Él sostiene todas las cosas

s4d1

S04-01

Cuando la vida se pone difícil, es difícil a veces comprender lo que Dios está haciendo. Los ataques vienen a nuestras vidas como las olas del mar a la orilla. Uno detrás de otro.

Cuando esto sucede, las promesas de Dios parecen distantes y lejanas y nuestro corazón comienza a dudar si Sus promesas son verdad.

Por eso Colosenses 1:15-16 es tan importante.

Aunque Dios es invisible, Jesús no lo es.

Cuando nos preguntamos cómo es Dios, todo lo que tenemos que hacer es mirar hacia Jesús.

Cuando las dudas y los miedos comienzan a hacernos dudar, debemos recordar esta importante verdad: TODAS las cosas, tanto en el cielo como en la tierra, han sido creadas por Él y para Él. Eso significa que este mundo, aunque parezca loco, está bajo Su control.

Podemos descansar en esta verdad sin importar quién tiene el poder en nuestros países, compañías, escuelas u organizaciones. Jesús está en control último de todo.

Jesús está sobre todas las cosas y no tiene rival.

JESÚS, la imagen visible de nuestro Dios invisible.

Cuando nos preguntamos cómo es Dios, si realmente se preocupa por nosotras cuando nuestro mundo se parece cada vez más a una espiral sin control, todo lo que tenemos que hacer es mirar la vida de Cristo.

Cuando lo hacemos, vemos a un Salvador sin pecado que murió de manera voluntaria en la cruz por los pecadores.

Vemos a un Salvador que caminó las sucias calles de Su tiempo, partió el pan con Sus amigos alrededor de las mesas, sanó a los enfermos y tuvo comparión con aquellos que otros nunca la hubieran tenido.

En Colosenses 1:17 se nos dice que Jesús tiene todo en Sus manos.

A causa de quién es Jesús, podemos consolarnos en la promesa de que Él tiene todo en control.

No se nos ha prometido una vida fácil. No se nos ha prometido una vida sin pruebas, dolor o traiciones. Lo que se nos ha prometido es que, sin importar dónde estemos o dónde vayamos, Dios está con nosotras (Juan 16:33)

Desde el principio del tiempo, Jesús ha estado obrando en nuestro mundo y en nuestras vida. Nada es una coincidencia, pues Él sigue escribiendo la historia de redención más maravillosa del tiempo a través de Su obra redentora en nuestras vidas.

Así que, no importa cuán liada esté tu vida ahora mismo. No importa cuántas piezas de tu corazón parezcan rotas, Jesús es más poderoso que aquello que te causa dolor. Puedes ver tu vida como algo que ya no se puede reparar, pero Jesús te ve como una obra en proceso.

Descansa en el conocimiento de que Jesús está en control. De la misma manera que Él sostiene el mundo en Sus manos, sostiene tu corazón también.

¡Ama a Dios Grandemente!

Angela

 

Hablemos: ¿De qué manera ha restaurado Dios tu vida?

 

Desafío Semana 4 – ¿Qué hay en tu vida que necesitas dejar que Dios restaure y sane?

 

Plan de lectura semana 4 –

s4

 

Versículo para memorizar semana 4 –

s4

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .