Dios hace que todo obre para bien

¿Amas a Dios? ¿Te ha llamado a una relación de salvación con Él, por gracia, a través de la fe?

Entonces, cristiana, necesitas saber algo.

Realmente lo sé.

Tú necesitas SABER que en este momento Dios está trabajando con todas las cosas para tu bien.

Escuchaste eso bien.

Todas las cosas.

Ese trabajo.

Esa gente.

Ese lugar.

Esas circunstancias.

Él está trabajando para tu bien y Su gloria en tu vida en este mismo momento.

Es una promesa irreal que probablemente hayas escuchado una y otra vez. Es posible que incluso lo hayas expuesto varias veces para aconsejar y alentar a otros. Es probable que algunas de ustedes lo tengan enmarcado y lo tengas a la vista de dónde estás sentada en este momento.

Pero por alguna razón, te cuesta mucho creerlo por ti misma.

Todas las cosas. Por tu bien.

Por favor, no me malinterpretes, Pablo, el autor de Romanos, no está diciendo que las cosas malas son buenas. Y este versículo ni siquiera promete que tu trabajo, esas personas, ese lugar o esas circunstancias vayan a mejorar (para el contexto, consulte el resto de Romanos 8 Pablo acaba de hablar sobre sus sufrimientos actuales, la debilidad e inutilidad… y está a punto de hablar de tribulación, angustia, persecución, hambre, desnudez, peligro y espada).

Lo que Pablo está diciendo es que Dios promete una vida nueva, una vida gloriosamente transformada, en Él a través de la esperanza del evangelio.

Un encuentro con Jesús lo cambia todo.

Cambia nuestra perspectiva, nuestras prioridades y nuestro propósito aquí y ahora…

Lo que una vez amé, y sobre lo que construí mi vida

Lo que todo este mundo reverencia, y pelea para poseer.

Todo lo que alguna vez pensé ganar he contado como pérdida

Gastado y sin valor ahora, en comparación con esto

Conociéndote, Jesús, conociéndote.

No hay cosa más grande…

-Robin Mark

… y asegura la gloria que será revelada (Romanos 8:18).

Para aquellos que están en Cristo Jesús, significa que nada puede separarnos de Su amor. Significa que somos más que vencedores a través de Aquel que nos amó (Romanos 8: 37-39)… y eso vale mucho más de lo que cualquier “buena” circunstancia mundana podría alcanzar para nosotros o para nosotros.

Si aún no estás viendo evidencia de Su bondad en tu situación actual, recuerda que Dios tiene un gran propósito más allá de lo que nuestros ojos pueden ver.

No te pierdas la continuación de este versículo: “Y sabemos que Dios hace que todas las cosas trabajen juntas para el bien, para los que aman a Dios, para los que son llamados de acuerdo con Su propósito, para aquellos que él también predestinó que fueran conformados a la imagen de Su Hijo.”

Él nos eligió, nos aseguró para siempre, para que seamos suyas. Él redime, trayendo belleza de las cenizas, y trabaja constantemente para adaptarnos a Su imagen, porque Él sabe lo que es mejor para nosotras mucho más de lo que podríamos saber por nosotras mismas.

¿Estás atrapada en la espera, buscando lo bueno?

“Todo funciona al final. Si aún no ha funcionado, entonces no es el final”. – Max Lucado

Agárrate fuerte, Dios está trabajando y no se ha perdido nada. Su victoria es segura. Su gloria será revelada. Y un día cuando aparezca Cristo, seremos como Él.

A sus pies

Whitney

Traducido por Joanna Pérez de Merino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .