye.
Popeye, era bajito y muy débil, y era un poco indefenso hasta q se comía su dosis de espinaca. Esa espinaca le daba fuerza, le ayudaba a crecer los músculos, acabar con sus enemigos y rescatar a la chica.
¿No sería estupendo si pudiéramos comer algo y obtener toda la fortaleza necesaria pasa cumplir con nuestras tareas? Ideal, pero poco realista. Y sin embargo, tenemos una fuente mayor de fortaleza y no necesitamos de la espinaca.

La fortaleza que necesitas

Todas necesitamos fortaleza. Físicamente la necesitamos para sobrevivir. Necesitamos de nuestros músculos para caminar, para levantar a nuestros hijos y prácticamente para cualquier labor física. También necesitamos fortaleza mental para navegar nuestros problemas, para tener conversaciones coherentes y poder ayudar a los demás con sus problemas.
También necesitamos fortaleza espiritual, ya que la duda algunas veces se apodera de nuestros corazones y Satanás esta constantemente atacando al pueblo de Dios.

La fuerza que te falta

Todas y cada una de nosotras nos cansamos, nos desanimamos y nos desgastamos de vez en cuando. A veces sucede más rápido de lo que pensamos; otras veces, esta debilidad puede durar más de lo previsto. La razón por la que experimentamos debilidad es que somos limitadas. Somos limitadas en lo que podemos manejar física, mental e incluso espiritualmente. No solamente nos encontramos débiles nosotras mismas, sino que así también todos a nuestro alrededor. Necesitamos una fuerza superior a la de los hombres.

La fuerza que recibes

Me encanta cuando los pequeños tratan de ayudar a sus padres a cargar objetos pesados. Tensan sus músculos pensando que están soportando el peso, sin darse cuenta de que sus padres están realmente llevando la carga. Los niños participan, hasta luchan y trabajan con todas sus fuerzas, pero tienen abundante ayuda.

Nuestro versículo de hoy nos dice que si esperamos en el Señor, tendremos nuevas fuerzas, pero ¿cómo funciona esto?

Tener nuevas fuerzas requiere que aprendamos a esperar en Dios por aquellas cosas que necesitamos. Esta es una espera activa, donde continuamos haciendo las cosas que somos llamadas a hacer. Donde continuamos poniendo un pie delante del otro, pero a la vez esperamos expectantes el actuar de Dios sanando, redimiendo, dando sabiduría, y proveyendo. Esta espera activa se hace por fe.

Entonces nuestras fuerzas serán renovadas. Esto no significa que Dios nos dará todo lo que pensamos que necesitamos, significa que nos dará toda la gracia que necesitamos para perseverar con esperanza.

¡Conoce al Dios que dices amar! Y aprende a descansar en ese conocimiento esperando expectante lo que Dios hará en tu vida y a través de ella. Entonces podrás elevarte por sobre tus tormentas a un lugar de calma, porque el Señor que trabaja en ti te llevará al lugar de paz y gozo.

Mirando a Jesús,

Jen

Advertisements

2 Replies to “Recibiendo la fortaleza que necesitas”

  1. Me encanto este estudio. Estamos como familia pasando por tiempos muy difíciles y este estudio me ha llenado de esperanza. Gracias por todo lo que hacen, es bello. Sigan

  2. Buenas tardes, gracia y paz de nuestro Señor sea con ustedes.

    Que hermosa reflexión…desde que supe de Ama a Dios Grandemente leo, medito, aprendo y me fortalezco con cada material y cada una de sus reflexiones princesas del Señor, las cuales  recibo en mi correo.  Por la gracia de Dios su palabra abriga mi corazón y quisiera llenarlo cada día más de ella. En eso trabajo incansablemente, reconociendo la necesidad de muchos,  que no tienen conocimiento de Dios, de conocerle, aprender a amarle y también mi responsabilidad en compartir de gracia lo que de gracia he recibido; me gustaría contar con su ayuda y experiencia dándome ideas para hacer un plan de como llegar a las mujeres de mi comunidad de la  forma más sencilla y natural posible.  No estoy en cero soy creyente desde hace 17 años aproximadamente, he realizado muchos estudios en el instituto de capacitación de nuestra iglesia, tengo bastante conocimiento de la palabra y actualmente estudio teología (en ningún momento me jacto de estas cosas, si de algo me jacto es de Cristo),  lo más importante que tengo es un amor profundo por Dios, la lucha diaria por las disciplinas espirituales,  pero quizá falló en la elaboración de la estrategia, la aplicación y seguimiento.    gracias Dlb.  La verdad no entiendo mucho la razón por las que les escribo, pero Dios puso en mis pensamientos hacerlo y no lo desecharé.   

    Espero en el Señor recibir su respuesta, lo cual haré con aprecio.

    Atentamente,

    Natalid Barrá Sierva de Cristo

     

    En viernes, 16 de noviembre de 2018 7:35:53 GMT-3, Ama a Dios Grandemente escribió: | Edurne posted: “¿Recuerdas a Popeye? Era esa caricatura de un marinero que estaba enamorado de una chica llamada Olivia Oyl. Y bueno, como en todas las historias, había un chico malo, Brutus. El era grande, fuerte y muy tramposo, siempre estaba tratando de robarle la” | |

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.