Estoy contigo, hasta el final de los días

s1d5

S01-05

 

¿Te has sentido alguna vez, como que Dios te ha puesto en una situación imposible? ¿O quizás Él te está pidiendo algo que excede tus capacidades? eso fue posiblemente lo que los apóstoles pensaron cuando Jesús les dijo “id y haced discípulos en todas las naciones.”

 

¡En todas las naciones! ¿Cómo podrían hacer eso?

 

Me imagino el temor, las dudas, la incredulidad. Ellos conocían a Jesús.  Ellos sabían que Él era Dios y que Su voluntad era perfecta. Pero… ¿a todas las naciones?

 

Recuerdo la primera vez que viajé desde Caracas hacia el Amazonas. Viajamos en bus por más de 15 horas. Después de la sexta o la séptima hora, lo único que podía ver era tierra. Y más tierra. Y luego cruzamos un río. Y luego más tierra. Y cruzamos otro río. Y más tierra y entonces el río Orinoco. Y una hora y media después de cruzar el río Orinoco llegamos a Puerto Ayacucho.

 

Mi cabeza me daba vueltas. Oh, Señor, ¿Dónde me has traído? Estaba recién casada y mi esposo estaba muy emocionado de mostrarme su pueblo natal. Yo sabía que Dios me estaba llamando a servirle en la selva y me había preparado para ese viaje. Pero estaba tan cansada y me sentí tan abrumada con todo, que solo pensaba en salir corriendo. En Hechos 1:8 vemos el mandamiento de ser testigos hasta lo último de la tierra.

 

¡Y de verdad me sentía en lo último de la tierra!

 

Jesús sabía lo que sus discípulos estaban pensando. Él sabía que estaban contrariados y asustados. Él sabía que la tarea era grande y difícil. Sabía que era más grande que ellos. Así que Jesús les dio un mandato:

 

Por tanto, id y haced discípulos en todas las naciones,

Bautizándolos en el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo,

Enseñándoles que hagan todas las cosas como les he mandado.

 

Y después les dio una promesa:

 

Y He aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

 

No vamos con nuestras fuerzas. Vamos con la autoridad de Él que nos creó y redimió.” – John Piper

 

Quizás, Él te está pidiendo una tarea imposible. Quizás te está pidiendo que hagas algo para Su Gloria, que extiendas gracia, que perdones a alguien que te haya herido. Te puede estar pidiendo que renuncies a algo que te gusta, que cortes con esas amistades que no te convienen, que hagas esa llamada telefónica. Él te puede estar pidiendo que le des más. Más de tu tiempo. Más de tu dinero. Más de tu comodidad.

 

Y sea lo que Él te esté pidiendo. Él te está dando la misma promesa que les dio a Sus discípulos cuando les ordeno que fueran a las naciones.

 

Estoy contigo. Siempre. 

 

Es Su autoridad la que nos envía, Su autoridad la que nos guía, y Su autoridad la que nos empodera.

 

El poder está en Jesús. 

 

Cuando la tarea parece imposible, no pienses en todas las cosas que no puedes hacer. Mira a Jesús. Aférrate a ese poder que Él te da. Recuerda que Él está contigo siempre, y que no hay nada que no puedas hacer por medio de Él.

 

Jesús envió a Sus discípulos con una misión por cumplir. Él no los envió solos. La promesa de Su presencia continua era más que suficiente para fortalecerlos y guiarlos en la tarea de hacer discípulos de todas las naciones.

 

 Estoy contigo. Siempre. Hasta el fin del mundo.

 

Deja que la dulce voz de Jesús susurre a tu oído esa promesa hoy. Deja que Su presencia te dé fuerza y puedas llevar a cabo la tarea que Él te ha encomendado.

 

Contenta en Su servicio,

 

Edurne

 

 

Advertisements

5 Replies to “Estoy contigo, hasta el final de los días”

  1. Un fuerte abrazo y muchas gracias por estas palabras. No estoy en la Jungla como tu, pero estoy en Extremadura, España, que viene a ser casi lo mismo. Necesitaba escuchar estas palabras hoy y ha sido la forma que Dios tenía para asegurarme su presencia hoy. Después de 20 años en el ministerio todavía necesito que me lo recuerden de vez en cuando. Contenta en su servicio, Carolina

    1. Mi querida hermana gracias por compartir esta palabra. No te imaginas como la estaba necesitando.Dios te siga usando para Su gloria.

  2. Dios les bendiga, es una bendición para mi leer todas estas lindas experiencias , en especial en este momento me encuentro en un momento muy complejo siento que estoy atravesando un desierto y mi fé esta cansada, tengo muchas inseguridades, hoy he estado orando al Señor , quiero cambiar se que Dios puede hacer una obra grande y siento que el me ha hablado hoy. Un abrazo y gracias por dejarse usar por Dios- Estefany desde colombia

  3. Hola buen día tengas hoy lleno del amor de DIOS, quiero agradecerte por los estudios que me mandan son muy edificantes y de mucha bendición a mí vida, DIOS las siga utilizando grandemente en SU obra para gloria y honra de SU nombre, bendiciones ❤️

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.